Deliveroo anuncia su cierre en España justo antes de la entrada en vigor de la ley 'rider'
  1. Tecnología
No hay sitio para tres

Deliveroo anuncia su cierre en España justo antes de la entrada en vigor de la ley 'rider'

La compañía ha anunciado hoy su intención de consultar a su plantilla el cierre de las operaciones en España. La decisión, sin embargo, está tomada

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Deliveroo ha anunciado hoy un inesperado movimiento: su intención de dejar de operar en España. En un inusual comunicado, la compañía asegura que se dispone a realizar una consulta entre sus empleados sobre el cese de sus operaciones en España. Se trata de un simple formalismo antes de anunciar el cierre definitivo, que ya está decidido, según confirman varias fuentes del sector consultadas. La decisión se produce justo dos semanas antes de la entrada en vigor de la ley 'rider' el próximo 12 de agosto, cuyas imposiciones hacían inviable el modelo de la empresa.

Deliveroo opera actualmente en 12 mercados de todo el mundo, y la gran mayoría de los ingresos (valor bruto de las transacciones o GTV, según sus métricas internas) procede de mercados en los que Deliveroo ocupa la primera o segunda posición. En España es tercero y cuarto, dependiendo de la ciudad, tras Uber, Glovo y Just Eat. Y eso no es suficiente.

Foto: Repartidores de Deliveroo. (Reuters)

"España representa menos del 2% del GTV de Deliveroo en el primer semestre de 2021. La compañía ha llegado a la conclusión de que alcanzar y mantener una posición de mercado de primer nivel en España requeriría un nivel de inversión muy elevado con un rendimiento potencial muy incierto a largo plazo que podría afectar a la viabilidad económica del mercado para la empresa", explica en un comunicado en el que, curiosamente, no menciona la ley 'rider'.

El fin a sus operaciones en España refleja la intención de la empresa de centrar las inversiones y los recursos en los demás mercados en los que opera. Deliveroo prevé que el proceso de consulta colectiva sobre el cierre comience a principios de septiembre. La decisión de cesar operaciones, sin embargo, está ya tomada, según confirman diferentes fuentes, que dan el movimiento por hecho.

placeholder

“La decisión de plantear el cese de nuestras operaciones en España no ha sido tomada a la ligera. Queremos dar las gracias a todos los restaurantes que han trabajado con Deliveroo en España", señala Hadi Moussa, jefe de Operaciones global de Deliveroo. La plataforma británica ha enviado a sus repartidores un documento en el que les informa de la apertura de un procedimiento de despido colectivo que incluye darles de alta en la Seguridad Social antes de cesar sus operaciones en España.

Según el documento, avanzado por la agencia Efe, la compañía prevé que el proceso afecte a sus 3.871 empleados en el país, entre repartidores y el resto del personal. La empresa pretende así laboralizar la relación con sus "riders" -hasta ahora eran trabajadores autónomos- y ha apuntado que espera que las solicitudes de alta en la Tesorería General de la Seguridad Social como asalariados se hagan efectivas "en breve".

El texto, firmado por el director general de Deliveroo en España, Jesús Muñoz, informa de que la firma cuenta con el grueso de sus trabajadores en Madrid (1.615), por delante de Barcelona (758), Valencia (289), Zaragoza (134), Sabadell (117), Bilbao (78), Sevilla (74), A Coruña (68), Alicante (53) y Granada (50). La lista refleja empleados en más de 40 ciudades españolas, aunque en el resto de las localidades no sobrepasa los 50 trabajadores.

Primera víctima de la ley 'rider'

El inminente cierre de Deliveroo en España es una consecuencia directa de la aprobación de la ley 'rider'. La nueva regulación daba de plazo hasta el próximo 12 de agosto para que todas las 'apps' que emplean autónomos los dieran de alta como empleados por cuenta ajena. Desde su aprobación el pasado mayo, Uber, Glovo y Deliveroo comenzaron a estudiar cómo adaptarse a la misma.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Esta semana se ha conocido la estrategia de Glovo: contratar a una pequeña parte de 'riders' (unos 2.000 de los casi 12.000 en total que 'empleaban' en España), pero seguir trabajando con un modelo de autónomos que, a la vez, cumpla la ley, un truco legal que habrá que ver si no acaba de nuevo en los tribunales.

"Para ajustarnos a la legalidad, hemos creado un modelo inédito de colaboración en el que otorgamos más independencia a los mensajeros autónomos. Ya no estarán sometidos a las franjas horarias, tendrán libre elección de jornada. Los 'riders' también fijarán los precios del servicio, un poder que ahora estaba en manos de las plataformas”, explicó Diego Nouet, director general de Glovo en España y Portugal.

Deliveroo ha sido el siguiente en mover ficha, y ha optado directamente por la medida más drástica: el cierre. Dada la brutal competencia existente en el mercado, los escasos márgenes, el territorio limitado en el que estas 'apps' pueden operar (principalmente en grandes ciudades) y la losa adicional que supone para su modelo la ley 'rider', era cuestión de tiempo que se redujera el número de compañías, bien a través de compras y fusiones o bien a través de cierres. Esto último es justo lo que acaba de ocurrir. Y todo indica que no será el único movimiento drástico que veremos de aquí al 12 de agosto.

Glovo Uber Comunicado Deliveroo