NUEVA APUESTA

'Creedme' (Netflix): la devastadora serie sobre una violación, de la que todos hablan

En tiempos de tantas manadas, esta miniserie sobre una joven salvajemente violada a la que nadie cree, cuestiona la actitud de la sociedad cuando criminaliza a las víctimas

Foto: Imagen promocional de 'Creedme' (Unbelievable). (Netflix)
Imagen promocional de 'Creedme' (Unbelievable). (Netflix)

Todo el mundo debería de ver 'Creedme' ('Unbelivable', en inglés), la durísima, magnifica e insultantemente nueva miniserie de Netfix. Esta producción norteamericana entraba de puntillas y casi sin hacer ruido en España hace poco más de 10 días. De la noche a la mañana todo el mundo habla de ella. Ha sobrecogido por su realismo al abordar un asunto tan delicado como es el de las violaciones a mujeres. Además y merecidamente, ha entrado en varios de los rankings y quinielas de las mejores ficciones de este 2019.

Y es que este drama criminal de 8 episodios no es cualquier cosa. Recrea unos acontecimientos reales que ocurrieron en la vida de Marie Adler, una joven adolescente del estado de Colorado (EEUU) que fue acusada de realizar una denuncia falsa por un cargo de violación. Nadie quería creerla. Ni la policía ni sus amigos ni su entorno. Solo dos inspectoras y su férrea determinación vislumbraron el camino hacia la verdad que le había sido arrebatada.

Imagen de la miniserie 'Creedme'. (Netflix)
Imagen de la miniserie 'Creedme'. (Netflix)

La conmovedora historia de esta joven brutalmente violada, ultrajada y humillada, no podía haber llegado en mejor momento, cuando las llamadas manadas campan a sus anchas y se hacen famosas, mientras sus víctimas huyen y se esconden por miedo a ser señaladas. O sea, el mundo al revés.

La serie es todo un alegato contra la criminalización, el escarnio y el juicio público que sufren miles de mujeres que denuncian violaciones

Netflix no ha hecho sino poner encima de la mesa una realidad palpable y sangrante que está en la calle. La indefensión de tantas mujeres violadas a las que no se da credibilidad. En vez de protegerlas y defenderlas como víctimas, las más de las veces se las responsabiliza de esa agresión sexual. Millones de ellas son en el mundo estigmatizadas, señaladas, criminalizadas, insultadas y sometidas a juicios paralelos, desde el mismo instante en que deciden denunciar haber sufrido una violación. Su testimonio es vilipendiado y con frecuencia, cuestionado y puesto en duda. Está claro que por desgracia es mucho fácil difamar que defender.

Imagen de la miniserie 'Creedme'. (Netflix)
Imagen de la miniserie 'Creedme'. (Netflix)

Nadie cree a la protagonista

En 'Creedme' todo arranca cuando Marie Adler (Kaitlyn Dever), una joven de 18 años, heredera de una infancia y adolescencia tormentosa, denuncia haber sido violada. Su memoria le jugará a partir de tan oscuro y desagradable suceso, muy malas pasadas. Dudará de casi todo lo ocurrido. Tanto que ni los propios investigadores darán pábulo a su denuncia.

El primer capítulo de 'Creedme' es desgarrador, aterrador, triste y frustrante. Su protagonista se ve obligada a hacer frente a unos protocolos policiales y judiciales que se diría más bien diseñados para castigarla que para defenderla... Todo un episodio de denuncia y repleto de impotencia.

La protagonista de 'Creedme'. (Netflix)
La protagonista de 'Creedme'. (Netflix)

Lo que sigue no es menos desasosegante y conmovedor. Hablamos de la investigación llevada a cabo por las dos detectives encargadas del caso. Ellas además de creer a la joven, están convencidas de que su agresión sexual no es un caso aislado, sino que es una más de la colección de víctimas de un violador en serie que anda suelto. Las actrices Toni Collette y Merritt Wever, que interpretan a estas comprometidas policías, son las otras dos grandes protagonistas de la dura 'batalla' femenina que se libra en 'Creedme'.

'Creedme' aborda un tema tan delicado como son las violaciones desde el tacto y el respeto, y huyendo del morbo y el amarillismo

Susannah Grant, guionista de 'Erin Brockovich', Ayelet Waldman y Michael Chabon, responsables de 'Creedme' han convertido la historia real de Marie en un descarnado drama que entremezcla con gran acierto elementos del más puro 'thriller'. El suspense no viene tanto provocado por averiguar si la joven miente o no, sino por dar cuanto antes con su violador, un individuo responsable de otras tantas agresiones sexuales en Washington y Colorado.

La serie 'Creedme' ha sabido abordar un asunto tan delicado como es el de las violaciones y agresiones sexuales desde la delicadeza, el tacto, el respeto y la sensibilidad, huyendo del morbo y del amarillismo. No hay un solo cuerpo desnudo de mujer en toda la serie. Y se agradece infinitamente. Sobre todo porque la narración y descripción de una violación es más que una chica desnuda, forzada y penetrada. 'Creedme' adquiere una notoria relevancia en el relato de los hechos, por cuanto prescinde de esas escenas tan burdas y obscenas, a las que tan a menudo nos tienen acostumbradas otras series que giran sobre temática similar.

La actriz Kaitlyn Dever da vida a Marie Adler, en 'Creedme'. (Netflix)
La actriz Kaitlyn Dever da vida a Marie Adler, en 'Creedme'. (Netflix)

La serie llega en un momento especialmente sensible. En Estados Unidos sigue muy presente el movimiento #MeToo, surgido a raíz de los supuestos abusos del productor Harvey Weinstein, mientras que en nuestro país no han dejado de aparecer manadas a lo largo de todo este verano. Según el cómputo realizado por el portal 'GeoViolenciaSexual' se han producido 55 agresiones sexuales múltiples en lo que llevamos de año (hasta el 18 de septiembre), casi cuatro veces más de las registradas en todo el 2017 (cuando se registraron 14). Como hemos indicado, los dos meses con más casos se han dado en julio y agosto, con diez casos. Todos en un ejercicio de reflexión, deberíamos ver 'Creedme'.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios