CON UNA EXTENSIÓN DE 50 MILLONES DE KM²

Mapean Zelandia por primera vez, el continente perdido hundido bajo el mar

Bajo el mar desde hace millones de años, fue en 2017 cuando se lo declaró un continente: ahora, por primera vez, tenemos un mapa de su extensión completa

Foto:

La Atlántida es, posiblemente, uno de los mitos más conocidos que ha llegado hasta nuestros tiempos: la existencia de una antigua civilización en un continente antiguo que, con el paso de los siglos, terminó por desaparecer bajo el océano y del que no se ha encontrado ningún vestigio de realidad. Sin embargo, lo que no muchos conocen es que en realidad sí existe un continente perdido en nuestro planeta: Zelandia. Ahora, un equipo de investigadores se ha encargado de mapearlo por primera vez, mostrando cuál es su estructura y su extensión.

Fue en la década de los años noventa del pasado siglo cuando un equipo de investigadores descubrió una extensa masa submarina conectada entre sí. ¿De qué se podía tratar Tras varias décadas de investigación, fue en el año 2017 cuando se le otorgó el estatus de continente, eso sí, submarino. A día de hoy, más del 94% de su superficie se encuentra bajo el océano Pacífico, un continente del que un día formaron parte las actuales islas de Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, ahora simples vestigios de lo que un día fue una de las mayores masas de tierra de nuestro planeta.

Los investigadores han calculado que cuenta con una extensión de cinco millones de kilómetros, es decir, con un tamaño superior a Groenlandia o a la India. Se trató de un continente excepcionalmente largo y estrecho, que comenzaba en Nueva Caledonia para acabar a las islas subantárticas de Nueva Zelanda. Se calcula que se separó de Asia hace 60-85 millones de años y de la Antártida hace 130-185 millones de años. Al romper con ambas plataformas, terminó quedando sumergido bajo el océano, salvo esos pequeños vestigios en forma de isla que existen en la actualidad.

Ahora, un equipo de investigadores de GNS Sciencie, una organización dependiente de Nueva Zelanda, ha conseguido mapear por primera vez toda la superficie del continente perdido. Así, se han publicado una serie de nuevos mapas y herramientas interactivas que permiten al usuario conocer cómo era Zelandia, conociendo su extensión, su tamaño y, sobre todo, nos permite conocer cómo era la Tierra hace millones de años, conociendo la evolución de nuestro planeta hasta ser como es en la actualidad.

"Hemos hecho estos mapas para proporcionar una imagen precisa, completa y actualizada de la geología de Nueva Zelanda y del área del Pacífico sudoeste, mucho mejor de lo que hemos tenido antes. Su valor es que proporcionan un contexto en el que explicar y comprender la configuración de los volcanes, límites de placas tectónicas y cuencas sedimentarias de Nueva Zelanda", explicó Nick Mortimer, uno de los responsables del estudio.

El estudio revela que Zelandia se formó como consecuencia de la actividad volcánica y del movimiento de las placas tectónicas. Antiguamente, Zelanda era parte del supercontinente Gondwana, del que comenzó a separarse en el Cretácico tardío para, cientos de años más tarde, terminar hundiéndose en el fondo del mar. El grosor de la corteza del continente subacuático varía entre 10 y 30 kilómetrtos de media, aunque en algunas partes alcanzan los 40 km, concretamente en la Isla Sur de la actual Nueva Zelanda.

Según el mapeado, el punto más elevado que tuvo este continente es el actual Monte Cook, ubicado en Nueva Zelanda, y que está a 3.724 metros sobre el nivel del mar. Por el contrario, el punto más profundo de este continente submarino corresponde a las llanuras abisales oceánicas, que llegan a alcanzar los 4.000 metros de profundidad. Ahora, el octavo continente, el continente perdido, por fin tiene su esperado mapa. ¿Quién dijo que el mar no guarda secretos?

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios