implanta un tercer centro de control autónomo

España aísla su sistema eléctrico ante el Covid-19: hay riesgo de 'hackeos' y contagios

REE está protegiendo estos días el sistema de suministro eléctrico en nuestro país. ¿El motivo? El coronavirus aumenta las posibilidades de infecciones y de que un 'hackeo' nos deje a oscuras

Foto:

El coronavirus no está dejando un solo sector sin tocar, y hasta los que en principio parecen menos vulnerables están empezando a sufrir las consecuencias. Es el caso del sector energético, que en los últimos días empieza a ver la posibilidad de que las consecuencias del virus incida en su trabajo diario y en la seguridad de las instalaciones que maneja.

Y es que el sistema eléctrico, uno de los pilares del funcionamiento de nuestro país, no escapa de posibles fallos a consecuencia del Covid-19. Por ello Red Eléctrica de España (REE), la empresa pública que opera el sistema eléctrico, ha tenido que tomar medidas ante los dos factores que podrían perjudicar la red eléctrica española: la infección de sus empleados y los posibles ciberataques que puede sufrir la infraestructura a nivel nacional.

Centros autónomos contra los infectados

A REE le preocupa especialmente que la propagación e infección del coronavirus pueda afectar a los centros de control y a sus trabajadores, así que ha decidido reforzar la seguridad. Actualmente el organismo cuenta con dos centros de control eléctrico que operan de manera totalmente autónoma. La novedad ha llegado a raíz del Covid-19: para asegurar la cobertura del sistema eléctrico de nuestro país, ha decidido implantar un tercer centro de control eléctrico que también trabajará de manera autónoma.

Además, a REE también le preocupa que los empleados de dichos centros puedan verse afectados por la propagación del virus. A consecuencia de ello, ha establecido la prohibición de que los profesionales de la empresa pública ajenos a los centros de control eléctricos accedan a las instalaciones en las que trabajan los profesionales de dichos centros.

En cualquier caso, el organismo asegura que "Red Eléctrica de España opera con total normalidad y trabaja para seguir garantizando la continuidad y seguridad del suministro eléctrico en nuestro país".

Centro de control eléctrico de Red Eléctrica de España. Foto: REE.
Centro de control eléctrico de Red Eléctrica de España. Foto: REE.

El riesgo de ciberataques, al alza

Hace tiempo que todos los países desarrollados del mundo están preocupados por una tendencia en el ámbito del cibercrimen: los 'hackeos' contra infraestructuras críticas, especialmente contra algunas esenciales contra el suministro eléctrico, cuyo ciberataque podría dejar a un país entero sin luz.

No se trata, ni mucho menos, de una posibilidad remota. Esta misma semana la European Network of Transmission System Operators for Electricity (Entso-E), el organismo que coordina los mercados eléctricos europeos, reconoció haber sufrido un ciberataque que afectó, como mínimo, a sus sistemas de intercambio de archivos. Esta red está compuesta por 42 operadores de red de 35 países, entre los que se encuentra Red Eléctrica de España.

El organismo que coordina los mercados eléctricos europeos (incluido el español) sufrió esta semana un ciberataque en su red informática

El Gobierno de España no es ajeno este tipo de riesgos. De hecho, actualmente ya cuenta con un protocolo de actuación ante los intentos de tumbar el sistema eléctrico de nuestro país a causa de un ciberataque. Porque tumbar la red eléctrica a nivel nacional parece hartamente complicado, pero cortar el suministro por zonas no es tan difícil como en principio puede parecer.

Foto: EFE/Alfredo Aldai.
Foto: EFE/Alfredo Aldai.

Hace poco lo evidenciaron unos españoles. Los responsables de la empresa Tarlogic revelaron hace una semana que cerca del 50% de los contadores eléctricos de nuestro país tenían un grave fallo de seguridad que los convertía en vulnerables. Estos ingenieron demostraron que podían cortar el suministro y dejar sin luz a un barrio entero en apenas unos minutos.

Cerca del 50% de los contadores españoles son inseguros: unos ingenieros mostraron cómo dejar sin luz a un barrio entero en pocos minutos

Y es que al riesgo de ciberataques que sufre España actualmente hay que unirle un nuevo factor de alerta: el teletrabajo provocado por el coronavirus, una circunstancia que hace que cualquier sector sea más vulnerable ante posibles 'hackeos', que pueden producirse por dos causas principales. Por un lado, porque el hecho de que un trabajador no esté físicamente cerca de sus compañeros aumenta la posibilidad de que una campaña de 'phishing' sea efectiva. Sobre todo si se produce una suplantación de personalidad en casos como el fraude del CEO, en el que el ciberdelincuente se hace pasar por un alto ejecutivo de la empresa para que un subordinado le pase información privada o incluso haga transferencias de dinero.

Por otro lado, la dispersión de los trabajadores también aumenta la inseguridad informática de las empresas, especialmente las que solo permiten acceder a su red a los dispositivos (ordenadores, móviles...) que se encuentren dentro de sus propias instalaciones. En el caso del trabajo, cualquier empresa verá estos días un aumento de dispositivos desconocidos accediendo a su red, con lo que tendrá más difícil determinar si tras algunos de estos accesos puede haber una intrusión ilegítima.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios