Meteorología

Comienza oficialmente el verano: ¿pero cuándo llegó de verdad a tu ciudad?

Analizamos las temperaturas en los meses anteriores al periodo estival en nueve ciudades españolas entre 1970 y 2016. Y sí, el verano se ha ido adelantando a lo largo de las últimas décadas

Foto: Las fechas indican las temperaturas más altas registradas antes del verano entre 1970 y 2016.
Las fechas indican las temperaturas más altas registradas antes del verano entre 1970 y 2016.

Aunque les parezca increíble después de muchos días con temperaturas extremas, golpes de calor, lipotimias, vómitos, colegios evacuados o incendios devastadores, el verano no ha comenzado oficialmente hasta hoy a las 6:24 de la mañana.

Pero, aunque cada vez más recurrente, el fenómeno de padecer días veraniegos antes del 21 de junio no es nada nuevo.

El meteorólogo José Antonio Maldonado ha estado señalando este tipo de fenómenos durante décadas en la pequeña pantalla. Sin embargo, Maldonado reconoce a Teknautas que "la memoria meteorológica es frágil: la noche que más calor he pasado en Madrid ha sido esta última, y no ha sido la más calurosa".

Para este análisis, hemos analizado las temperaturas máximas registradas en los meses anteriores al periodo estival en nueve ciudades españolas entre 1970 y 2016 para determinar cuándo se produjo el primer día del año con temperaturas veraniegas, y si éste ha ido adelantándose a lo largo de las últimas cinco décadas (ver metodología).

En resumen, queremos saber si es verdad eso de "cada vez llega antes el verano".

Madrid

En ocho de los diez años que trascurrieron entre 2000 y 2010, el verano llegó a Madrid antes del 21 de junio. Sin embargo, en la década anterior esto sólo ocurrió en cinco ocasiones y en los ochenta en tres. Además, cada vez es más común tener en la capital temperaturas máximas en primavera que antes sólo se daban en verano, y además, cada vez más calurosas.

El récord en este sentido se produjo hace dos años, el 13 de mayo de 2015, cuando el termómetro alcanzó los 36,5ºC rompiendo el récord de 36,4ºC alcanzado una década antes, el 17 de mayo de 2006.

Barcelona

En las ciudades costeras, donde a priori las temperaturas son más suaves y se atenúan los extremos, los días típicamente veraniegos también se están adelantando. En Barcelona, antes de la década de los noventa era muy difícil registrar en un día de primavera temperaturas máximas que superaran las temperaturas medias del verano. Sin embargo, todo cambió de los últimos seis años, en cuatro de ellos el verano barcelonés se ha adelantado a entre el 11 y el 30 de mayo.

El récord de temperaturas antes del mes de junio se produjo el 24 de mayo de 2011, cuando el termómetro en la Ciudad Condal rebasó los 30ºC, una diferencia notable ya que la media de temperaturas máximas aquel verano estuvo en 27,5ºC.

Sevilla

En la ciudad con la que sueñan los esquimales las temperaturas en verano han sido tradicionalmente infernales, aunque nunca tanto como en los últimos años. La media de temperaturas máximas veraniegas ha ido aumentando paulatinamente desde los años setenta, en los que se situaba en torno a los 32ºC, hasta los 35,7ºC que se registraron, de media, en el verano de 2016. Pero además de recrudecerse, el verano ha seguido adelantándose y el 13 de mayo de 2015 superó, por primera vez, la barrera de los 40ºC.

Valencia

El 14 de mayo de 2015, a falta de cinco semanas para el comienzo del verano, los termómetros en Valencia reventaron hasta los 42,6ºC. El anterior récord estaba en los 35,4ºC, registrados en la primavera de 2010.

De los últimos 46 años, tan sólo en nueve el verano no se adelantó en la capital valenciana.

La Coruña

La ciudad gallega presume de tener uno de los veranos más frescos de España, aunque la media, que en los años setenta superaba tímidamente los 20ºC ya empieza a coquetear con los 25ºC.

Como ocurre con otras ciudades, el récord de temperatura pre-veraniego tuvo lugar en los últimos años. Concretamente en 2011, cuando los coruñeses disfrutaron de su primer día de verano un 8 de abril, día en que las temperaturas alcanzaron los 33,1ºC.

Bilbao

El día más veraniego de 2005 para los bilbaínos fue el 30 de mayo de 1996, una jornada en que las temperaturas treparon hasta los 36ºC, una cifra más de doce grados mayor a la media de máximas del verano natural de aquel año en la capital de Vizcaya.

Bilbao es una de las ciudades más peculiares en cuanto al comportamiento de su clima. Durante los últimos 46 años, las temperaturas medias en verano han oscilado entre los 23 y los 26 grados, sufriendo fenómenos de calor extremo primaveral cada cierto tiempo, por ejemplo el 25 de mayo de 1974, el 16 de mayo de 1992 o el 27 de mayo de 2005, cuando se rozaron los 35ºC.

Valladolid

Salvo en 2003, la ciudad castellanoleonesa ha mantenido su media de temperaturas máximas siempre por debajo de los 30ºC, pero esto no ha evitado que muchos de sus días primaverales hayan sido de auténtico estío. El récord en este sentido está establecido el 29 de mayo de 2001, tres semanas antes del solsticio de verano, cuando la temperatura alcanzó los 34,4ºC.

Málaga

Durante décadas, la media de temperaturas máximas en la capital de la Costa del Sol nunca superó los 30ºC, hasta que comenzó el siglo XXI. Desde entonces, es raro el año en el que baja de esta cifra y cuando lo hace es por unas pocas décimas.

Su máxima histórica pre-veraniega también se dio en 2015, en concreto el 14 de mayo, día en que el termómetro alcanzó los 34,9ºC.

Zaragoza

De los cuatro últimos años en la capital de Aragón, la primavera ha sido bastante fresca en tres de ellos, lo que no ha evitado que en el año díscolo, 2015, se estuviera a punto de batir el récord histórico de temperatura máxima antes del verano. Concretamente, el 13 de mayo se registraron 36,2ºC, sólo tres décimas menos que el día de primavera más caluroso de la historia de Zaragoza: el 29 de mayo de 2001.

¿Debemos adelantar el curso escolar?

El mal acondicionamiento al calor de algunos centros escolares provocó numerosos problemas durante la ola de calor de la semana pasada. Si a esto le sumamos que los días veraniegos se están adelantando... ¿tendría sentido adelantar el inicio del curso escolar?

Para el físico José María Martín Olalla, profesor en la Universidad de Sevilla, "admitiendo que esté aumentando la frecuencia de ocurrencia de olas de calor antes de que termine el curso escolar y las de después de que empiece el curso escolar, la naturaleza esporádica de estos fenómenos dificulta la toma de decisiones racionales que se pretenden estables en el tiempo: deseamos un calendario escolar estable de año a año y no podemos fiar esa decisión a si va a ocurrir un fenómeno que es relativamente extraño".

Algunas voces han aludido incluso al Real Decreto 486/1997, que establece que "la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC".

Los datos especifican que, en Sevilla capital, un 10% de los días de julio y agosto la temperatura máxima supera los 40ºC, lo que representa una media de tres días al mes. "Sin embargo, esta ocurrencia es solo de un 2% en junio, un día cada dos años, lo que muestra la naturaleza esporádica del fenómeno", indica Martín Olalla. "Puede que esté aumentando la ocurrencia de olas de calor en junio, pero sospecho que no se estarán multiplicando por cinco o por diez, e incluso si se duplicara esta ocurrencia seguiríamos hablando de un fenómeno relativamente extraño: un día de media al mes".

Este profesor universitario advierte que la idea, a menudo pregonada, de regresar al huso horario de Greenwich o al horario del Sol al sería contraproducente ya que al retrasar la hora de entrada y salida del colegio acabaría exponiendo a los escolares a una mayor temperatura. En cambio, Martín Olalla cree que lo más sensato es "establecer protocolos de actuación específicos ante situaciones no muy frecuentes y que son potencialmente peligrosas".

La primavera, cada vez más cálida

Los días de verano se están adelantando cada vez más al sosticio e, al igual que los jueves son los nuevos viernes, junio empieza a ser el nuevo julio. "En junio se han batido récords de temperaturas", apunta Maldonado, "concretamente en Badajoz se llegó a 43ºC en 2012 y en Madrid se superaron los 41ºC en 2015".

El meteorólogo advierte que éste "va a ser el año más caluroso desde 1965 y puede que desde mucho antes", aunque siempre hay un pequeño resquicio para la esperanza. Maldonado engola la voz como cuando cerraba el telediario en TVE y apunta: "El domingo parece que entra un frente que podría traer algunas lluvias".

Metodología

Para este artículo se han utilizado los datos de temperaturas mínimas, medias y máximas diarias, recogidos mediante una API de la página de Datos Abiertos de la Agencia Española de Meteorología (AEMET). Para encontrar las fechas en las que las temperaturas 'veraniegas' llegaron antes que el comienzo natural del verano, se calculó la media de las máximas de este periodo (21 de junio - 21 de septiembre) y se buscaron picos superiores a esa media en los meses anteriores (enero, febrero, marzo, abril y mayo). En todos los casos analizados, se ha tomado como referencia el período 1970 - 2016.

Puede descargar los datos, tal y como han sido tratados para realizar este artículo en el Github de El Confidencial.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios