EXPLICADOS EN 'NATURE ASTRONOMY'

El increíble hallazgo en Titán (Saturno): lagos de más de 100 metros de profundidad

Los expertos llevan casi dos años trabajando en los datos que obtuvo Cassini, ofreciéndoles una serie de respuestas que hasta la fecha no podían ni tan siquiera ser imaginados

Foto: Imagen de Titán tomada por Cassini. (FOTO: NASA)
Imagen de Titán tomada por Cassini. (FOTO: NASA)

"Cada vez que hacemos un descubrimiento en Titán, se vuelve más y más misterioso": así hablaba Marco Mastrogiuseppe, el científico encargado del radar de la nave Cassini y principal investigador de un estudio publicado en 'Nature Astronomy' en el que se presentan los últimos descubrimientos de la mayor luna de Saturno. Y lo que los expertos han conseguido hallar es realmente espectacular: pueden llegar a tener una profundidad superior a los 100 metros.

La nave Cassini de la NASA tenía una misión fundamental: llegar a Titán con el objetivo de explorarla y analizar especialmente la composición de sus lagos. ¿El motivo? Se trata del único cuerpo planetario del Sistema Solar, junto a la Tierra, que cuenta con líquido estable en su superficie. Por ello, la importancia de analizar de qué están compuestos sus ríos y mares, con unos resultados realmente impresionantes que no podían ni siquiera ser imaginados.

Fue en abril de 2017 cuando Cassini sobrevoló por última vez Titán, antes de desintegrarse por completo en Saturno. Pero en su última misión fue capaz de recopilar datos de enorme valor, con los que los científicos continúan trabajando con el objetivo de conocer un poco más una de las lunas más espectaculares que conoce el ser humano. Pudo recorrer más de 1.000 kilómetros sobre su superficie e incluso conocer cómo funciona su ciclo del agua.

Según se publica en el informe 'Lagos profundos y ricos en metano', Cassini fue capaz de detectar que el líquido que se observa en la superficie de Titán está compuestos por metano y, en menor medida, de etano. La gran sorpresa tuvo que ver al descubrir que esta composición no solo se puede ver en los mares, sino también en los lagos: "Estas mediciones ayudan a dar respuesta a preguntas clave. Ahora podemos entender mejor la hidrología de Titán", explica Mastrogiuseppe.

Los datos obtenidos confirman que el funcionamiento del ciclo hidrológico de Titán es muy similar al de la Tierra, con la diferencia de que la evaporación no se realiza con agua sino con ambos gases, que están en estado líquido como consecuencia del extremo frío que hay en la luna de Saturno. Pero lo que más ha sorprendido a los expertos es la gran profundidad de algunos de los lagos, capaces de medir hasta 100 metros. Es decir, podrían cubrir la Estatua de la Libertad por completo.

Las mismas mediciones obtenidas por Cassini confirman la gran diferencia entre la hidrología de ambos hemisferios del planeta. Mientras en un lado aparecen mares con poca elevación, en el otro aparecen lagos que solo se forman en la parte alta de las colinas y mesetas. La información recabada sugiere la existencia de montañas que rodean el paisaje, en las que se encuentran los lagos más profundos incrustados en su parte superior.

En el segundo estudio presentado en 'Nature', llamado 'El caso de los cambios estacionales de la superficie en el distrito del lago Titán', se explica la que podría ser la verdadera razón de ser de los denominados 'lagos fantasmas', una serie de acuíferos que desaparecen sin aparente razón. Los datos obtenidos al respecto podrían sugerir que el metano y el etano no solo se evaporan y vuelven a caer en la superficie, sino que podrían ser absorbidos, generando depósitos líquidos subterráneos.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios