CRÍTICA

'The Sleepers' (HBO): una de espías en la decadente y extinta Unión Soviética

Cuando el Imperio soviético se está desmoronando, una mujer queda atrapada entre los dos mundos que suponen la Seguridad del Estado y los disidentes

Foto: Imagen promocional de 'The Sleepers'. (HBO)
Imagen promocional de 'The Sleepers'. (HBO)

Tras el éxito de 'Chernobyl', HBO vuelve a intentarlo con 'The Slepeers', un 'thriller' de espías más bien lento y pausado, protagonizado por una mujer. Se desarrolla a finales de 1989 en Checoslovaquia, coincidiendo con la Revolución de Terciopelo que puso fin a 40 años de férreo comunismo en aquel país. Ni de lejos roza la maestría del drama sobre aquella infamia que segó miles de vidas en Ucrania, pero merece la pena darle una oportunidad, sobre todo porque este tipo de series tan arriesgadas no son fáciles de ver en las grandes plataformas de pago.

Entre lo mejor de 'The Sleepers', el rigor y la cuidada ambientación con que muestra las miserias y penurias vividas bajo el todopoderoso imperio soviético, solo conocidas tras el fin de la Guerra Fría. Los ciudadanos de la extinta URSS, la gran potencia que hacía sombra a los EEUU, vivían hasta entonces controlados por el régimen, subyugados por el miedo y embadurnados por la pobreza. Solo unos pocos se atrevían y lograban huir.

La misteriosa desaparición del marido de la protagonista en la Praga postsoviética es eje central de esta ficción

La pareja protagonista de 'The Sleepers' dejó un buen día atrás aquella Checoslovaquia comunista, oscura y gris. Cuando quisieron volver, se encontraron con un 'infierno' peor del que huyeron.

Imagen de 'The Sleepers'. (HBO)
Imagen de 'The Sleepers'. (HBO)

¿Dónde está Viktor?

La historia comienza en Londres, en octubre de 1989: el matrimonio formado por Marie (interpretada por Tatiana Pauhofova) y Vicktor (Martin Mysicka), que desertaron de Checoslovaquia en circunstancias dramáticas hace 12 años, se dirige a Praga. Marie, violinista profesional, quiere volver a ver a su familia, pero las intenciones de Viktor son menos claras.

Ambos tienen claro que después de la agitación política en Alemania del Este, Hungría y Polonia, los vientos de cambio pronto también se extenderán por Checoslovaquia. Pero no tardan mucho en darse cuenta de que ese tiempo aún no ha llegado. Lo que iba a ser un reencuentro familiar, se convierte en una pesadilla. Sufren un grave atropello en plena calle.

Cuando Marie despierta del coma, dos días después, se encuentra con la sorpresa de que nadie sabe nada del paradero de Viktor. Incluso la policía cuestiona su versión de los hechos. Preocupada y angustiada, termina sola, en un país que ya no comprende y que no la comprende tampoco a ella. No es más que la punta del iceberg de una trama de espionaje en que están implicados británicos, checos y soviéticos.

Imagen de la miniserie 'The Sleepers'. (HBO)
Imagen de la miniserie 'The Sleepers'. (HBO)

Ella, sin embargo, no cejará en su empeño por encontrarlo. Por el camino, descubrirá el verdadero motivo de su vuelta a Praga. Y es que Viktor (Martin Mysicka) era uno de los intelectuales disidentes del régimen comunista checo, lo que les obligó a huir del país en su momento. No obstante, parece que su compromiso con la causa no terminó entonces.

Marie no está del todo sola. Otros enigmáticos personajes también están empeñados, por intereses bien distintos, en dar con su paradero: dos agentes de Seguridad del Estado, la embajadora británica del país, un expolicía de frontera, un antiguo amigo disidente y una hermana mayor de Marie, consumida por los años de dictadura y penurias que la protagonista dejó atrás en su huida. No perdona a su hermana. Imperdible la secuencia del reencuentro entra ambas... lleno de reproches y rencor por las deudas contraídas que tuvo que pagar ante el régimen por ser la hermana de una disidente.

Imagen de 'The Sleepers'. (HBO)
Imagen de 'The Sleepers'. (HBO)

Una mágica fotografía llena de tonos grises y oscuros colores ambienta exquisitamente esa Praga con aire añejo y decadente, en el que además nadie se fía de nadie, y con razón. Un escenario perfecto donde se dan cita todo tipo de confabulaciones, conspiraciones e intrigas políticas como las que tienen lugar en 'The Sleepers'. Todo huele a viejo, a pobre. Por la ciudad deambulan desgraciados y tristes personajes, cuyas vidas están muy marcadas por el comunismo, como el de la protagonista Marie (Tatiana Pauhofová).

'The Sleepers' sabe mantener el suspense, a su manera. Nada que ver con las producciones norteamericanas o inglesas de espionaje. Aquí todo es más rudo, lento, silencioso, abrupto y sobre todo pausado. No es una ficción para todos los públicos, solo para los muy apasionados de la ficción europea o de los thrillers de intriga y espías que tantas horas de cine llenaron en los setenta.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios