DRAMA EN LA AGENCIA ESPAÑOLA DEL MEDICAMENTO

El troceo de Sanidad deja sin personal a la agencia que debe validar la vacuna del covid

La AEMPS sufre para incorporar personal cualificado mientras los tres ministerios que se crearon para hacer ministros a Garzón, Iglesias o Montero acumulan subsecretarías huecas y asesores

Foto: El candidato a vacuna covid-19 del fabricante chino Sinovac, CoronaVac. (EFE)
El candidato a vacuna covid-19 del fabricante chino Sinovac, CoronaVac. (EFE)
Adelantado en

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es una institución clave en la lucha contra el coronavirus. Desde este organismo, integrado dentro del Ministerio de Sanidad, se decide por ejemplo si autorizar un ensayo clínico, como el de la vacuna de Janssen contra el SARS-CoV-2 o si el uso de un medicamento como la dexametasona es adecuado para tratar a pacientes graves y, por tanto, cabe recomendar a los hospitales su uso generalizado como terapia.

La carga de trabajo se ha multiplicado en los últimos meses, tensando la situación de una agencia cuya estructura se ha ido debilitando en la última década. La sección sindical del CSIF de la AEMPS advertía recientemente que "año tras año, cuando se ha solicitado el necesario aumento de la plantilla de la Agencia o su mejora, siempre se nos ha respondido que el Ministerio de Hacienda no permitía el aumento del presupuesto", lo que impedía incorporar personal nuevo o aumentar los complementos específicos del personal ya existente.

Al irse jubilando los cargos, puestos más bajos tienen que encargarse de sus responsabilidades sin que esto tenga una correspondencia en su sueldo o nivel. Para cubrir los huecos, la AEMPS ha tenido que tirar de interinos cuyo sueldo pagaba la Comisión Europea. Estos puestos han llegado a suponer hasta el 40% de los funcionarios de la agencia, y el problema es que llega un momento en que hay que prescindir de ellos al no poder encadenar más contratos temporales. "No han podido pasar al proceso de estabilización de empleo de la Administración General del Estado y ahora al prescindir de ellos la plantilla merma a la mitad", explicaba el sindicato.

Para rizar el rizo, estos trabajadores observaban estupefactos como, tras la división en enero de 2020 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en cuatro ministerios, las nuevas carteras creadas para acomodar a los ministros de Podemos (Consumo para Alberto Garzón, Derechos Sociales para Pablo Iglesias e Igualdad para Irene Montero) llevaban aparejadas la creación de un enorme número de puestos de trabajo, mejor pagados que los suyos y sin apenas requisitos.

Sede de la AEMPS en Madrid.
Sede de la AEMPS en Madrid.

Entrar como funcionario en la AEMPS requiere aprobar una oposición de farmacéutico titular o de la Escala Técnica Gestión de Organismos Autónomos, tras lo cual, se accede a un nivel 24. A partir de aquí, mejorar el nivel hasta un 28, por ejemplo, es difícil, ya que solo existe promoción por jubilación o programas especiales, y siempre requiere concursar por el puesto. Sin embargo, entrar como técnico a uno de los nuevos ministerios —o al de Sanidad— no requiere formación alguna, dado que son puestos de libre designación que entran directamente a un nivel 29 o 30, los más altos de la escala y, por tanto, mejor remunerados.

"Para los mismos sería deseable la adecuada formación y experiencia, pero no es obligatoria", explican fuentes cercanas al Ministerio. "El acceso a los puestos técnicos de nivel 28 e inferiores está reservado a personal funcionario que acredita la formación necesaria para el puesto y accede al funcionariado por oposición y al puesto por concurso".

En la AEMPS un N28 tiene a su cargo a 60 empleados públicos y existen subdirectores generales que solo tienen un secretario

La creación de las nuevas carteras supuso una explosión en la creación de estos puestos. Mientras el año pasado, María Luisa Carcedo tenía a su disposición a 53 puestos de nivel 30 y 27 de nivel 29, ahora los cuatro ministerios (Sanidad, Asuntos Sociales, Consumo e Igualdad) acogen a 154 puestos N30 y 65 plazas N29. Son muchísimos niveles altos teniendo en cuenta que gran parte de sus funciones están transferidas a las comunidades autónomas.

"En la AEMPS, por ejemplo, un N28 tiene a su cargo alrededor de 60 empleados públicos mientras en los ministerios nuevos existen subdirectores generales que no tienen a su cargo más que a su propio secretario", explican estas mismas fuentes. "La diferencia económica en los respectivos salarios es considerable".

El ministerio de Sanidad original tenía 80 plazas de libre designación frente a las más de 200 que han resultado de la división ministerial

¿Cuánto? Si observamos el complemento específico de los técnicos de la AEMPS —el sueldo de los funcionarios es complejo: se divide en sueldo base, complemento específico y complemento de destino, productividad y trienios aparte— oscila entre los 6.291 euros que un N24 percibe tras aprobar la oposición hasta los 16.300 que un N28 puede cobrar como máximo. Estas fuentes recuerdan que incluso los recién llegados "están defendiendo asuntos a nivel europeo e internacional". Por contra, los complementos específicos de los N29 y N30 escogidos por libre designación nunca bajan de los 21.299 euros y pueden llegar hasta los 31.192 anuales. Esto, recordamos, es solo una parte del sueldo.

A esto se suma otro factor: los asesores. A esos puestos N30 y N29 ya citados se suman otros 72 asesores, que entran con una categoría similar a los N30 y un complemento específico de entre 21.299 y 29.272 euros. El Ministerio de Igualdad, paradójicamente, es el más desigual en este sentido, ya que todos sus asesores cobran el mínimo de este complemento. En el de Consumo el máximo que se percibe por este complemento son 26.405 euros.

Mientras un técnico formado de la AEMPS recibe un complemento de 6.291 euros, un asesor de Derechos Sociales puede ganar más de 30.000

El más beneficiado de los cuatro ministerios de reciente creación es el gestionado por Pablo Iglesias, que acumula 25 asesores frente a los 21 de Sanidad, los 14 de Igualdad y los 12 de Consumo. Más allá del número total (72) es llamativa la profusión de nuevos asesores dado que cada puesto creado de director o subdirector general ya viene de serie con un subdirector adjunto.

"Resulta paradójico que en este momento de bonanza para ciertos Ministerios, la AEMPS esté valorando deshacerse de un personal interino con gran formación y experiencia por la dificultad para incorporarlo a su plantilla", señalan a este periódico trabajadores del ministerio de Sanidad. "No se entiende que otros ministerios y, entre ellos, el Ministerio de Sanidad —de cuyas funciones han salido los tres de nueva creación— puedan ampliar sus plantillas disfrutando de tantos niveles altos como requieren sus compromisos".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios