Los Dúrcal-Morales, una saga marcada por el amor pero dividida por la herencia
  1. Televisión
  2. Programas TV
programa 5

Los Dúrcal-Morales, una saga marcada por el amor pero dividida por la herencia

'Lazos de sangre' dedicó su nueva entrega a repasar el árbol genealógico de esta familia de artistas, con Shaila Dúrcal y Carmen Morales como principales narradoras de su historia

Foto: Rocío Dúrcal, protagonista de 'Lazos de sangre'. (TVE)
Rocío Dúrcal, protagonista de 'Lazos de sangre'. (TVE)

TVE dedicó la quinta entrega de 'Lazos de sangre' a repasar la saga de los Dúrcal-Morales, una familia marcada por el profundo amor que sus padres se profesaron durante sus 36 años de matrimonio, pero también por la polémica herencia tras el fallecimiento de la artista, un litigio que estuvo a punto de romper la unidad para siempre.

[Más información | Los Iglesias-Preysler, una saga marcada por la seducción, la fama y la rivalidad]

El documental arrancó reconoció a Rocío Dúrcal como "la única artista española capaz de vender más de 100 millones de discos", una de las más grandes de todos los tiempos por tanto, pero a quien lamentablemente tuvimos que decir adiós de forma prematura. "Fue una pena muy grande, porque se moría muy joven", comenta su amiga Massiel.

Así empezó el programa, por el final y tocando el corazón del espectador: "Tenía mucho ángel, y las personas con ángel es lo que tienen, atraen a la gente", sentencia entonces Shaila Dúrcal, quien, junto a su hermana Carmen Morales, ejercerá de narradora de su propia historia.

La historia de amor

Tras enganchar a la audiencia con el momento más complicado, 'Lazos de sangre' viajó a los inicios del clan. Corría el año 64 cuando Juan Pardo y Junior creaban Los Brincos, grupo que en última instancia unió a la pareja.

"Junior era inteligente, introvertido pero con un gran sentido del humor", apunta el periodista Antonio Montero, a lo que Carmen añade que también "era moderno y atrevido, sobre todo en la ropa". "Ella era mucho más extrovertida, más lanzada, a diferencia de él", prosigue Morales en cuanto a la personalidad de sus progenitores.

Ambos coinciden cuando a Los Brincos les encargan poner banda sonora a la película 'Más bonita que ninguna'. Este primer encuentro se salda con Rocío empezando una relación con Juan Pardo y Junior con Marisol. Es ahí cuando ambos dejan Los Brincos para formar su propio dúo. Arranca el éxito para ellos.

placeholder José Bono, testimonio de 'Lazos de sangre'. (TVE)
José Bono, testimonio de 'Lazos de sangre'. (TVE)

"Salí con Juan porque me gustaba Antonio, para ver si se fijaba en mí", confesaría la propia Dúrcal ante María Teresa Campos posteriormente, tras varios años ya de relación con el que será el amor de su vida.

"A mí me queda claro, como su hija, que mi padre no ha querido a nadie como ha querido a mi madre. Creo que él confesó que había tenido algo con una filipina cuando rodó allí tres películas, pero sería un momento de debilidad", reconoce Shaila con la distancia que otorga el paso del tiempo.

Junior, sobre Rocío: "Hemos creado una amistad, una complicidad... Me hace la vida más fácil"

"Mi padre siempre la apoyó y la prueba es que decidió dejar su carrera para quedarse con los niños mientras ella trabajaba", prosigue Carmen el relato de su familia, y es que Junior comenzaría entonces a representar a Dúrcal, una artista dificil de calificar porque canta boleros, rancheras, baladas...

A los 25 años de casados, la pareja recibiría un premio por su relación, un hecho que permitía a Junior refexionar sobre las claves de su matrimonio: "Hemos creado una amistad, una complicidad... Me hace la vida más fácil, esa es la clave para llevar tantos años juntos".

placeholder Shaila Dúrcal, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Shaila Dúrcal, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

Las carreras de sus hijos: también artistas

Siendo hijos de dos artistas tan importantes, no es de extrañar que Antonio y Carmen fueran tentados con su propio dúo. Así, los hermanos lanzaron un disco que triunfa bastante en Japón, pero sus padres no quieren que pierdan la infancia en los escenarios como les ocurrió a ellos y deciden que continuarán sus estudios como cualquier joven de su edad.

Este no será el fin de la carrera mediática de Carmen, quien posteriormente terminaría convirtiéndose en actriz: "Mi lugar es ser actriz y lo que quiero es destacar", comenta en la actualidad Morales sobre sus planes de futuro, ya que su trayectoria se vio aplazada con el nacimiento de su primer hijo.

Shaila, por su parte, "intenta ser la digna heredera de su madre, pero no es fácil competir hoy en día contra un mito", como valora Montero. Aún así, la más joven del clan no duda en perseverar en su sueño: "Me han conocido como hija de Rocío Dúrcal. Pero mi sueño es volver aquí y triunfar en España. Lo que me apetece es estar aquí con mi gente", apostilla a este respecto.

placeholder Carmen Morales, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Carmen Morales, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

La muerte de Rocío, un duro golpe

Los años pasan y el cáncer comienza a hacer mella en Rocío: "Lejos de ocultarse, vivimos junto a ella todo el proceso. No tenía miedo a mostrar que estaba engordando por la cortisona o su caída de pelo. No quería ponerse peluca porque no se sentía ella misma", comparte una emocionada Carmen sobre uno de los momentos más duros de su vida.

"A mi padre se le cayó el mundo encima, y desde su muerte estuvo muerto en vida durante ocho años. No supo reaccionar a la vida", añade Shaila, quien pone en valor que su madre "atendió siempre a todos con una sonrisa en la cara hasta sus últimos momentos".

Shaila: "Rocío Dúrcal fue un antes y un después en la cultura musical mexicana, porque mi madre la cambió"

"El mismo día que falleció nos dio tiempo a toda la familia a venir a despedirnos. No había ninguna negatividad, lo afrontamos de la mejor manera posible", sentencia Shaila. Tras su muerte, homenajes en España y, sobre todo, en México: "No había visto cosa igual en mi vida. Esa basílica de Guadaupe con miles y miles de personas por la calle llorando", explica Carmen.

Y es que Rocío Dúrcal "fue un antes y un después en la cultura musical mexicana, porque mi madre la cambió. Nadie cantaba las rancheras como ella, y esto es dicho por todas las artistas de allí", destaca Shaila sobre el mito de su madre.

placeholder Shaila Dúrcal, al margen en la disputa por la herencia. (TVE)
Shaila Dúrcal, al margen en la disputa por la herencia. (TVE)

La polémica herencia que les separó

Sin embargo, y pese a todo el amor que Rocío ha inculcado en su familia, el núcleo familiar explota de una forma increíble por la herencia de Dúrcal: "Cuando tienes pérdidas, tienes que repartir... Siempre existen roces", dice Carmen justificándose, y es que fueron ella y su hermano quienes demandaron a su padre.

"Son los peores años de los Dúrcal, con Carmen y Antonio uniéndose contra su padre", prosigue el periodista Antonio Rossi. Shaila, por su parte, aclara que no se quería posicionar: "Se mezclan cosas que uno va acumulando, desacuerdos... Esto le puede ocurrir a cualquier familia, pero desgraciadamente nosotros estábamos bajo la luz pública".

"Afortunadamente se solucionó todo", continúa explicando Carmen, quien cierra el documental con un mensaje muy similar al que quiere transmitir su hermana: "Lo que Rocío Dúrcal sembró es cercanía, humildad, ser buena persona. Eso es lo que dejó en este mundo y por lo que queremos que sea recordada".

Programas TV TVE
El redactor recomienda