Gastronomía: No solo de cachopo vive el hombre: cinco platos asturianos que tienes que descubrir
asturias a través de su gastronomía

No solo de cachopo vive el hombre: cinco platos asturianos que tienes que descubrir

Más allá de los clásicos, la gastronomía asturiana nos deja varios platos que nadie se puede perder. Si quieres descubrirlos, te hemos preparado un menú que no te dejará indiferente

Foto:

De entre todos los paraísos gastronómicos que rodean España, quizá el de Asturias sea el más significativo. Y de todo su abanico, el imaginario popular y la tradición nos sumerge en dos platos que destacan por encima de los demás: la típica fabada asturiana y el cachopo, que en los últimos años se ha convertido en la mayor sensación culinaria de nuestro país.

Sin embargo, la gastronomía de Asturias va mucho más allá. Si quieres descubrirla, prepárate: te hemos preparado un menú para que descubras aquellos platos que te harán plantearte el Principado como tu próximo destino de vacaciones.

1. Pote de castañas

Seguramente conozcas el tradicional pote de fabes asturiano, pero si aún no conoces el pote de castañas, créenos, no sabes lo que te estás perdiendo. Este plato está especialmente diseñado para los que quieren disfrutar de la gastronomía asturiana de forma más ligera o haciendo hueco para otros platos.

El tipo de castañas dependerá de la época del año. El pote se hace con castaña fresca a finales de otoño, pero el resto del año se puede recurrir a la mayuca (o pilonga), que para muchos es la mejor a la hora de ser guisada. En cualquier caso, disfrutarás de uno de los mejores platos de la gastronomía de la región.

2.- Pitu de caleya

Los 'pitus de caleya' son los 'pollos de camino', es decir, aquellos autóctonos que no se crían en corrales, sino que se alimentan de maíz, semillas, cereales o hierbas que encuentran por los pueblos de la zona.

Una de las mayores ventajas de estos pollos es que generalmente son más grandes que los de corral. Además, a la hora de disfrutarlos en un buen plato, su tipo de alimentación produce una carne mucho menos grasa. Uno de los grandes descubrimientos gastronómicos que puedes hacer en Asturias.

3.- Fritos de Pixín

El pixín es el nombre que en Asturias se refiere al rape, uno de los manjares más originales que te puedes encontrar a la hora de disfrutar del pescado a lo largo y ancho del Principado.

Para hacer los fritos de pixín es imprescindible separar la carne de la cola del rape. Una vez separados, hay que cortarlos en pequeños cuadrados y acompañarlos de aceite, ajos y un chorro de limón. Tras rebozarlos con huevo y harina y freírlos, podrás disfrutar de este plato, que se encuentra en la práctica totalidad de los bares de Asturias.

4.- Carbayones

No solo de grandes platos vive Asturias, así que es hora de pasar a los postres. Si te gusta el dulce, esperamos que hayas hecho hueco en el estómago, porque existen verdaderas joyas gastronómicas que no vas a querer dejar a un lado.

Los carbayones son un pastel de almendra recubierto de yema de huevo y azúcar. Con una receta tradicional y totalmente asentados dentro de la cultura gastronómica de la región, este dulce es la coronación perfecta a una buena comida.

5.- Frixuelos

Otra de las joyas asturianas de cara al postre y una de las más versátiles. Da igual qué tipo de sabores te gusten más porque los frixuelos, partiendo de su masa principal (leche, huevos harina, sal, azúcar y levadura), pueden ser tanto dulces como salados, dependiendo de lo que se les añada (frutas, verduras, hortalizas, carne, etc.).

Típicos del antroxu (carnaval), además tienen dos tipos de preparación. La tradicional deja unos frixuelos con una presentación en forma de espiral; la más moderna, las presenta como las típicas tortitas o 'crepes' a las que también estamos acostumbrados.

Viajes