OPINIÓN

'Gran Hermano 17' decepciona en su estreno, y Jorge Javier no tiene la culpa

El reality por excelencia de Telecinco arranca con una gala marcada por la falta de ritmo y de originales ideas para presentar a sus concursantes

Foto: Jorge Javier se estrena en 'Gran Hermano 17'
Jorge Javier se estrena en 'Gran Hermano 17'

Mediaset supo, como cada año, crear gran expectación en torno al estreno de la nueva edición de 'Gran Hermano'; una nueva temporada que, además, cuenta con el aliciente de tener un nuevo presentador, Jorge Javier Vázquez. "Una gran bomba", "algo nunca visto en televisión" o "el gran cambio" fueron frases repetidas a bombo y platilllo en anuncios, rueda de prensa y entrevistas que finalmente se quedaron en nada en la que fue una gala carente de ritmo, giros y sorpresas.

El estreno de 'Gran Hermano 17' empezó fuerte, poniendo toda la carne en el asador con un vídeo introductorio celebrando el millón de candidatos en la historia del programa, una pieza que dio paso a la emocionante entrada de Mercedes Milá en el que hasta ese momento fue su plató. Tras la ovación y despedida de Mercedes, la gala fue cuesta abajo y sin frenos. Desde la patética entrada de Jorge Javier, no tanto por su nivel visual sino por la falta de ensayo del asunto (el propio Jorge reconocía este miércoles en rueda de prensa no haber ensayado todavía con esta tecnología), hasta los diferentes juegos que el programa estableció para cada concursantes. Vacíos, sin gracia, sin chispa, entorpeciendo el ritmo televisivo.

La 'bomba' prometida es interesante, pero no es para nada explosiva

Muchas fueron las voces que achacaron buena parte de culpa a Jorge, echando en falta la energía de Mercedes, pero lo cierto es que el presentador de 'Sálvame' poco más pudo hacer al estar sujeto a un guion que le encorsetaba en demasía. Vázquez gana cuando es libre para improvisar y hacer chascarrillos, y la presentación de los 17 concursantes no era una dinámica que se prestase a ello, y mucho menos cuando lo que tenía que explicarles eran falsos secretos y engaños para lo que debía resultar serio y convincente.

Precisamente por ello, no debe juzgarse tan duramente su labor en esta gala inicial, a la que además hay que sumarle la presión de estrenarse al frente de este potente formato. Jorge Javier estuvo correcto en este estreno, fueron los responsables quienes no supieron estar a la altura. Y es que son muchos los millones de seguidores que tienen todavía muy presente la redonda gala 0 de 'Gran Hermano 16'.

La llegada de dos nuevos concursantes
La llegada de dos nuevos concursantes

Un casting demasiado homogéneo

Estas pequeñas falsas (y absurdas) misiones restaron interés y ritmo al programa, porque definitivamente no dieron el juego esperado. Ni ver a dos concursantes escuchando tras las parejas es "un momentazo histórico de la televisión", como tampoco lo es ver a un español hablar solo francés (imposible superar a la misión de Han). Y mucho menor sentido tiene cuando son juegos que solo van a durar una noche, restándole la poca emoción que de por sí ya tenían

A todo esto hay que sumar un casting homogéneo, marcado por perfiles muy 'Hombres y mujeres y viceversa' y demasiado "normales", echándose en falta personajes llamativos que enganchen de inicio a los espectadores al programa. Caracteres fuertes, personalidades variopintas o perfiles curiosos, poco o nada de esto se ha visto en este arranque, plagado de buenas personas y gente con buen físico. Hay concursantes que apuntan maneras, sí, pero no destacan de la forma que otros años lo hicieron personas como Maite Galdeano, Aída Nízar o Inma Contreras. Y lo que es peor, quizá el próximo jueves tengamos que decir adiós a dos de ellos, un sinsentido.

"La bomba se quedó en petardito, como una gran metáfora del estreno"

Tema aparte fue el asunto de la 'bomba', esa novedad mundial prometida, ese giro que revolucionaría 'Gran Hermano' para siempre y que constituía una creación propia de la versión española. Nada más lejos de la realidad, pues esos cubos entre los que se encuentra una nueva vida en el concurso para el que lo porte es un recurso que se ha empleado este mismo año en 'Big Brother US', actualmente en emisión en Estados Unidos. Una 'novedad' interesante, dependiendo de en qué manos caiga, pero para nada explosiva. La bomba se quedó en petardito, como una gran metáfora del estreno.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios