conozca las focas nerpa, una especie que no habita en ningún otro lugar

Viaje al lago Baikal siberiano: el reino de hielo con el agua más cristalina del mundo

Rodear esta enorme balsa de agua supondría hacer un viaje de 2.000 kilómetros alrededor de un paraje donde el hielo es tan puro que se puede ver a través de él como si fuera cristal

Foto: Uno de los bloques de hielo transparente que se pueden ver en el lago Baikal (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
Uno de los bloques de hielo transparente que se pueden ver en el lago Baikal (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

Si después de ver la película Frozen no ha parado de soñar con fantásticos reinos de hielo, debe saber que este idílico mundo de agua congelada existe: está en Siberia, en Rusia, y se puede encontrar en el lago Baikal. Con sus 636 kilómetros de longitud y sus 80 kilómetros de anchura, esta masa de líquido elemento se congela por completo en invierno creando un paisaje espectacular donde incluso se pueden contemplar olas en movimiento petrificadas por la acción del frío.

El lago Baikal congelado aguanta vehículos sobre el agua (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
El lago Baikal congelado aguanta vehículos sobre el agua (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

A pesar de que el lago Baikal es el más profundo del mundo –1.680 metros reconocidos hasta el momento– y circunvalarlo entero supondría un viaje de 2.000 kilómetros, su agua se congela por completo alcanzando un grosor de nada menos que un metro. Sobre esta capa de hielo se puede transitar sin ningún miedo en todo tipo de vehículos, desde motos de nieve hasta todoterrenos e incluso camiones, pues cada diez centímetros de espesor aguantan un peso de 20 toneladas.

La solidificación del lago Baikal por el efecto del frío ha provocado que en su entorno se creen figuras únicas de singular belleza. A las ya mencionadas ‘estatuas’ que crean las olas se unen los dibujos que las burbujas heladas trazan bajo los pies de quienes lo visitan. La pureza del agua, considera la más cristalina del mundo, conforma pedazos de hielo tan transparentes que incluso se puede ver a través de ellos como si de un cristal se tratase.

El hielo del lago Baikal forma diferentes texturas (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
El hielo del lago Baikal forma diferentes texturas (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

Paraíso para fotógrafos, este lugar de Siberia permite captar imágenes impresionantes al atardecer y anochecer: el sol, al incidir en horizontal sobre el hielo, lo maquilla por dentro simulando que en su interior ha quedado atrapada alguna bombilla que aún saca fuerzas para brillar. Naranjas y rosas son los colores favoritos por el astro rey para teñir el agua del lago Baikal –que no se derretirá hasta finales de abril–, aunque también se deja ver algún tono verdeazulado que convierte Rusia en un escenario lleno de ‘criptonita’ no apto para Supermán.

Experiencias en el lago Baikal

Cueva de hielo (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
Cueva de hielo (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

Aunque visitar el lago Baikal es ya de por sí una experiencia única, en sus alrededores también se pueden realizar otras actividades con las que vivir momentos inolvidables. Entre ellas, un paseo en aerodeslizador ‘overcraft’ que viaja a una velocidad de entre 60 y 80 km/h sobre el lago congelado. Durante el trayecto verá algunas de las señales de tráfico clavadas sobre el hielo que orientan a los conductores en un paisaje desértico.

Además, conocerá en primera persona a las focas nerpa, especie endémica de este enclave siberiano que no habita en ningún otro lugar del mundo. Este tipo de focas es el único que vive en agua dulce, y los expertos aún se preguntan cómo pudieron llegar hasta un lago muy distanciado de cualquier masa salada.

En el lago Baikal, el hielo adquiere las tonalidades del cielo (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
En el lago Baikal, el hielo adquiere las tonalidades del cielo (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

El Baikal está ubicado en una región muy vinculada con el chamanismo por su proximidad a Mongolia, y en las cercanías pueden visitarse algunos templos propios de la etnia de los buriatos. Tampoco puede faltar un paseo por el pueblo de Listvyanka, donde se encuentra un famoso mercado tradicional de pescado que vende el típico omul –una especie de salmón que se consume ahumado o al horno–.

En España, tan solo la agencia Pangea ofrece viajes al lago Baikal. Sin duda, un enclave que nos dejará una sonrisa ‘congelada’ en el rostro… literalmente.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios