Es noticia
Menú
Actos y tradiciones que hacen única la Semana Santa de Montoro
  1. Viajes
Fiesta de Interés Turístico

Actos y tradiciones que hacen única la Semana Santa de Montoro

Sus procesiones centenarias, las 'carrerillas' o los romanos desfilando por calles y plazas son solo algunas de las tradiciones que pueden vivir los visitantes que se acerquen a la localidad cordobesa en esta época del año

Foto:

Hablar de Montoro supone describir una de las localidades más icónicas de la provincia de Córdoba. El pueblo se encuentra situado en pleno Parque Natural Sierra de Cardeña-Montoro —a unos 40 kilómetros de la capital— y cuenta con una espectacular panorámica marcada por el curso del Guadalquivir, que rodea la ciudad dejando un tatuaje natural con su identificativo meandro.

Al olor del cauce del río se suma, en estas fechas, el aroma de los pestiños, el incienso, la llama quemando las velas o el del frescor furtivo que, muchas primaveras, trae en Semana Santa el mes de abril. Y es que la Semana de Pasión constituye uno de los eventos más arraigados de la localidad, ostentando, desde el año 1998, el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Los desfiles del Imperio Romano, el Nazareno o Rey de Montoro y el Coro de Jesús Nazareno son alguna de sus señas de identidad

Una de las claves de la idiosincrasia de esta Semana Santa es la enorme participación de los montoreños. “El pueblo se vuelca. La semana previa la gente engalana sus fachadas, y coloca macetas y colgaderas”, comenta el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Montoro, Juan de Dios Simón, quien destaca que “son muchos los montoreños que tuvieron que emigrar y vienen a la llamada de la sangre”. Algo que hace triplicar, según sus cálculos, los habitantes durante los siete días que dura La Pasión.

La afición musical es otro de los tesoros inmateriales de esta Semana Santa, que cuenta en su haber con cinco agrupaciones: la asociación músico cultural Juan Mohedo, la Banda del Tambor y Cornetas Amor y Paz, la Agrupación Musical Jesús Caído, la banda de música de Santa Cecilia y la del Imperio Romano, —compañía militar compuesta por 500 personas—.

placeholder Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Aunque el pueblo acoge con los brazos abiertos a cualquier visitante durante esta época, comprender la importancia de la Semana Santa de Montoro requiere tiempo, entrega y un cierto conocimiento del simbolismo y las implicaciones de cada uno de sus eventos. Para facilitar este último punto, a continuación hacemos una guía con algunos de los acontecimientos más destacados:

  • Viernes de Dolores: Este día empieza la fiesta de la pascua montoreña y el Imperio Romano realiza ensayos de sus desfiles en diferentes enclaves de la ciudad como son la plaza de España, la de Jesús Nazareno, del Charco y la iglesia de San Juan de Letrán. Durante la jornada, el Coro de Nuestro Padre Jesús Nazareno también llena las calles del pueblo con música que data del siglo XVII y que se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días.
  • Sábado de Pasión: Este mismo Coro y el Imperio Romano con sus desfiles también son los protagonistas el Sábado de Pasión, cuando el Teatro Municipal Miguel Romero Esteo se llena para escuchar el pregón de Semana Santa, un anticipo de los días de Pasión que están por llegar.
  • Domingo de Ramos: La Hermandad de la Borriquita empieza su estación de penitencia el Domingo de Ramos en el barrio de Retamar —la pequeña Triana— hasta llegar a Montoro, haciendo un símil con la llegada de Jesús a Jerusalén. A lo largo del recorrido, destacan las “carrerillas”, marchas más alegres que agilizan el paso con el objetivo de aliviar el peso entre los costaleros en calles escarpadas. Este día también se produce el trasladado del Cristo de las Penas, una imagen del siglo XVII, desde la iglesia del Carmen a Santa María de la Mota para que pueda hacer su estación de penitencia el Miércoles Santo.
  • Lunes Santo: Otro traslado, en esta ocasión del Cristo de la Misericordia, se produce el Lunes Santo desde la parroquia de San Bartolomé a la iglesia Auxiliar de San Sebastián.
placeholder  Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
  • Martes Santo: La Cofradía más joven de Montoro, la de la Humildad, expone ante los montoreños dos pasos: uno de misterio, el de Jesús ante Pilatos; y otro de palio, el de la Virgen de Consolación y Esperanza.
  • Miércoles Santo: El tambor ronco que acompaña al Cristo de las Penas rompe el silencio de las calles el Miércoles Santo, recorriendo todo el casco antiguo por sus escaleras quebradas y estrechas calles.
  • Jueves Santo: Se considera el Día de la Mujer Cofrade en Montoro. Alrededor de 180 costaleras llevan sobre sus hombros el peso de tres de los cinco pasos que hacen su estación de penitencia: Jesús Orando en el Huerto, el Cristo de la Humildad y el Ecce Homo. Estas imágenes y la iconografía de María Santísima de los Afligidos pertenecen a la Cofradía de la Santa Vera Crux, la más antigua del municipio, que data de 1554. Junto a estas hace su estación de penitencia la Hermandad de la Flagelación y los Dolores con el paso Jesús amarrado a la columna. En esta jornada por las calles de la localidad desfilan unos 2.000 montoreños, cifra nada desdeñable si se tiene en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de Montoro no supera los 9.321 habitantes.

El Día de la Mujer Cofrade en Montoro unas 180 costaleras llevan sobre sus hombros tres de los cinco pasos que hacen su estación de penitencia

  • Viernes Santo: La Noche del Padre Jesús, uno de los momentos más esperados, llega la madrugada del Viernes Santo. En un periplo de no más de 150 metros, con una duración de una hora, se suceden las saetas en honor al Rey de Montoro y el Coro de Jesús Nazareno interpreta uno de los antiquísimos cantos oriundos de la localidad, la sentencia de Pilatos. El mismo día por la mañana se celebra el Sermón del Paso, donde se interpretan las sentencias La buena, La confrontación del Ángel y La mala (o de Pilatos), y se representan el acercamiento de San Juan, la limpieza del rostro por la mujer Verónica, el acompañamiento de María Magdalena y la escena del impedimento de que María se acercase a su hijo en la plaza de España. Por la tarde, es el Imperio Romano el que llena de color y ritmo las calles con su desfile en el que acompaña a las autoridades locales en su salida desde el Ayuntamiento.
  • Domingo de Resurrección: La Semana de Pasión concluye con otro símil en el que Jesús resucitado vuelve a Jerusalén, en este caso desde el barrio de Gracia, a las afueras de la localidad, hasta el centro de Montoro.

Hablar de Montoro supone describir una de las localidades más icónicas de la provincia de Córdoba. El pueblo se encuentra situado en pleno Parque Natural Sierra de Cardeña-Montoro —a unos 40 kilómetros de la capital— y cuenta con una espectacular panorámica marcada por el curso del Guadalquivir, que rodea la ciudad dejando un tatuaje natural con su identificativo meandro.

ECBrands BrandsTurismoyCultura