NUEVO PROGRAMA EN LA CADENA PÚBLICA

'7 días sin ellas', un grito feminista (para 'dummies') necesario en TVE

40 mujeres abandonan a sus familias durante una semana en el nuevo programa de la cadena pública con la intención de poner en valor su trabajo en el hogar

Foto: Las protagonistas de '7 días sin ellas'. (TVE)
Las protagonistas de '7 días sin ellas'. (TVE)

"Es una manera de que valoren que hacemos un trabajo todos los días que no se remunera, que no se paga. Si en España se pagara el trabajo que hacemos las mujeres, nos deberían muchísimo dinero. No somos para estar calladas con la batita en casa. Somos muy válidas. Podemos dirigir el mundo". Con estas palabras dejaba claro la alcaldesa de Bernuy de Porreros el objetivo de '7 días sin ellas', el nuevo programa de TVE en el que todas las mujeres del pueblo abandonan a sus familias, seres queridos y trabajos durante una semana para que aprendan a valorarlas.

De la mano de la productora Big Bang Media, la cadena pública se sumó a la ola feminista desde la intimidad de las seis familias protagonistas a las que acompañarán las cámaras, seis modelos diferentes de familia con un nexo común: el peso que las mujeres llevan sobre sus espaldas dentro del hogar. Desde las tareas domésticas al control financiero o la crianza de los hijos.

"Yo lo dejo todo en sus manos, prácticamente. No tengo necesidad de hacer algo si ya sé que lo hace bien ella", reconocía uno de los protagonistas. "De tanto protegerle, no le he ayudado a ser independiente. Pero claro, he sido madre y padre", comentaba otra de ellas, haciendo autocrítica sobre lo que le costará a su hijo sobrellevar esta experiencia.

Las mujeres de '7 días sin ellas', reunidas en la plaza del pueblo. (TVE)
Las mujeres de '7 días sin ellas', reunidas en la plaza del pueblo. (TVE)

"Cuando estamos aquí los tres él se piensa que lo hace todo, pero cuando no estemos mi madre y yo se dará cuenta de todo lo que hacemos", confesaba otra de las jóvenes, unas impresiones que se repitieron una y otra vez a lo largo de la presentación de todos los participantes en este curioso experimento social. Porque todos los hombres aseguraban no ser machistas y repartirse las tareas y responsabilidades en igualdad, una afirmación que está a punto de derrumbarse a juzgar por el avance de la segunda entrega.

Las situaciones, por desgracia, no resultaban ajenas, pero '7 días sin ellas' se encargó aun así de remarcar su narrativa en exceso

Sobre esta base, '7 días sin ellas' hizo hincapié en su estreno en la presentación de las personalidades de sus protagonistas, enfatizando las tareas que cada una desempeña, sus sentimientos, sus miedos ante esta prueba y, también, en sus anhelos en la primera reunión de todas antes de arrancar el reto: "Necesito recuperarme, recuperar mi yo. No ser la madre de, la mujer de. Ser yo. Encontrarme a mí misma esta semana. No ser yo la que de mi visión de todo, mi versión de todo". La reivindicación feminista de estas mujeres, y del programa, es clara.

Una de las despedidas de '7 días sin ellas'. (TVE)
Una de las despedidas de '7 días sin ellas'. (TVE)

Con una factura impecable, el programa destacó por sus buenas intenciones, aunque pecó de sobre explicativo en su crítica al machismo por culpa de una voz en 'off' que recalcó todos y cada uno de los sentimientos, las reflexiones y los conflictos para los espectadores más dispersos. Las situaciones, por desgracia, no resultaban ajenas, pero '7 días sin ellas' se encargó aun así de remarcar su narrativa en exceso, acercándose a un discurso feminista para 'dummies', para iniciados, casi para tontos.

Y pese a todo, el programa supo dejar al público con la miel en los labios al concluir con la despedida de las 40 mujeres, síntoma de que el relato atrapa. El morbo por ver cómo se desempeñan los hombres solos en el hogar, al cargo de sus hijos sin ninguna ayuda externa, por ver cómo se dan de bruces contra una realidad que muy probablemente les supera, pica la curiosidad. Aunque tenga trampa. Porque se pondrán en la piel de ellas, pero solo de la versión de ellas en la que no cuentan con la ayuda (por poca que sea) de su cónyuge. Pero, al menos, por fin y de una vez por todas, valorarán lo que tienen en casa, y solo así podrán cambiar las cosas.

"La igualdad entre hombres y mujeres no se da ni en este pueblo ni en ningún pueblo. No se va a conseguir nunca. Habrá sitios en los que se note más o menos. Pero las cosas están cambiando, si no, no confiarían en una mujer para ser alcaldesa". Con esta reflexión concluía la alcaldesa este primer programa de '7 días sin ellas', un grito feminista que da sentido a la televisión pública.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios