'La maldición de Hill House': la mansión existe, está encantada y te puedes casar allí
  1. Televisión
  2. Series TV
LA SERIE DEL MOMENTO

'La maldición de Hill House': la mansión existe, está encantada y te puedes casar allí

Se encuentra en el estado de Georgia y actualmente se alquila para eventos y bodas al módico precio de entre 4.000 y 5.000 dólares al día

Foto: La mansión de Bisham Manor, exteriores de 'La maldición de Hill House'. (Steve Dietl/Netflix)
La mansión de Bisham Manor, exteriores de 'La maldición de Hill House'. (Steve Dietl/Netflix)

'La maldición de Hill House', el último gran éxito de Netflix, gira en torno a los misteriosos acontecimientos que sufre la familia Crain desde su llegada a una casa encantada; unos hechos que además marcarán el resto de su vida. Pues bien, la mansión que aparece en la serie existe, es real y hasta te puedes casar en ella. Ubicada a pocos kilómetros de Atlanta y construida a finales de los noventa, sus últimos propietarios huyeron de allí despavoridos y cansados -según ellos- de extraños fenómenos paranormales.

[Seis series tan terroríficas o más que 'La maldición de Hill House']

El director de la serie Mike Flanagan llevaba mes y medio recorriendo Georgia en busca de la localización perfecta donde ubicar los exteriores de 'La maldición de Hill House', cuando casi por azar se topó en medio de un verde bosque con esta propiedad llamada Bisham Manor. "Recorrimos el Estado de cabo a rabo y cuando la encontramos nos enamoramos de ella. Era elegante, hermosa, a la vez que misteriosa, rara, extraña e incluso esquizofrénica en su arquitectura", afirma su director.

[Shirley Jackson, la autora detrás de 'Hill House', el bombazo de terror de Netflix]

La mansión Bisham Manor, desde otra perspectiva. (Trish Liechty/BishamManor.com)
La mansión Bisham Manor, desde otra perspectiva. (Trish Liechty/BishamManor.com)

No pudo elegir mejor lugar para rodar su serie Mike Flanagan. La mansión de 'Hill House' enamora y aterra por igual. Atrapa al espectador del mismo modo que atrapó a los Crain, desde que se instalaron en aquel lugar. Todo lo que ocurre allí emociona, conmueve, asusta y engancha. Buena parte de su éxito, radica en esa mágica y, como él mismo dice, esquizofrénica localización.

Una casa en un lugar sangriento

Bisham Manor, construida a finales de los 90, debe su último nombre (ha tenido varios) a una noble asesinada por Enrique VIII. Ya son ganas de llamarla así. En cualquier caso, la propiedad está ubicada en la pequeña localidad georgiana de LaGrange, donde por cierto tuvieron lugar varios episodios sangrientos de la historia reciente del país.

Los exteriores de la mansión de 'Hill House' son los de Bisham Manor, pero los interiores no son reales, fueron construidos para la serie

Sus últimos propietarios Neil y Trish Liechty la adquirieron en 2013 en una subasta, y desde su llegada a la mansión cuentan que, día sí y día también, sufrían extraños fenómenos paranormales. Anteriormente había pertenecido a un tal Peck Brumby, que la diseñó y construyó inspirándose en una casa de estilo Tudor de los años 20 en la que pasó su infancia en la cercana Atlanta.

La realidad supera a la ficción

Como decimos, sus últimos dueños Neil y Trish Liechty siempre han mantenido que la mansión está encantada. Desde que se instalaron allí, cuentan que 4 o 5 fantasmas se paseaban a sus anchas haciendo de las suyas, a todas horas. "Cuando no se escuchaba música a todo volumen en lugares donde era imposible que sonara, desaparecían móviles y volvían a aparecer semanas después, o un fuerte olor a tabaco impregnaba las habitaciones, cuando ninguno de los dos fumábamos", recuerda Neil.

La mansión Bisham Manor, en la serie 'La maldición de Hill House'. (Netflix)
La mansión Bisham Manor, en la serie 'La maldición de Hill House'. (Netflix)

Hartos de tanto actividad paranormal, el matrimonio decidió el año pasado venderla, y mudarse a la otra punta de la ciudad. Lejos de acabar con las pesadas bromas, los espíritus parecen haberles acompañado a su nuevo hogar, en el que también ocurren sucesos extraños. El matrimonio confiesa que ni muertos se atreverían a ver la serie por la que no sienten la más mínima curiosidad. Bastante tienen con lo que tienen.

Entrada de la mansión, en la serie 'La maldición de Hill House'. (Netflix)
Entrada de la mansión, en la serie 'La maldición de Hill House'. (Netflix)

Un lugar de... ¿ensueño?

Una fachada de película con varios torreones, uno de ellos de más de 15 metros, tejados inclinados y sembrados de alargadas chimeneas, multitud de ventanales, una escalera principal de cuento y cientos de hectáreas de jardín convierten a esta residencia, de estilo Tudor, en algo único. Pero si, además, te encuentras con 4 plantas y un sótano, 6 habitaciones, 9 baños, un gran hall, spa, gimnasio, piscina, sauna, bodega, barbacoa, porches, patios y hasta una casa de invitados, alquilarla para un evento o una boda se convierte en algo casi irresistible.

La mansión, lista para acoger una boda. (BishamManor.com)
La mansión, lista para acoger una boda. (BishamManor.com)

Quizás el único obstáculo para hacerlo, aparte de presencias inesperadas, sea el importe de la factura. La broma te saldrá por 4.000 dólares (de lunes a jueves) o por 5.000 dólares en fin de semana. Ni en sueños se hubiera podido casado allí la pequeña de los Crain, Nell (Victoria Pedretti). No tanto por el dinero, sino por otros motivos bien distintos que desvela la serie de Netflix.

Nada es lo que parece

Si decides alquilarla, no esperes encontrarte ni con la imponente escalera central ni con sus fastuosos salones y sus grandes lámparas ni con los angustiosos corredores y pasillos llenos de fantasmas que aparecen en la serie. Nada de lo que ves en el interior de la casa de 'La maldición de Hill House' existe en Bisham Manor. Todo es producto de espectaculares decorados levantados en unos estudios de Atlanta, y minuciosamente supervisados por su director, Mike Flanagan.

Interior de la mansión Bisham Manor. (Georgia MLS)
Interior de la mansión Bisham Manor. (Georgia MLS)

"Tenía muy claro la armonía estética que deseaba darle al interior de la mansión. La mayor dificultad sin embargo llegó en el sexto episodio; la grabación de un plano secuencia por toda la casa, obligó a reconstruirla entera en un mismo decorado". Según Flanagan, "Mereció la pena. Fue uno de los capítulos que resultó más difícil de grabar, sin embargo, el resultado fue extraordinario".

Detalles del interior de la casa. (Youtube)
Detalles del interior de la casa. (Youtube)

Al director tampoco le bastó con llenar la mansión de fantasmas. Para añadir mayor terror a la acción, incorporó figuras fantasmagóricas a la decoración de toda la casa: "Colocamos elementos de diseño que parecían rostros humanos por todas partes, en el papel tapiz, en los accesorios de iluminación, en los pomos de las puertas… Esa sensación subliminal de que hay una cara en cualquier lugar del encuadre, contribuye a que lo pases mal en todo momento. Hay caras por todos lados", afirma Mike Flanagan.

La otra mansión

La casa de la novela de Shirley Jackson, en que se basó la serie, nunca existió. Sin embargo, Jackson se inspiró para escribirla en un compendio de leyendas sobre mansiones embrujadas; y principalmente escogió una, la que aún hoy sobrevuela sobre la casa Winchester . Esta propiedad, de la viuda del creador de los rifles que llevan su nombre, permanece desde su construcción, según varias leyendas, embrujada y poseída por los miles de espíritus furiosos de las personas muertas a manos de las armas creadas por su marido.

La mansión Winchester. (Winchester Mystery House)
La mansión Winchester. (Winchester Mystery House)

La historia de la casa fue llevada a la gran pantalla el pasado año bajo el título 'Winchester: La casa que construyeron los espíritus'. La actriz británica Hellen Mirren se metió entonces en la piel de la acaudalada viuda que la construyó.

Tráiler de 'Winchester: La casa que construyeron los espíritus'.

Ubicada en San José, California, en la actualidad la mansión Winchester es uno de los mayores reclamos turísticos de la zona. Escenario de varias películas de terror, son miles las personas amantes del misterio y de lo paranormal, que la visitan cada año para vivir dentro de ella, escalofriantes sensaciones. Y sí… también allí, si lo deseas, podrás casarte.

Series de Netflix Netflix
El redactor recomienda