capaz de transmitir el dengue o el zika

El mosquito tigre que invade España muestra por primera vez inmunidad a los insecticidas

Este patógeno asiático lleva extendiéndose desde 2004 por la costa levantina y ya afecta a 15 provincias españolas. Ahora parece haber desarrollado resistencia contra los piretroides

Foto: Un ejemplar de mosquito hembra (Pixabay)
Un ejemplar de mosquito hembra (Pixabay)

El 9 de agosto de 2004, el Consejo Comarcal del Bajo Llobregat envió a Sant Cugat del Vallès a tres miembros del Servicio de Control de Mosquitos. Habían recibido varias quejas en aquel punto de la presencia de mosca negra, por lo que tres de sus miembros se dirigieron a indagar a esta ciudad, a 15 kilómetros al noroeste de Barcelona. En una de las casas sospechosas encontraron también hábitats de mosquito, y en particular un ejemplar de muestra que hoy forma parte de la colección que el SCM tiene en El Prat de Llobregat: es el primer ejemplar de 'Aedes albopictus' o mosquito tigre, aquel que certificaba la llegada a España de este vector capaz de transmitir enfermedades como el dengue, el Zika o el chikunguña y que hasta entonces se presumía una especie tropical.

"Somos gente básicamente de campo", explica a Teknautas el biólogo Roger Eritja, uno de los hombres que formaron parte de la expedición y que ha seguido desde entonces la trayectoria de este mosquito, que en estos últimos 13 años ha aumentado tanto su distribución (ahora está ya presente en toda nuestra Costa Este) como su densidad.

Eritja, una autoridad en este tema, ha colaborado también en un trabajo reciente que muestra, por primera vez, que el mosquito tigre que vive en España ha desarrollado resistencia a los piretroides, la familia de insecticidas más común contra esta plaga.

El estudio, publicado en el 'Journal of the American Mosquito Control Association', muestra que la reacción de los 'Aedes albopictus' a insecticidas comunes como la permetrina, la deltametrina o la cipermetrina varía mucho de un lugar a otro: en el Bajo Llobregat, donde Eritja y su equipo llevan promoviendo desde hace años un uso racional de los insecticidas, los mosquitos apenas ofrecen algo de resistencia a morir con cipermetrina.

Sin embargo, en lugares como Castellón o Peñíscola, la tasa de efectividad bajaba considerablemente. En este último punto, la cipermetrina sólo fue capaz de acabar con el 85% de los mosquitos tigre adultos y la deltametrina con el 90% de los insectos. Escogieron estos tres insecticidas por ser de los más empleados, ya que otros análogos han sido prohibidos por la Unión Europea en años recientes.

"El problema es que, a diferencia de Barcelona, en Castellón no existe información sobre los tipos de insecticida que se utilizaron anteriormente, no sabemos si se usó más un tipo u otro", explica Mikel Bengoa, autor principal del estudio. "Nuestra idea al empezar a estudiar esto eran los precedentes con el 'Aedes aegypti' fuera de Europa".

Este tipo de culícido, conocido como mosquito de la fiebre amarilla y primo hermano, comenzó también en países de Asia y Sudamérica a mostrar resistencia al veneno empleado para acabar con él.

Algo está pasando con el mosquito tigre

"Es una resistencia sutil, pero ahora sabemos que algo está pasando con el mosquito tigre", dice Bengoa. En el estudio no usaron otros tratamientos, como los larvicidas, sino solamente los insecticidas empleados para fulminar mosquitos adultos. ¿Por qué? "Si en algún momento se diera en España un brote de, por ejemplo, dengue, los tratamientos adulticidas son lo único que tenemos para tratar de reducir el número de mosquitos potencialmente peligrosos, y si éstos están empezando a desarrollar resistencia tenemos un problema".

Un 'Aedes albopictus' con la tripa llena de sangre (Pixabay)
Un 'Aedes albopictus' con la tripa llena de sangre (Pixabay)

Viendo que desde hace años aumenta en España tanto el área de distribución de los mosquitos como su densidad, los científicos se plantearon que "podría pasar como en Italia, que hubiera un brote puntual de dengue y hubiera que atacarlo con adulticidas", explica a este periódico Javier Lucientes, de la Universidad de Zaragoza y otro de los participantes en el estudio. "Ya estábamos viendo con otras especies de mosquitos que poblaciones en un mismo sitio presentaban distinta sensibilidad a los insecticidas en apenas unos kilómetros".

El estudio no entra a valorar por qué está ocurriendo esta transformación en los mosquitos tigre 'españoles'. "Aún no hemos entrado en los mecanismos de resistencia", explica Eritja desde Barcelona, "pueden volverse insensibles por un tipo de mutación o porque empiezan a desarrollar enzimas, lo que urge realmente es ver qué productos son eficaces y empezar a rotar para que los mosquitos no desarrollen resistencia a ellos".

Podría pasar como en Italia, que hubiera un brote puntual de dengue y hubiera que atacarlo con adulticida

Bengoa, que trabaja en una consultoría especializada en el control del mosquito tigre, es mucho más pragmático: "A veces estas cosas empiezan por tonterías tan grandes como escoger el insecticida que esté de oferta en ese momento en el centro comercial".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios