El abogado español que sentará a Facebook en el banquillo de los acusados
  1. Tecnología
Mario Bonacho, contra Facebook

El abogado español que sentará a Facebook en el banquillo de los acusados

El 13 de julio, Mario Bonacho debería verse las caras en un juzgado con Facebook. La red social, que no ha respondido a su solicitud de derecho de rectificación, ha sido declarada en rebeldía

placeholder Foto: Mario Bonacho, responsable de defensa de reputación corporativa y delitos contra la intimidad en Averum Abogados.
Mario Bonacho, responsable de defensa de reputación corporativa y delitos contra la intimidad en Averum Abogados.

No es frecuente que una gran tecnológica sea demandada. O, mejor dicho, no es frecuente que una gran tecnológica sea demandada... y la demanda se admita a trámite y acabe en juicio. Pero eso es justo lo que pasará el próximo 13 de julio en España. Concretamente, a las 10:30 en el Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera, en Cádiz. En el banquillo de los acusados se sentará nada más y nada menos que Facebook Ireland, la matriz europea de la red social, y el responsable de sentar la compañía ante un juez es Mario Bonacho, letrado de Averum Abogados.

La historia comienza a inicios de 2019. Fue entonces cuando un usuario de Facebook, de manera anónima, publicó en la red social "una serie de insultos" sobre una conocida personalidad española. La mujer, presuntamente insultada, al no poder identificar al autor de dichas publicaciones, quiso ejercer el derecho de rectificación que marca la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). El artículo 85 de dicha ley, además, establece que las redes sociales deben "adoptar protocolos adecuados para posibilitar el ejercicio del derecho de rectificación ante los usuarios que difundan contenidos que atenten contra el derecho al honor, la intimidad personal y familiar en internet". Por ello, Bonacho, abogado de la damnificada, dirigió una comunicación a Facebook para corregir las acusaciones del usuario anónimo.

Facebook, declarada en rebeldía

Sin embargo, "Facebook se opuso al contenido de nuestra comunicación extrajudicial", asegura Bonacho a este diario, "acogiéndose a que no podía trasladarnos datos privados y/o confidenciales de un usuario y que tampoco procedía la aplicación de protocolo alguno para que ejerciésemos el derecho de rectificación". Ante este hecho, Bonacho interpuso el 12 de febrero de 2019 una demanda contra la red social, pero se encontró con dos problemas. En primer lugar, el emplazamiento, ya que dicha demanda se dirigía a Facebook España, pero la red social argumentaba que debería ir contra su matriz en Irlanda.

En segundo lugar, Facebook no ha respondido a ninguna de las notificaciones judiciales del juzgado de Arcos de la Frontera: "Ha contestado directamente a nuestras pretensiones de forma extrajudicial", pero "en sede judicial solo se ha pronunciado con relación al emplazamiento practicado". Ante la nula contestación, tal y como consta en los documentos judiciales a los que ha tenido acceso este diario, el juzgado ha declarado a Facebook oficialmente en rebeldía.

El juzgado ha advertido a Facebook de que no volverá a recibir ninguna notificación "excepto la de la resolución que ponga fin al proceso"

La última comunicación recibida por la red social ha sido remitida por la letrada de la Administración de Justicia, que pone fecha para el juicio: el 13 de julio a las 10:30 en el Juzgado número 3 de Arcos de la Frontera. La letrada, además, ha advertido a Facebook de que no volverá a recibir ninguna notificación más "excepto la de la resolución que ponga fin al proceso", es decir, la sentencia.

Ahora, la patata caliente está en manos de Facebook, que deberá decidir si acude al juicio dentro de tres semanas o si se ausenta del mismo. Este diario ha contactado con la matriz española del gigante tecnológico, que hasta el momento de publicación de este artículo no ha ofrecido ninguna declaración.

placeholder Imagen: Pexels.
Imagen: Pexels.

"Facebook debe identificar al usuario"

En conversación con este diario, Bonacho lo tiene claro: "Facebook no cumplió con la nueva normativa de los derechos digitales, no adoptó un protocolo para permitir ejercitar el derecho de rectificación debidamente a una persona que vio vulnerado su honor a raíz de unos comentarios injuriosos publicados en la red social".

En su opinión, además, la plataforma debe "aplicar y disponer de un protocolo que facilite el ejercicio del derecho de rectificación, identificando fehacientemente a los usuarios que puedan ser requeridos para que rectifiquen ciertas informaciones que publican en sus cuentas". Y es que "de la misma forma que las cadenas de TV son responsables del contenido que en sus programas se generen, las plataformas digitales también deben serlo en la medida en que generan millonarios beneficios por su funcionamiento".

"Las TV son responsables del contenido de sus programas y las RRSS deben serlo, generan millonarios beneficios por su funcionamiento"

De hecho, el letrado considera que la sentencia que salga de este juicio puede crear jurisprudencia, ya que "este tema se ciñe a la interpretación de un artículo contemplado en una normativa de poco recorrido, por lo que la jurisprudencia al respecto es más bien escasa". Bonacho se muestra, por tanto, convencido de que "un pronunciamiento favorable puede ayudar a que las redes sociales se comprometan en mayor medida a cooperar con aquellas personas que diariamente son el foco de comentarios dañinos en las diversas redes sociales".

El tiempo dirá quién tiene la razón y quién no. Por lo pronto, la próxima cita es en apenas tres semanas: el próximo 13 de julio. Será entonces cuando la red social deberá defender su actividad y alegar que, ante los presuntos insultos vertidos sobre la conocida personalidad española, no cabía facilitar las cosas a la demandante a la hora de solicitar el derecho de rectificación. Eso si Facebook se presenta a la cita, cosa que aún está por ver.

No es frecuente que una gran tecnológica sea demandada. O, mejor dicho, no es frecuente que una gran tecnológica sea demandada... y la demanda se admita a trámite y acabe en juicio. Pero eso es justo lo que pasará el próximo 13 de julio en España. Concretamente, a las 10:30 en el Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera, en Cádiz. En el banquillo de los acusados se sentará nada más y nada menos que Facebook Ireland, la matriz europea de la red social, y el responsable de sentar la compañía ante un juez es Mario Bonacho, letrado de Averum Abogados.

Facebook Redes Sociales
El redactor recomienda