Es noticia
Menú
'Obi-Wan Kenobi' (Disney+) no te ha gustado y Hayden Christensen sabe por qué
  1. Televisión
  2. Series TV
ACABA LA MINISERIE EN DISNEY+

'Obi-Wan Kenobi' (Disney+) no te ha gustado y Hayden Christensen sabe por qué

Para ser el segundo gran atractivo —y el salvavidas— de la propuesta de Disney+, el actor canadiense se ha dejado ver mucho menos de lo que el espectador se imagina

Foto: El villano Darth Vader en un fotograma de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney)
El villano Darth Vader en un fotograma de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney)

Nadie parecía tener muy claro qué pasaba con 'Obi-Wan Kenobi' hasta hace unos días. La serie, que emitió su sexto y último episodio el pasado miércoles, había resultado decepcionante, olvidable e irrelevante durante más de un mes, pero era sorprendentemente difícil terminar de articular el porqué. Ya no.

Si en el año 2005, recién estrenado en cines el episodio III de 'Star Wars' —'La venganza de los Sith'—, la marca hubiera anunciado un 'spin-off' con el mismísimo Ewan McGregor como reclamo, a nadie se le habría ocurrido pensar que el proyecto podría haber sido otra cosa que un éxito rotundo.

Prácticamente, no le hemos visto el pelo a Hayden Christensen hasta el capítulo final

Sin embargo, 'Obi-Wan Kenobi' ha corrido una suerte distinta en su aterrizaje en forma de serie en el catálogo de Disney+ (puedes suscribirte aquí). Y la explicación, disipadas las dudas que han sembrado las primeras cinco horas de metraje, brota ahora claramente del otro cabeza de cartel de este festival de la nostalgia galáctica: Hayden Christensen.

El actor canadiense, que dio vida a Anakin Skywalker en los episodios II y III de la trilogía de precuelas en los primeros 2000, retoma en la serie su transformación en Darth Vader, en un momento crucial de la génesis del personaje. Sabidos los tremendos embrollos organizativos de un proyecto que en origen iba a ser una película, la confirmación de la presencia de Christensen parecía motivo de alivio.

placeholder Ewan McGregor en una imagen de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney+)
Ewan McGregor en una imagen de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney+)

La serie arrancó con Obi-Wan escondido en el planeta remoto de Tatooine para huir del exterminio jedi ordenado por el Imperio Galáctico. Pese a ello, el caballero acababa abandonando su exilio para rescatar a Leia, la hija perdida de Anakin, de un secuestro que se reveló como una trampa para atraerlo hasta las garras de Vader.

Poco oxígeno

Del mismo modo, el Kenobi de Ewan McGregor ha actuado sobre los espectadores como un cebo plantado por la Fuerza misma. No se explica de otra manera que numerosos forofos hayan acudido, semana a semana, a una cita con una serie tan displicente con su propio protagonista. Incapaz de contar una hazaña a la altura del personaje que le daba título, la producción ha hipotecado su trama única y exclusivamente a las apariciones de su villano.

Solo Hayden Christensen ha hecho a 'Obi-Wan Kenobi' descollar por encima de la línea del mínimo exigible, y no con tanta frecuencia. Tras cinco episodios, únicamente las visiones del protagonista en el desierto, una breve ampliación de la masacre de niños del final de 'La venganza de los Sith', un plano efímero de un tanque de 'bacta' y un 'flashback' de un entrenamiento entre Kenobi y un Anakin rejuvenecido por CGI habían sabido dar a la serie la hondura que se le presumía. Todos ellos, chutes de oxígeno patrocinados por el canadiense.

placeholder Darth Vader en un fotograma de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney)
Darth Vader en un fotograma de 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney)

Y sin apenas enseñar la cara, además. Para ser el otro gran atractivo —y el salvavidas— de 'Obi-Wan Kenobi', Christensen se ha dejado ver en la serie mucho menos de lo que el espectador se imagina. El especialista de acción Dmitrious Bistrevsky contó en Instagram que hasta tres personas han dado vida a Darth Vader en esta serie: él es quien viste el traje cuando vemos al villano con el casco puesto, y otro especialista, Tom O'Connell, lo encarna en las escenas de acción. El veterano James Earl Jones, con la ayuda de un generador de voz con IA, le ha puesto voz.

Entonces ¿dónde ha estado todo este tiempo Hayden Christensen? Pues, seguramente, esperando su gran ocasión, que llegó con el sexto y último episodio de la serie. Lo cierto es que, salvo por los 'flashbacks' mencionados más arriba, prácticamente no le habíamos visto el pelo a Christensen hasta el capítulo final, en el que el canadiense realiza una desgarradora última aparición. Pero qué aparición.

Miles de fans han dispensado una miniserie mediocre por el rostro deformado de Anakin

Resuelto el rapto de la que en el futuro se convertirá en la princesa Leia, Obi-Wan se desvía hacia un planeta abandonado para batirse en un duelo definitivo con su antiguo aprendiz y tratar de abrir en su armadura una rendija para la cura y el perdón. Lo consigue de forma literal, resquebrajando el casco de Vader y dejando a la vista lo único por lo que miles de fans han sabido dispensar una miniserie mediocre: el rostro deformado por el rencor de Anakin Skywalker.

Los muy cafeteros ya habían podido ver un momento similar en un episodio de la serie animada 'Star Wars: Rebels', que mostraba un enfrentamiento entre Darth Vader y su antigua 'padawan', Ahsoka Tano, quien tuvo después a su vez su presentación en imagen real en la segunda temporada de 'The Mandalorian'. Sin embargo, no habían visto nada como esto.

placeholder La última aparición de Hayden Christensen en 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney+)
La última aparición de Hayden Christensen en 'Obi-Wan Kenobi'. (Disney+)

El despliegue presupuestario del resto de la serie enrojece de vergüenza ante esta última secuencia, capaz de invocar la emoción, el estilo y el riesgo de otras estampas legendarias de la saga como ningún otro instante de 'Obi-Wan Kenobi' ha sabido hacerlo. Ni siquiera la cámara de la directora, Deborah Chow, puede contener el vaivén de la mirada temblorosa con la que rueda los contornos de los contrincantes, perfilados por la luz de sus sables.

En realidad, tampoco es que veamos en este cara a cara el rostro de Christensen como tal, sino una gruesa capa de maquillaje y prostéticos rodeando su ojo izquierdo. Pero ese iris anaranjado, ardiente de rabia adolescente, esconde toda la humanidad del mundo y redime la serie. Cinco horas de excusas para llegar hasta aquí.

Nadie parecía tener muy claro qué pasaba con 'Obi-Wan Kenobi' hasta hace unos días. La serie, que emitió su sexto y último episodio el pasado miércoles, había resultado decepcionante, olvidable e irrelevante durante más de un mes, pero era sorprendentemente difícil terminar de articular el porqué. Ya no.

Disney+
El redactor recomienda