El Hubble captura una estrella que dispara un potente chorro de energía por el cosmos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Se trata de un Herbig-Haro

El Hubble captura una estrella que dispara un potente chorro de energía por el cosmos

Las estrellas suelen ser realmente activas poco después de nacer y, en ocasiones, expulsan corrientes de gas ionizado que se mueven a una gran velocidad

placeholder Foto: El HH111 ha sido retratado gracias a la Cámara de Campo Amplio 3 (ESA/Hubble/NASA/B. Nisini)
El HH111 ha sido retratado gracias a la Cámara de Campo Amplio 3 (ESA/Hubble/NASA/B. Nisini)

El telescopio espacial Hubble ha fotografiado “un fenómeno celeste relativamente raro” denominado Herbig-Haro (HH) que ha sido dado a conocer este lunes 30 de agosto. La instantánea refleja una estrella bebé “disparando luminosos chorros de gas caliente”, puede leerse en un comunicado emitido por la Agencia Espacial Europea (ESA, según sus siglas en inglés).

¿Cómo se origina un Herbig-Haro? Las estrellas suelen ser realmente activas poco después de nacer y, en ocasiones, expulsan chorros de gas ionizado que se mueven a gran velocidad. Este componente gaseoso se encuentra a una temperatura tan alta que sus moléculas y átomos van perdiendo electrones. Al chocar esta corriente con las nubes de gas y polvo que rodean a las estrellas, se crean objetos Herbig-Haro como el fotografiado por el Hubble.

Bautizado como HH111, este Herbig-Haro ha sido retratado gracias a la Cámara de Campo Amplio 3 (WFC3, por sus siglas en inglés). Este dispositivo capta tanto la luz óptica como la infrarroja (donde las observaciones no se ven afectadas por el gas y el polvo).

A 1.300 años luz de la Tierra

Según la Agencia Espacial Europea, esta avanzada cámara “es crucial para observar con éxito los objetos Herbig-Haro”. La WFC3 puede distinguir perfectamente detalles del objeto en el espectro infrarrojo, es capaz de atravesar las nubes y permite revelar por completo la escala y majestuosidad de los chorros.

Ubicado a unos 1.300 años luz de la Tierra, concretamente en la constelación de Orión, HH111 tiene como fuente de alimentación una estrella bebé de apenas unos mil años de edad. Gracias a la instantánea obtenida por el Hubble, el mundo entero ha sido testigo de su nacimiento y de los breves chorros de luz que lo han anunciado al universo.

Agencia Espacial Europea
El redactor recomienda