Las escenas más subidas de tono del cine

En verano sube la temperatura…y en las webs también. Como cada verano diversos medios recogen distintas listas que eligen a la mejor película de la historia

Autor
Tiempo de lectura2 min

En verano sube la temperatura…y en las webs también. Como cada verano diversos medios recogen distintas listas que eligen a la mejor película de la historia o los errores históricos del celuloide.

Y como no podía ser de otra forma esta semana dos webs, la de Telecinco y la americana Entertainment Weekly han querido recoger, cada una a su manera, las escenas más subidas de tono de la historia del cine.

Telecinco se ha centrado más en las escenas, algunas demasiado calientes como para ser publicadas sin al menos ‘dos rombos’, mientras que el portal estadounidense ha preferido seleccionar las imágenes más sugerentes.

Aquí les dejamos un resumen de las mejores escenas subidas de tono que pueblan la red:




EL CARTERO SIEMPRE...

Jack Nicholson y Jessica Lange
protagonizaron en 1981 el remake de una de las películas más míticas del cine. La pasión existente en la escena de amor sobre la mesa de la cocina hizo pensar a muchos que los actores tuvieron sexo real.




EL ÚLTIMO TANGO

Prohibida en la España franquista (la película data de 1972), eran habituales los viajes a Francia para poder ver la película. La escena de la mantequilla a modo de lubricante ha quedado en la retina de muchos cinéfilos.



GHOST

Demi Moore y Patrick Swayze interpretaron una de las escenas más sensuales que se recuerdan al ritmo de Unchained Melody
. El barro sirvió de metáfora para que ambos se fundieran en uno.



NUEVE SEMANAS Y 1/2

La película de Adrian Lyne hizo ver a los espectadores las numerosas posibilidades que ofrece el sexo. Con una crítica dividida, la película fue todo un éxito en taquilla y lanzó a la fama a Kim Basinger y Mickey Rourke.



INSTINTO BÁSICO

Sin duda alguna, el cruce de piernas más famoso de la historia es el que protagoniza una sensual Sharon Stone
en Instinto Básico. La película le catapultó a la fama y le convitió en la sex symbol de la década. Años después repetiría la fórmula en una secuela que pasó sin pena ni gloria por la cartelera.



TITANIC

La película más taquillera de todos los tiempos no mostró en ningún momento sexo entre sus protagonistas
. Pero la escena donde Kate Winslet posa desnuda para Leonardo Di Caprio o la del coche con los cristales empañados dieron pie a la imaginación de los espectadores.



Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios