UNÍA ESCOCIA CON CANADÁ

Descubren un fragmento perdido de un antiguo continente en Canadá

Forma parte del Cratón del Atlántico Norte, una antiguo continente que se extendía desde Escocia hasta la región de Labrador, en Canadá, pasando por Groenlandia

Foto: Vista de la Isla de Baffin. Foto: REUTERS/Chris Wattie
Vista de la Isla de Baffin. Foto: REUTERS/Chris Wattie

Científicos canadienses han descubierto un remanente astillado de la corteza continental de la Tierra de hace millones de años, incrustado en el aislado desierto del norte de Canadá, lo que supone el hallazgo de una parte perdida de un antiguo continente.

La isla de Baffin, situada entre el continente canadiense y Groenlandia, es una vasta extensión ártica que cubre más de 500.000 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la quinta isla más grande del mundo.

Geólogos de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) estaban examinando muestras de exploración de diamantes en esta isla cuando han identificado, por casualidad, un nuevo remanente del Cratón del Atlántico Norte, una parte antigua de la corteza continental de la Tierra.

De Escocia a Canadá

La pista se la dieron las muestras de roca kimberlita, formadas hace millones de años a profundidades de 150 a 400 kilómetros. Estas kimberlitas, que a veces tienen incrustados diamantes y otro tipo de rocas dentro de ellas, son empujadas a la superficie por fuerzas geológicas y químicas. "Las kimberlitas son cohetes subterráneos que recogen a los pasajeros en su camino a la superficie", explica la geóloga Maya Kopylova de la Universidad de Columbia Británica en declaraciones recogidas por Science Alert.

Analizando este tipo de muestras en el sur de la isla de Baffin, los investigadores descubrieron que estas kimberlitas eran especiales. Llevaban una firma mineral que coincidía con otras partes del Cratón del Atlántico Norte, que se extendía desde Escocia hasta la región de Labrador, en Canadá, pasando por Groenlandia.

"El rompecabezas científico de la antigua Tierra no puede estar completo sin todas las piezas"

"Encontrar estas piezas 'perdidas' es como encontrar una pieza que falta en un rompecabezas", explica Kopylova. "El rompecabezas científico de la antigua Tierra no puede estar completo sin todas las piezas". En términos del componente geológico, la aparición de esta firma mineral bajo la actual isla de Baffin representa el fin de una dispersión colosal que ocurrió hace aproximadamente 150 millones de años, durante la ruptura de la placa continental del Cratón del Atlántico Norte.

Los nuevos hallazgos, publicados en la revista científica 'Journal of Petrology' significan que este Cratón del Atlántico Norte era alrededor de un 10 por ciento mayor de lo que se pensaba. Gracias a las nuevas técnicas de modelado de mantos, también podemos imaginar la forma de algunas de las formaciones rocosas más tempranas conocidas de la Tierra a profundidades mucho mayores que nunca.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios