Es noticia
Menú
Este 'software' español va a acabar con la tiranía de las webs de empleo
  1. Tecnología
UNA IA ENTREVISTANDO

Este 'software' español va a acabar con la tiranía de las webs de empleo

La 'startup' catalana Opground desarrolla una inteligencia artificial y un 'chatbot' que entrevista a candidatos y selecciona los mejores para cada proceso, ahorrando tiempo para ambas partes

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Todo el mundo aspira a estar contento con su puesto de trabajo, y buscar empleo es probablemente una de las tareas que uno nunca espera tener que llevar a cabo. Si se ha quedado en la calle por un despido, un ERE o un cese de actividad, en un gran número de ocasiones tener que hacerlo supone preocupación y ansiedad por hacerlo relativamente rápido o, al menos, antes de que se acabe el 'paro'. Si uno lo hace por inquietud profesional, simplemente por mejorar, muchas veces supone perder mucho tiempo en procesos infructuosos (que tienes que compatibilizar con tus deberes diarios), porque al final tu perfil no termina de encajar o porque lo que prometía la empresa no es sensiblemente mejor a lo que ya tienes entre manos.

Foto: Imagen: EC.

Los portales web de empleo pueden ser un poderoso aliado para dar con una oferta. Pero también pueden ser una barrera insuperable. Muchas veces, se convierten en auténticas 'picadoras' de candidaturas, donde uno no tiene certeza de si su currículo ha sido visto o no y donde solo puede ver que cientos de personas más se han postulado. Eso, por no hablar de que en buena parte de los casos los portales generalistas ofrecen trabajos de baja cualificación. En julio, por ejemplo, más de la mitad de los puestos de Infojobs estuvo copada por ofertas de comercial, logística y almacén o atención al cliente.

Desarrollador de 'software' aparecía en el séptimo lugar de la tabla. También uno puede acabar metido en un laberinto de webs en que vaya pasando de página a página que han agregado la misma oferta sin incluir la referencia original. Un negocio que lo único que persigue es hacerse con datos (como direcciones de 'e-mail') de los usuarios.

Hay casos que funcionan. Pero también suponen algo inabarcable en el otro extremo de la cadena: los departamentos de RRHH. "Hace unos meses, colgamos en LinkedIn una oferta para un puesto intermedio para 'marketing'. Nos corría cierta urgencia. Al segundo día, teníamos más de 600 candidaturas. En cuatro días, teníamos 800", explica una trabajadora de una multinacional instalada en España. "Como no dábamos abasto, los candidatos acabaron saliendo de recomendaciones", remata.

Pero esta pseudotiranía de los portales de empleo puede tener los días contados gracias a OpGround, un desarrollo catalán. Se trata de un sistema que cuenta con un 'chatbot' que realiza entrevistas automáticamente que luego se someten a una plataforma de inteligencia artificial para seleccionar las más adecuadas para cada puesto. "Los candidatos no tienen que estar pendientes de cada oferta. Lo hacen una vez y ya está", comenta Eduard Teixidó, fundador y CEO del proyecto, nacido y lanzado en plena pandemia. "Nos pusimos con la idea en abril y en octubre la pusimos en marcha", añade. Ya tienen cerca de 3.000 perfiles registrados y un centenar de empresas dadas de alta en España y Latinoamérica. Ahora mismo, se encuentran montando su primera ronda de inversión y recientemente fueron finalistas en la novena edición de SpinUOC, un certamen de emprendimiento organizado por la Universitat Oberta de Catalunya.

placeholder Programadores de 'software'. (Foto: BrainTree)
Programadores de 'software'. (Foto: BrainTree)

A día de hoy, solo están centrados en el sector tecnológico, ofreciendo asistencia para reclutar programadores, arquitectos de 'software' o especialistas en ciberseguridad. "Lo hacemos porque es una industria que controlamos, así que preferimos especializarnos y coger experiencia primero y dar el salto a otros sectores después", añade. También cree que es una cuestión de que estos perfiles son más "receptivos a una innovación así".

"Nuestra ventaja es nuestra inteligencia artificial. Es la que se encarga de extraer la información de la entrevista, sacar las conclusiones y ajustarla a lo que está buscando cada empresa. Estos profesionales son más receptivos porque conocen y entienden lo que hay detrás", agrega. Profesionales que tendrán que pasar una única entrevista "de poco más de media hora de media" con su asistente personal. "Es un 'chatbot' que es muy parecido a hablar por WhatsApp", cuenta. Dentro de poco, añadirán las "opciones" de vídeo y audio, para que cada uno "escoja el formato con el que se sienta más cómodo".

Evitar los sesgos

Aplicar la inteligencia artificial a un proceso de selección no es algo nuevo. Amazon lo intentó, aunque el resultado no fue el deseado. El algoritmo acabó por ser desenchufado. ¿El motivo? Solo recomendaba hombres, por los sesgos machistas que no se habían evitado a la hora de construirlos. "Obviamente, no te puedo revelar toda nuestra fórmula por evidentes razones de privacidad y de negocio, pero te puedo decir que hemos quitado de la valoración aspectos como la edad, el sexo... Y el equipo también está encima controlando", responde el CEO de Opground cuando se le plantea esto.

Foto: (Foto: EFE)

Sus creadores creen que, además de ser un buen sustituto de los portales de empleo, también puede ser un aliado. "Nosotros nos centramos en sacar información de algo como la entrevista, no en el currículo. Eso es lo que les falta a estas plataformas y creo que es lo que luego les puede hacer perder mucho tiempo en candidaturas con un muy buen currículo en el primer corte porque no encajan", agrega. Además, explica, las ofertas permanecen ocultas hasta que la empresa se pone en contacto con el elegido y así se evita malgastar tiempo en estar filtrando activamente.

A día de hoy, tienen dos modelos de ingresos. "En primer lugar, tenemos un modelo de pago por contratación, que desaparecerá pronto, pero era el más sencillo para arrancar. Ahora vamos hacia un modelo de pago por el tiempo que se ahorran los candidatos y las empresas", concluye.

Todo el mundo aspira a estar contento con su puesto de trabajo, y buscar empleo es probablemente una de las tareas que uno nunca espera tener que llevar a cabo. Si se ha quedado en la calle por un despido, un ERE o un cese de actividad, en un gran número de ocasiones tener que hacerlo supone preocupación y ansiedad por hacerlo relativamente rápido o, al menos, antes de que se acabe el 'paro'. Si uno lo hace por inquietud profesional, simplemente por mejorar, muchas veces supone perder mucho tiempo en procesos infructuosos (que tienes que compatibilizar con tus deberes diarios), porque al final tu perfil no termina de encajar o porque lo que prometía la empresa no es sensiblemente mejor a lo que ya tienes entre manos.

El redactor recomienda