¿Un globo sonda en medio del covid?

Trump se venga de Twitter y FB y acaba con "las 26 palabras que crearon internet"

El presidente de EEUU acaba de firmar una orden ejecutiva que busca acabar con la ley que protege a las plataformas tecnológicas y les da libertad para gestionar el discurso que se publica en ellas

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Autor
Tiempo de lectura3 min

A Donald Trump no le ha sentado nada bien que Twitter haya verificado dos de sus tuits y los haya tildado de potencialmente engañosos por decir que mandar los votos por correo lleva directamente a un fraude generalizado de las elecciones. El presidente de EEUU vio este martes cómo la red del pajarito, pieza clave de su estrategia de propaganda y comunicación, mostraba un aviso en dos de sus tuits y a modo de revancha acaba de firmar una orden ejecutiva que quiere acabar con uno de los pilares fundamentales que ayudaron a crear internet: la llamada Ley de Decencia en las Comunicaciones, o al menos con su punto 230.

La orden ejecutiva firmada esta misma tarde, y curiosamente anunciada a bombo y platillo por el propio Trump a través de su cuenta de Twitter, pone en entredicho el apartado 230 de esta ley con la idea de reducir el poder de las grandes plataformas de redes sociales, incluidas Twitter, Facebook y Google, a quienes ha nombrado directamente en su anuncio. En concreto, este punto de la ley se conoce entre los expertos como "las 26 palabras que crearon internet", justo porque es un apartado que contiene exactamente 26 palabras. Lo más importante del mismo es que brinda una amplia inmunidad a los sitios web que seleccionan y moderan los contenidos de sus propias plataformas dándoles potestad total para controlar el discurso que se da en su red presuponiendo que buscan la neutralidad.

"Estamos hartos. Ellos tienen un escudo. Pueden hacer lo que quieran. Ahora no van a tener ese escudo", dijo este jueves Trump en el acto de la firma de la orden ejecutiva.

Esta ley data de 1996 y es cierto que su modificación estaba en boca de políticos republicanos y demócratas estadounidenses en los últimos meses, pues hay cierto consenso en que la realidad ha cambiado mucho en este sentido y la normativa necesita actualización, pero la decisión de Trump acelera todo el proceso. El gran punto es que la ley protege a estas tecnológicas de tener que realizar un control exhaustivo de todo lo que se publica en su red previo a su publicación y se presupone que actúan de buena fe y con neutralidad tanto al no controlar todo lo que se publica como al censurar ciertos contenidos.

Trump cree que esto no debería ser así, ya que, según él, ha quedado demostrado que las plataformas no son neutrales y no se puede mantener esa inmunidad. Por lo que esta orden propone que sea la FCC, la Comisión Federal de Comunicaciones, la que se encargue de velar por la neutralidad y pueda actuar en caso de que haya alguna plataforma que no respete la neutralidad que crea la propia agencia estatal. Esto, para muchos expertos, abre un gran debate, pues ¿quién garantiza que la neutralidad correcta es la de la FCC?

Aún quedan muchos pasos para que esta idea se convierta en realidad, pero Trump manda un aviso a uno de los sectores con los que más tiempo lleva peleando y a los que siempre ha acusado de estar en su contra.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios