TELECINCO ESTRENA 'ROMEO Y JULIETA'

Martiño Rivas: "No soy partidario de decir que el actor bueno es el del teatro"

El actor gallego regresa a la televisión para encarnar a Romeo en la coproducción internacional de Telecinco, 'Romeo y Julieta'

Foto: Martiño Rivas: No soy partidario de decir que el actor bueno es el del teatro
Autor
Tiempo de lectura4 min

"¿Martiño o Martín?" Es la primera pregunta que surge a la hora de hablar con Martiño Rivas. "Martín, no. Llevo cuatro años firmando como Martiño. Es mi nombre auténtico, el que figura en el DNI.", responde al instante el actor gallego. "Elegí Martín porque en Madrid pensaban que Martiño era un diminutivo. No conocía a ningún actor que se llamara así. Y bueno, esas son las cosas que nos hacen distintos".

Hijo del periodista y poeta Manuel Rivas y conocido por su participación en la serie de Antena 3 El Internado, el intérprete regresa a la televisión para encarnar a uno de los personajes más conocidos de Shakespeare: Romeo. Lo hará además en inglés, aunque Telecinco emitirá esta noche la versión doblada. No obstante, como él bien defiende, siempre queda la posiblidad de verla en versión original con subtítulos.

¿Qué tal fue la experiencia de rodar una coproducción internacional?

El recuerdo más vivo que tengo de toda esa experiencia, aunque más en clave cómico, es el frío que pasamos. Es de las experiencias límites que más he sufrido. Uno de mis pánicos era ponerme enfermo, así que me lleve una maleta llena de fármacos y ropa térmica.

Rodaste en inglés. ¿Cómo fue?

Trabajar en inglés o en cualquier otro idioma que no es el tuyo materno condiciona el proceso de preparación del personaje y tiene unas demandas que no tienen otros papeles. Tienes que enfocar grandes cantidades de energía en estar concentrado, reproducir expresiones que no son las tuyas, la dicción, fonemas que no existen en tu idioma. Demanda mucha atención y esfuerzo. Pero por otro lado, cuando actúas en una lengua que no es propia, te sorprendes a ti mismo. Y es una experiencia maravillosa sorprenderte a ti mismo.

¿Por qué no te has doblado para la versión que emite Telecinco?

Tengo un gran respeto por los profesionales del doblaje. Fue una decisión consciente. Era un trabajo que ya había hecho, ya me había quitado las botas. Prefiero posicionarme a favor de la versión original subtitulada. Yo soy actor, no doblador. Prefiero que sea un profesional el que lo haga.

¿Qué nos ofrece esta versión de Romeo y Julieta que no se nos haya ofrecido hasta ahora?

Lo que me llamó la atención es que en nuestro imaginario popular tendemos a situarla en un ambiente cálido, mediterráneo, colorido. Y para mí fue una sorpresa descubrir que no era así. Creo que esa era la atmósfera en la que pensaba Shakespeare a la hora de dibujar la trama. Va mucho más en consonancia nuestra versión y no tanto las demás versiones y que tanto han condicionado. Aquí el lugar, el escenario, es un personaje más. El paisaje es tan espectacular. Rodamos en Trento, que tiene la mayor concentración de castillos medievales de Europa. El encuadre era precioso miraras por donde miraras. También está el hecho de que esté ambientado más atrás en el tiempo, en el siglo cuarto o quinto.

¿Fue una responsabilidad dar vida a Romeo?

Cualquier personaje lo es. Este tenía un plus porque todo el mundo tiene a su Romeo y su Julieta. Es una responsabilidad, pero también es liberador saber que todos llevamos un Romeo. Al fin y al cabo no dejan de ser dos chicos que estaban enamorados.

Le lloverán críticas positivas, pero también negativas…

No se puede contentar a todo el mundo. Creo que si lo que haces satisface a todo el mundo, es que algo haces mal. No es una pretensión de generar polémica, pero sí de no dejar a la gente indiferente. Crear opiniones contrastas está bien. Lo tengo asumido. No me genera mayor trauma.

¿Le han llegado ofertas?

De momento no. Ojalá suceda. No me impuesto un objetivo. Lo que me interesa es trabajar. Cuesta muy poco convencerme. Que me echen huesos para estar entretenido sea donde sea.

¿Con qué hueso está ahora?

Ahora estoy con un esqueleto de un dinosaurio. Estoy haciendo cuestión de altura en la sala pequeña del español es una de las experiencias más gratificantes de mi carrera.

Dicen que el teatro es lo que más llena…

El teatro, cuando está bien hecho, es maravilloso. Cuando te toca hacer teatro y el espectador no respira como debe, hay que ponerle un plus de coraje. No soy partidario de difundir esa visión de que el actor bueno es el que trabaja en teatro y el teatro es lo mejor. Tambien es fustrante verte en el escenario escuchando demasiadas voces o tosidos.

¿Qué pasó con El don de Alba?

Pasó que los índices de audiencia que se esperaban no se consiguieron. Tengo buen recuerdo de esa serie, fue producto mucho más que digno. No hay fórmulas que garanticen que tu producto funcione. Pero eso también es la magia de esta industria.

Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios