TÉCNICA CENTENARIA

Usar anticuerpos de recuperados del Covid-19, una terapia temporal para parar el virus

Según los expertos, a la espera de una vacuna, puede ser una solución que no necesita investigación ni medios costosos

Foto: Se han utilizado transfusiones de sangre cargada de anticuerpos con éxito en episodios anteriores. Fotos: Johns Hopkins University
Se han utilizado transfusiones de sangre cargada de anticuerpos con éxito en episodios anteriores. Fotos: Johns Hopkins University

La vacuna para el Covid-19 todavía parece que puede tardar en estar lista y en funcionamiento, por lo que los científicos están investigando maneras alternativas de contener al coronavirus.

Uno de ellos es el estadounidense Arturo Casadevall, una de las referencias internacionales en inmunología y enfermedades contagiosas. Casadevall, de origen cubano, trabaja en la Universidad Johns Hopkins, uno de los centros de investigación más prestigiosos de los Estados Unidos, y allí, junto a su equipo, quiere replicar un tratamiento centenario con el fin de paliar la gravedad del Covid-19.

La técnica quiere utilizar los anticuerpos obtenidos del plasma sanguíneo de personas que se hayan recuperado de la infección por Covid-19 para aumentar la inmunidad de los pacientes recién infectados y de las personas en riesgo de contraer la enfermedad. Estos anticuerpos contenidos en el suero de la sangre tienen la capacidad de unirse y neutralizar el coronavirus, según señala Casadevall en un artículo publicado en la revista científica 'The Journal of Clinical Investigación'.

Rápido y seguro

El proceso sería el siguiente. Los médicos pedirían a los pacientes que se recuperan del Covid-19 que donaran su sangre y se aislaría el suero. Después de procesar el suero y eliminar otras toxinas o rastrear enfermedades, se podría inyectar en pacientes enfermos o en aquellos en riesgo de contraer la enfermedad. El procedimiento para aislar el suero o el plasma se haría a través de una tecnología ya conocida que se puede realizar utilizando equipos que normalmente se encuentran en hospitales e instalaciones de bancos de sangre, y los avances recientes lo hacen tan seguro como una transfusión de sangre, señala Casadevall en declaraciones recogidas por Neuroscience News.

"No requiere investigación o desarrollo y se puede llevar a cabo en un par de semanas ya que se basa en prácticas de bancos de sangre convencionales"

Según este medio, expertos de todo Estados Unidos ya se han apresurado a implementar este tratamiento en varias áreas diferentes del país, incluyendo la ciudad de Nueva York. Los médicos en Shanghai ya han utilizado la terapia plasmática con pacientes con coronavirus recién infectados en China y han reportado resultados prometedores. El mayor fabricante de medicamentos de Japón, Takeda Pharmaceuticals, también ha comenzado a probar la terapia.

El concepto médico, conocido como "plasma convaleciente" se remonta a principios del siglo XX, y se utilizó con éxito en el pasado para contrarrestar epidemias como las paperas y el sarampión. Lo bueno de este tipo de tratamiento es que "no requiere investigación o desarrollo y se puede llevar a cabo en un par de semanas ya que se basa en prácticas de bancos de sangre convencionales", afirma Casadevall.

Los expertos señalan que el máximo desafío de esta técnica es tener un timing preciso para maximizar el impulso de la inmunidad de un paciente. El tratamiento no se concibe como una panacea para el tratamiento del coronavirus, sino como una medida temporal que podría ayudar hasta que se disponga de opciones más fuertes, como las vacunas. "Todo es factible, pero para hacerlo se requiere un esfuerzo de organización, recursos... y personas que se hayan recuperado de la enfermedad que puedan donar sangre", afirma Casadevall. "Aprenderemos nueva ciencia a partir de esta calamidad".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios