tras el asesinato de George Floyd

Fortnite se retrasa y Call of Duty sanciona: los videojuegos se suman a la protesta racial

Epic Games, Sony y Infinity Ward han retrasado lanzamientos o eventos para que se escuchen las voces de quienes protestan

Foto: logo del famoso videojuego Fortnite. (Efe)
logo del famoso videojuego "Fortnite". (Efe)

El asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un agente de policía de Mineápolis, Minesota, ha provocado ya nueve días de protestas callegeras y revueltas que han llegado a gran parte del mundo y a todos los ámbitos, también al del mundo de los videojuegos, donde algunas compañías han empezado a tomar medidas para acabar con las actitudes racistas e incluso han decidido posponer lanzamientos.

Este segundo es el caso de la desarrolladora Epic Games, que ha anunciado el retraso de la tercera temporada de su exitoso videojuego Fortnite en apoyo a las protestas en Estados Unidos. Así, el juego, que debía ver la luz durante estos días, no se lanzará hasta el próximo 17 de junio, pues según Epic Games, "la igualdad y la justicia y la inclusión" son "fundamentos que están por encima de la política". "Los eventos recientes son un gran recordatorio de las injusticias que se viven en la sociedad, desde la negación de los derechos humanos básicos hasta el impacto del racismo tanto manifiesto como sutil contra las personas de color", señalan desde la compañía.

Además, Epic Games sostiene en un comunicado que desde la compañía son conscientes "del dolor" que sufren muchas personas en torno la desarrolladora y sus juegos. Por ello, para que su equipo pueda concentrarse "en sí mismo, en su familia y sus comunidades" han decido posponer tanto el evento en directo Dispostivo, que se celebrará el 15 de junio, como la lanzamiento de la tercera temporada de Fortnite, que llegará el 17 de este mes.

Por su parte, el estudio Infinity Ward, dueño de la saga Call of Duty, también ha anunciado esta semana el retraso del lanzamiento de la cuarta temporada de Call of Duty Modern Warfare y la séptima de Call of Duty Mobile y ha recalcado en varias ocasiones desde que empezaron las protestas que en sus juegos no hay espacio para el racismo.

Además, el estudio ha introducido nuevas medidas para luchar contra el racismo en su nuevo título, y ha comenzado a banear diariamente a miles de cuentas de jugadores que escogen nombres de usuario racistas o que incitan al odio. Además, han anunciado que están incorporando recursos adicionales para rastrear e identificar contenido racista, evaluando mejoras para que sea más fácil denunciar contenido de este tipo dentro del juego e incrementando los bloqueos permanentes para quienes ofenden de manera reiterada. "Pedimos disculpas a nuestros jugadores. Este es nuestro compromiso con vosotros, nuestros fans. Gracias", acaban desde Infinity Ward.

Pero estas desarrolladoras no han sido las únicas en tomar medidas. Sony también anunció el pasado martes que posponía el evento de presentación de los juegos que llegarán a su videoconsola de próxima generación, PlayStation 5 que tenía previsto para este mismo 4 de junio. La compañía indicó que sentía que no era el momento adecuado para una celebración, por eso decidió "dar un paso atrás y permitir que voces más importantes sean escuchadas".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios