Es noticia
Menú
Ocho razones para visitar (y enamorarte de) Andalucía esta Semana Santa
  1. Viajes
del 10 al 17 de abril

Ocho razones para visitar (y enamorarte de) Andalucía esta Semana Santa

Playa, montaña, pueblos y ciudades llenos de vida... La región lo tiene todo para triunfar en esta época del año. Hacemos un recorrido por algunas de las localizaciones y tradiciones más icónicas.

Foto:  (Foto:Cortesía)
(Foto:Cortesía)

Después de dos años convulsos, marcados por las restricciones para frenar la propagación del coronavirus, que provocaron la suspensión de los festejos y de las procesiones previstas, Andalucía se prepara para recuperar, del 10 al 17 de abril, sus tradiciones de Semana Santa.

Cada provincia cuenta con su encanto particular que pasa por múltiples costumbres y tradiciones culturales, pero, más allá de los pasos y las saetas, la comunidad ofrece paisajes naturales, experiencias y una oferta gastronómica que cada año atrae a turistas de todo el mundo. Aunque hay miles de propuestas, a continuación recopilamos ocho razones de peso por las que esta Semana Santa es recomendable visitar la región andaluza:

1. La Madrugá (Sevilla)

La Semana Santa de Sevilla volverá a tener procesiones en la calle después de dos años de pandemia. Con independencia de las creencias o el fervor religioso, es difícil no emocionarse con la devoción de los miles de sevillanos que durante estas fechas salen a la calle para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo; un acontecimiento digno de ver y vivir que ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional (al igual que la de Málaga y Granada).

Entre el domingo de ramos y el de resurrección se suceden los cultos y actos a lo largo y ancho de la ciudad, pero, entre todos ellos, destacan los que tienen lugar en el paso del Jueves Santo al Viernes Santo, lo que se conoce como La Madrugá. Durante esa noche salen a la calle algunas de las procesiones más populares y carismáticas. En total seis hermandades: el Gran Poder, la Macarena, el Calvario, la Esperanza de Triana, los Gitanos y El Silencio, cuyos nazarenos mantienen el voto de silencio durante todo el recorrido.

placeholder Virgen de la Esperanza de Triana (Foto: EFE)
Virgen de la Esperanza de Triana (Foto: EFE)

Además de los nazarenos, las hermandades y los pasos, la capital andaluza ofrece otras alternativas. Muchos turistas aprovechan la visita para conocer la Catedral y otros templos como la Iglesia del Salvador o la Basílica de Jesús del Gran Poder —que en estas fechas están vestidas con sus mejores galas—, pasear por barrios históricos como el de Triana o acercase a monumentos como el Alcázar o la icónica Plaza de España.

2. Procesiones con vistas a La Alhambra (Granada)

La Semana Santa granadina se distingue por la sobriedad de sus pasos, pero también por el enclave único en el que discurren sus procesiones. Las estrechas calles de Albaycín sirven de escenario al Cristo del Silencio y las tres Vírgenes del barrio —la de la Concha, la Estrella y la Aurora—, mientras que las colinas del Sacromonte acogen el paso del Cristo de los Gitanos, que tiene una duración de 12 horas y parte desde la Catedral. Estos y otros espectáculos, con la Alhambra iluminada como fondo, son, sin duda, uno de los mayores reclamos de la ciudad.

placeholder

Durante esas fechas, los alrededores de la ciudad también ofrecen otros planes culturales, de ocio y deportivos que permiten vivir Granada en paralelo a las procesiones. Las pistas de la estación de Sierra Nevada estarán abiertas hasta el 1 de mayo, si las condiciones lo permiten, y también es una buena época para visitar la zona de La Alpujarra y sus pueblos o emplazamientos naturales y yacimientos como Los Cahorros del Monachil o las Cueva de las Ventanas de Píñar.

3. “El abuelo” (Jaén)

La Semana Santa jienense combina la solemnidad de Castilla con el esplendor de Andalucía durante estas fechas. El momento álgido se vive en la madrugada del Viernes Santo, cuando la imagen que aúna mayor número de penitentes, la de Jesús Nazareno, conocido popularmente como “El Abuelo”, inicia su recorrido por las calles del centro de Jaén. Además, en la ciudad hay otros puntos de interés entre los que destacan la Catedral, una joya del renacimiento; el Castillo de Santa Catalina, que ofrece una vista panorámica de la capital; o los Baños Árabes, los más grandes de España.

Otros municipios que cobran especial interés en esta época son Alcalá la Real, Baeza, Linares, Martos, Torredonjimeno, Santisteban del Puerto y Úbeda. Todas ellas catalogadas como Fiestas de Interés Turístico.

placeholder Sacra Capilla del Salvador (Úbeda)
Sacra Capilla del Salvador (Úbeda)

El Parque Natural de la Sierra de Cazorla es otro de los tesoros de la provincia, que también destaca por su apuesta por el oleoturismo. Cuenta con la mayor extensión de campos dedicados al cultivo del olivo del planeta y es la principal zona de producción de aceite de oliva virgen extra del mundo. Algunas de sus más de 300 almazaras admiten visitas al público y un viaje a Jaén en condiciones no debe terminar sin una cata de aceite.

4. Tiempo de pestiños y torrijas (Córdoba)

La Semana Santa Cordobesa, a diferencia de otras, es más íntima y silenciosa. Por las plazas, rincones y callejuelas del casco histórico de la capital (Patrimonio de la Humanidad) desfilan cerca de 40 cofradías que en la actualidad hacen estación de penitencia. Entre las imágenes más veneradas cabe destacar El Rescatado, que parte de la parroquia de Nuestra Señora de Gracia o la del Cristo del Remedio de Ánimas, que lo hace desde la Iglesia de San Lorenzo.

Además de por sus actos litúrgicos, la Semana Santa cordobesa es conocida por su patrimonio gastronómico, que también cuenta con un buen número de devotos. Es difícil atribuir platos típicos de estas fechas a territorios concretos, ya que prácticamente todo el mediterráneo —especialmente Andalucía— comparte unas elaboraciones muy similares, pero en esta época, es habitual que muchos restaurantes de la provincia incluyan en sus cartas platos típicos, entre los que destacan el bacalao o los conocidos potajes de vigilia y dulces como las torrijas, los pestiños o la leche frita, entre otros. Los municipios de Lucena, Cabra, Puente Genil y Priego de Córdoba participan además en la Ruta de Cocina y Repostería de Cuaresma y Semana Santa enmarcada en la iniciativa Caminos de Pasión.

placeholder

5. Naturaleza en estado puro (Huelva)

Los primeros documentos que hacen referencia a la celebración de la Pasión de Cristo (similar a la Semana Santa de hoy en día) en Huelva se remontan al siglo XVI. Ya sea en la capital, o en municipios como Ayamonte, las fiestas destacan por su solemnidad y por enclavarse en un marco natural incomparable. Además, en algunas localidades permanece también la tradición de la "quema del Judas", que tiene lugar durante el sábado santo o el domingo de resurrección y consiste en apedrear y quemar un muñeco que simula a Judas.

Huelva también tiene un plan reservado para aquellos que no son tan devotos y buscan huir del ruido de la ciudad y las bandas de Semana Santa. Abril es un buen mes para disfrutar de los paisajes y la fauna salvaje que ofrecen el Parque Nacional de Doñana —Patrimonio de la Humanidad por la Unesco— o las Marismas del Odiel, y el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche está repleto de pueblos donde la tranquilidad y la oferta gastronomía están asegurados.

placeholder

6. Rincones secretos (Málaga)

En Málaga, la llamada Semana de la Pasión se vive con alegría, entre vítores, saetas espontáneas y aplausos al paso de las imágenes. Junto con la tradición de liberar a un preso sin delito de sangre cada Miércoles Santo por la Cofradía de Jesús El Rico, destacan las procesiones militares. En especial la de los Legionarios, que se celebra el Jueves Santo y reúne a miles de turistas que se acercan para ver y escuchar a los soldados entonar "El novio de la Muerte", mientras sostienen la imagen del Cristo de Mena.

Las playas de la Costa del Sol también son un punto de referencia para aquellos que preparan su primera escapada en busca del sol y mar, y en estas fechas se puede aprovechar para visitar algunos de los rincones más pintorescos de la Serranía de Ronda. Una de las rutas más concurridas recorre Ronda, Benaoján, Montejaque, Jimera de Líbar, Atajate, Benadalid, Algatocín, Gaucín y Casares, los Pueblos Blancos malagueños, famosos por sus casas encaladas, sus estrechas calles empinadas y las magníficas vistas que ofrecen.

placeholder Puente nuevo en Ronda (Foto: Sergio Rota - Unsplash)
Puente nuevo en Ronda (Foto: Sergio Rota - Unsplash)

7. El mejor atardecer de España (Cádiz)

La pasión y la entrega de las hermandades y las cofradías gaditanas son una de las señas de identidad de la Semana Santa en Cádiz. La música también está muy presente en los desfiles, donde es frecuente escuchar trompetas y tambores, junto con las saetas que salen desde los balcones. Además de la capital, es recomendable visitar otros municipios cuyas fiestas están catalogadas de Interés Turístico. Entre ellos Jerez de la Frontera, San Fernando, Sanlúcar de Barrameda o San Roque.

La provincia cuenta con más de 260 kilómetros de costa repletos de playas y pueblos costeros que también merece la pena conocer, especialmente cuando cae el sol. Los atardeceres en Cádiz son popularmente conocidos por su belleza y su luz especial y hay infinidad de localizaciones desde donde contemplarlos. En la capital destaca la playa de La Caleta, en Chiclana la de la Barrosa y en Conil la de los Bateles, entre muchas otras.

placeholder Playa de la Barrosa (Foto: David Ramírez - Unsplash)
Playa de la Barrosa (Foto: David Ramírez - Unsplash)

8. Calas y playas vírgenes (Almería)

Más de 15.000 cofrades transforman Almería durante la Semana Santa, que se celebra entre el sábado de pasión y el domingo de resurrección. La fiesta tiene varios momentos destacados, como los encuentros o las subastas gastronómicas del domingo de resurrección, y el aspecto musical es clave, en ocasiones incluso más importante que el propio cortejo.

En la provincia los viajeros pueden encontrar paisajes de montaña, desiertos de cine, cuevas y parajes naturales únicos como el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, el mayor espacio protegido del litoral Mediterráneo. En sus más de 450 kilómetros cuadrados convergen playas vírgenes —como las de Mónsul, Los Genoveses y Carnajes—, salinas, zonas con aguas cristalinas o acantilados; algunos de los más conocidos son los de Punta de los Muertos y Mesa Roldán.

placeholder

Después de dos años convulsos, marcados por las restricciones para frenar la propagación del coronavirus, que provocaron la suspensión de los festejos y de las procesiones previstas, Andalucía se prepara para recuperar, del 10 al 17 de abril, sus tradiciones de Semana Santa.

ECBrands BrandsTurismoyCultura Brands Turismo Andaluz