Cara a cara con el asesino de 'Élite': "Jamás pensé que podría ser mi personaje"
  1. Televisión
SERIE de netflix

Cara a cara con el asesino de 'Élite': "Jamás pensé que podría ser mi personaje"

La identidad del homicida de la nueva producción española de la plataforma de 'streaming' ha sido uno de los secretos mejor guardados de la producción

placeholder Foto: Montaje: R. Cano
Montaje: R. Cano

El segundo proyecto español de Netflix, 'Élite' ha sido una de las series más comentadas del fin de semana. Tras llegar a la biblioteca de la plataforma de 'streaming' el viernes, la compañía ha puesto el colofón al estreno esta misma tarde con un visionado del último episodio de la serie en Youtube. La cita en la que los seguidores de la producción han podido conocer de cerca las reacciones que el desenlace ha provocado en los intérpretes, que llegaron a la premiere habiendo visto solo los dos primeros episodios de la serie que han protagonizado. Una curiosa revelación que actores y actrices expresaron con cierto fastidio en la presentación de la producción, que se celebró el pasado martes.

La cita tuvo lugar en Madrid y congregó a medios nacionales e internacionales, deseosos de conocer más detalles del segundo proyecto español de Netflix. Y entre los temas candentes de la jornada estaba cómo se había preservado durante el rodaje el mayor interrogante de la producción, la identidad del asesino. Una incógnita que los componentes del reparto no desvelaron hasta unas semanas antes del rodaje del último episodio.

A partir de aquí se habla abiertamente del desenlace de 'Élite' y de la identidad del asesino. Si no has visto el capítulo te recomendamos que no sigas leyendo y regreses cuando lo hayas hecho. Vamos, que vienen los spoilers y que todavía estás a tiempo de no "comértelos".

"Se le va de las manos"

"Yo lo adiviné" dice Ester Expósito, que interpreta a Carla en la serie. Omar Ayuso, responsable del personaje homónimo, reconoce sin embargo que era "el primero que tachaba primero cuando hacíamos apuestas". Porque apostaban y hacían porras, "era la comidilla del rodaje". Así lo reconoce Álvaro Rico, Polo en la ficción, y a los efectos asesino de Marina. "Me flipó saber que era mi personaje. Si te dijese que no sería un hipócrita, a mi me pareció un bombón" opina sobre su rol, que acabó interpretando gracias a los creadores de la serie después de que hiciese la audición para el personaje de Guzmán.

"Nosotros no lo sabíamos, nunca nos dieron el guión del último capítulo. Ramón (Salazar), el director, no quería que lo supiéramos hasta la lectura del último episodio, poco antes de rodar" desvela antes opinar sobre las razones que llevan a su personaje a convertirse en un homicida. "A Polo se le va de las manos, es tanta la presión que tiene en su cabeza, algo que se trabaja en todos los capítulos, que sin darte cuenta son como “si hay que echar mierda a alguien, a Polo”. Y claro, Polo explota" comenta asintiendo.

placeholder Polo y Carla en una imagen del último episodio de 'Élite'. (Netflix)
Polo y Carla en una imagen del último episodio de 'Élite'. (Netflix)

Rico descarta que su personaje sea un asesino, "jamás pensé que podría ser él. Y aún sabiendo que mata a Marina, creo que Polo no es un asesino. Simplemente vive uno de estos momentos que te puede cambiar sin quererlo. Es como el tío que sale por la noche de su trabajo, y sin quererlo atropella a alguien. No es un asesino pero en ese momento te ha cambiado la vida." Y añade "su único objetivo es recuperar el reloj, que para él es la forma de recuperar a Carla".

Atenta a sus palabras está Expósito, que descarta que Carla tenga alguna relación con el comportamiento de Polo. "El sabrá lo que hace, yo no lo he dicho que haga nada. Si mi personaje es culpable de alguna manera es por haberle metido mucha caña, pero cada uno explota por lo que explota" explica. "Ahora, creo que Carla no es de hielo" puntualiza la actriz madrileña "aunque lo pueda parecer a veces, pero si algo se sabe es que lo suyo no lo toca nadie y no quiere que se tambalee su estatus, ni su familia, ni su vida, ni la de Polo, porque lo quiere".

placeholder Polo y Carla en una imagen de 'Élite'. (Netflix)
Polo y Carla en una imagen de 'Élite'. (Netflix)

El método Salazar

Llegar al rodaje del episodio final con la posibilidad de que tu personaje sea un cruel homicida no debe ser fácil cuando interpretas a un adolescente. Pero Rico justifica la decisión de Ramón Salazar, uno de los directores de la serie junto a Dani de la Orden, comentando que "se trataba de eso, de que cada uno sintiera que podía ser el asesino". Darío Madrona, uno de los guionistas de 'Élite' coincide con el intérprete y señala que "vino muy bien para que ellos interpretaran todo el rato que podían" ser el culpable de la muerte de Marina.

Otro de los que coinciden en señalar el acierto de esconder la identidad del asesino es el actor Omar Ayuso, que entre risas califica a Salazar de "picajoso" porque "nos manejaba como quería, nos cogía a uno por banda y nos decía: “El asesino es no sé quién”. Y decía en público “alguien ya se ha enterado de quién es el asesino”. Para Ayuso eso "ha sido un juego superacertado, muy inteligente, porque hemos barajado las posibilidades de por qué hemos podido matar a Marina. Y fue muy guay. Yo estaba convencido de que era él" comenta señalando a Arón Piper, que interpreta a Ander en la serie.

Foto: Imagen de la serie española de Netflix 'Élite'. (Netflix) Opinión

Salazar, no desvela demasiado sobre la "guerra" psicológica que libró contra once jóvenes intérpretes y prefiere centrarse en el camino que recorre el personaje de Álvaro Rico hasta ejecutar el crimen, un trabajo que define como "muy interesante". "La idea es ir depositando en el personaje cómo le va afectando esta especie de bullying silencioso que va sufriendo, porque todo el mundo le hace de menos" apunta.

Para el director, no se trata de un "maltrato evidente, pero su mejor amigo piensa que es menos, todo el mundo le deja de lado de una manera muy silenciosa y muy sutil que al final acaba provocando este efecto de olla express en él. Y acaba reventando cuando Marina le dice lo que todo el mundo piensa de él, en el peor momento, para desgracia de Marina".

placeholder Nano, Jaime Lorente, bajo la atenta mirada de Marina, interpretada por María Pedraza. (Netflix)
Nano, Jaime Lorente, bajo la atenta mirada de Marina, interpretada por María Pedraza. (Netflix)

"Yo no iba a ser el asesino"

Pero en 'Élite', que los hechos te conviertan culpable no significa que lo haga la justicia. Y mientras Polo planifica con Carla, y ésta con Christian, los pasos a seguir para mantener las apariencias y no levantar sospechas, alguien es detenido por el asesinato de Marina. "Entiendo que lo hagan culpable. Osea, míralo. Con esta cara que me ha dado el señor…" comenta Jaime Lorente entre las risas de sus compañeros.

"Por eso", añade "nada más empezar los guiones yo sabía que yo no iba a ser el asesino." No está equivocado del todo, pero es consciente del peso que tiene en el desenlace de su historia "que se enamore de Marina". Y señala que Nano es un "trozo de pan" al que su historial delictivo (y su rostro) terminan metiendo en la cárcel.

"Entiendo que haya pasado así" reconoce Lorente, que también admite que Nano "de primeras me daba miedo, porque creo que comparte rango social con Denver. Son los dos gente que se ha criado en un mismo ambiente. Y no quería hacer lo mismo, quería hacer una cosa diferente, ojalá que lo haya conseguido".

placeholder Christian, Carla y Polo. (Netflix)
Christian, Carla y Polo. (Netflix)

"Cualquiera puede haberla matado"

El desenlace de la primera entrega de la serie deja en una situación complicada a Nano y Polo. Una buena baza para una posible segunda temporada, que según confirmó Carlos Montero, uno de los guionistas. "Netflix no nos ha dicho nada. Pero nos gustaría porque tenemos mucho universo del que tirar" reconoce. Para su compañero de escritura Darío Madrona, "dramáticamente puedes tirar de que hay un asesino libre pero también de que hay un inocente en la cárcel".

La posición de Christian, amigo de Nano y amante de Carla y Polo, es otra de las historias que la serie podría explorar en una segunda entrega. Para Ramón Salazar, que Christian traicionase después a su amigo entronca mucho con el tema de la serie, el tema de la clase. Y Christian es un personaje que está dispuesto a lo que sea con tal de medrar. Al final le ofrecen eso, traicionar a los suyos para medrar. El tío se lo piensa y, con dolor, dice sí".

placeholder Álvaro Rico en el estreno de “Elite”. (EFE)
Álvaro Rico en el estreno de “Elite”. (EFE)

Con la idea de que el golpe que Polo le da a Carla con la preciada estatuilla "fue un accidente porque en realidad no quería matarla" aún en la cabeza, los creadores son conscientes de que el espectador encara el final de la serie pensando que "cualquiera puede haberla matado. Pero nos interesaba mucho lo que aportaba después" señala Dani de la Orden. El director apunta que "la trama de Polo, Carla y Christian era la que menos tocaba con la trama principal durante toda la temporada, y que esa fuera la causante final de la muerte, nos encantaba. Porque lo causaba esa trama, que Polo perdiera a Carla y para recuperarla matara a Marina, nos parecía que era muy interesante que al final repercutiera sin haber estado enlazada durante toda la temporada. En realidad, lo que más nos interesaba del crimen".

Según de la Orden, "el hecho de que Polo la hubiera matado, de que haya otro personaje al que le ofrecen una especie de pacto con el diablo para que no lo diga, era lo que nos llamaba la atención" Y añade que "a la hora de la verdad, tengas más o menos papeletas, el asesino no era la señora de la limpieza, era alguien que podías preveer. Y de hecho, alguno de los los actores se lo olía".

Series de Netflix
El redactor recomienda