El desgarrador testimonio que emocionó a Risto Mejide: "Yo me como al piloto"
  1. Televisión
  2. Programas TV
CHESTER IN LOVE

El desgarrador testimonio que emocionó a Risto Mejide: "Yo me como al piloto"

'Chester in love' dedicó su programa a conocer testimonios de tres supervivientes de diferentes luchas

Foto: El desgarrador testimonio que emocionó a Risto Mejide: "Yo me como al piloto"
El desgarrador testimonio que emocionó a Risto Mejide: "Yo me como al piloto"

El más joven de la Tragedia de los Andes, inmortalizada en la película "Viven", se sentó este domingo 19 de febrero con Risto Mejide en 'Chester in love' 45 años después de conseguir ser uno de los supervivientes de esta increíble historia. En 1972 Carlos Páez viajaba en el avión que transportaba al equipo uruguayo de rugby Old Christians a Santiago de Chile, un destino al que no llegaron. El aparato se estrelló en medio de la Cordillera de los Andes a 4.200 metros de altura. Viajaban 44 personas. Sobrevivieron 28. Dos semanas después, una avalancha deja el grupo reducido a 16. 72 días más tarde, dos de los supervivientes, Nando Parrado y Roberto Canessa, atraviesan los Andes y consiguen pedir ayuda.

“Imagínate ese chico malcriado, consentido, caprichoso, que no servía para nada, que tenía niñera. Ese era yo. Y me tocó protagonizar la historia más grande de supervivencia de toda la humanidad”, admite Carlos nada más comenzar su entrevista en la que hizo hincapié en todo lo positivo que logró sacar de la tragedia. Su fe, su lucha por la supervivencia, la esperanza, la fuerza, la capacidad de superación le hicieron crecer y dejar atrás a ese joven para convertirse en un hombre. "La persona común a la que le tocó vivir una historia extraordinaria", como él mismo relató.

La tragedia de los Andes, como fue conocida mundialmente, alcanzó cotas mediáticas extraordinarias por la decisión que los supervivientes tuvieron que tomar para continuar con vida: alimentarse con la carne de sus compañeros muertos: “En 10 días comí dos cuadraditos de chocolate y una veintiseisava parte de una lata de berberecho. Cuando no quedó nada en la despensa y se lo dije a Nando, este me miró a los ojos y me dijo: ‘Carlitos, yo me como al piloto". "La mejor noticia que podían darnos es que dejaban de buscarnos, porque así sabíamso que dependíamos de nosotros mismos y nos pusimos a trabajar de verdad", reconoció posteriormente.

Pese a que este es uno de los asuntos que más han llamado la atención de su historia, Páez le resta importancia porque era lo que había que hacer, destacando que el peor momento no fue ese, ni mucho menos: "La mayor tragedia fue el alud que sufrimos, porque sentíamos que Dios nos estaba dando la espalda", y es que la fe fue fundamental para ellos, y lo único que echa de menos de los Andes. "Echo de menos encontrarme con Dios, el Dios de la montaña que solo conocía cuando estaba despojado de absolutamente todo". Ante este desgarrador testimonio, Risto no pudo evitar emocionarse, fascinado con todo el relato del protagonista de esta cruda historia.

Programas TV Risto Mejide
El redactor recomienda