La dieta cruda de moda para mascotas tiene mucho peligro: bacterias y parásitos a tope. Noticias de Ciencia
aunque estén congeladas

La 'dieta cruda' de moda para mascotas tiene mucho peligro: bacterias y parásitos a tope

En los últimos tiempos se están poniendo de moda diversas dietas para mascotas que reivindican una alimentación más parecida a la que nuestros perros o gatos

Foto: Un perro huele una comida orgánica para mascotas en la feria Interpets de Tokio (Kim Kyung-Hoon / Reuters)
Un perro huele una comida orgánica para mascotas en la feria Interpets de Tokio (Kim Kyung-Hoon / Reuters)

En los últimos tiempos se están poniendo de moda diversas dietas para mascotas que reivindican una alimentación más parecida a la que nuestros perros o gatos tendrían si fueran animales salvajes. Los defensores de esta dieta natural (también llamada BARF o ACBA, acrónimo de Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) persiguen que sus mascotas no ingieran conservantes, colorantes u otros aditivos que la comida comercial para perros o gatos suele contener.

Las evidencias disponibles para afirmar que una dieta natural es mejor para la salud de una mascota son muy limitadas, por no decir que sólo existen en un universo paralelo y ajeno a la evolución, o a escala microscópica. Hay diversos estudios que, en los últimos años, se han propuesto explorar esta relación.

En cachorros puede provocar una insuficiencia en ciertos nutrientes esenciales para el desarrollo como el calcio, el fósforo, el sodio o el potasio. En algunos perros de Alemania, donde este tipo de dietas están en auge, demostró provocar bocio tóxico debido a la cantidad de tejido tiroideo que consumían al ingerir esta carne cruda. En Suecia, se encontraron cepas de 'Escherichia coli' resistente a la cefalosporina, un antibiótico.

Ahora, un nuevo trabajo científico realizado en Dinamarca y publicado en el 'British Medical Journal' amplía las malas noticias para los partidarios de la dieta natural: analizaron 35 dietas congeladas de ocho marcas diferentes y no sólo encontraron E. coli, sino también Listeria, Salmonella o Toxoplasma. Todos estos productos estaban congelados, pero como sabemos desde hace años, patógenos como la Salmonella pueden sobrevivir en trozos de pollo congelados a -20ºC durante 16 semanas.

"A pesar de que el tamaño de la muestra en nuestro estudio es relativamente bajo, está claro que las dietas comerciales basadas en carne cruda pueden estar contaminadas con una variedad de patógenos zoonóticos, bacterianos y parasitarios que pueden ser posibles fuentes de infección en animales de compañía y, si se transmiten, suponer un riesgo para los seres humanos", dice Paul Overgaauw, de la Universidad de Utrech y autor principal del estudio.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios