Quién es quién en 'Élite', la nueva serie española de Netflix
  1. Televisión
  2. Series TV

Quién es quién en 'Élite', la nueva serie española de Netflix

  La espera ha terminado y desde las 9 de la mañana ya podemos disfrutar en nuestro país de 'Élite', la nueva producción española de Netflix. Una

 

La espera ha terminado y desde las 9 de la mañana ya podemos disfrutar en nuestro país de 'Élite', la nueva producción española de Netflix. Una serie con la que la compañía de Reed Hastings aspira a conquistar a sus suscriptores españoles y latinos, y seducir a otros espectadores de todo el mundo. 

La ficción de Zeta Producciones arranca con la llegada de tres nuevos estudiantes de clase a un colegio exclusivo y el posterior asesinato de uno de sus compañeros. Un thriller criminal ambientado en un instituto elitista, aunque la serie no es una producción destinada exclusivamente al público adolescente. 

Qué debes saber antes de ver ‘Elite’, el próximo pelotazo español de Netflix

"Hablamos mucho Darío y yo sobre lo que queríamos escribir y lo que no. Recuerdo que de las pocas cosas que teníamos claras es que no queríamos escribir una serie de adolescentes que girara entorno a eso, a la problemática de esa edad. O sea, una serie adolescente per sé" cuenta Carlos Montero, uno de los guionistas de 'Élite'. El creador reconoce que eso ya lo había explorado con 'Física o Química' y "no quería repetirme".

Cara a cara con el asesino de 'Élite': "Jamás pensé que podría ser mi personaje"

Su objetivo principal era que los jóvenes "se sintieran retratados sin condescendencia y de manera adulta" y el resultado es, según sus palabras, "una serie bastante adulta donde los protagonistas son adolescentes. El tono es adulto en la manera de abordar los conflictos", añade Montero antes de reconocer que la producción no es únicamente un thriller porque "no queríamos que solo fuera un thriller, queríamos una mezcla de géneros". 

En algo menos de ocho horas, el espectador puede disfrutar del suspense propio del género criminal, las hormonas habituales del protagonismo adolescente, diversos dramas personales y mucho, mucho clasismo. Y todo ello gracias a unos personajes que, tarde o temprano, terminarán saliéndose de la norma.