MÁS Y MÁS VELOCIDAD

¿Necesitas más de 100 megas de fibra? Guía para contratar internet y no tirar el dinero

Las tarifas han mutado hasta ofrecer una velocidad de descarga de 1 Gbps. Si lo que te preocupa es tu conexión de internet, debes saber qué permite cada tarifa

Foto: Foto: EC
Foto: EC
Autor
Tiempo de lectura6 min

La era de tarifas monolíticas de internet, sin apenas opciones donde escoger, han quedado atrás. Ahora la cosa cambia radicalmente. Por un lado tenemos las ofertas convergentes de telecos clásicas como Movistar, Orange y Vodafone, con sus respectivos paquetes Fusión, Love y One, que se dividen a su vez en multitud de combinaciones. A todo esto hay que sumar Digi, Amena, Jazztel, Tuenti y el resto de operadores móviles virtuales que componen una larga amalgama de tarifas, a veces indistinguibles a simple vista. El último grupo en juego son las marcas de nuevo cuño como O2 o Bit, de Telefónica y Vodafone, respectivamente, que basan su atractivo en prestaciones simplificadas para conseguir un mejor precio.

Todo el mundo, o casi todo, tiene claro los gigas que consume en el móvil y los minutos que gasta de cháchara en llamada. Lo que no queda tan claro es exactamente cuál es la velocidad que nos conviene exactamente cuando hablamos de internet para nuestro hogar. La horquilla que se puede contratar va desde 50 megabytes por segundo como velocidad de bajada hasta 1Gpbs, lo que engorda notablemente la factura mensual. Es cierto que hay veces, que directamente no está disponible el servicio de fibra y hay que conformarse con el ADSL.

¿Necesitas más capacidad? Al final es una conjugación de usos, costumbres y números de usuarios lo que tienes que valorar. Alguien que viva en un hogar con otras 4 personas, que estén subiendo archivos pesados, utilizando redes P2P y tengan televisión, consola y otros tantos aparatos conectados no tienen las mismas necesitas que un usuario que viva solo y apenas lo utilice para navegar, ver Netflix y poco más.

hand and lan network cable with people work on wireless router,
hand and lan network cable with people work on wireless router,

Fibra óptica de hasta 100 mbps

Más que suficiente en una gran mayoría de casos. Hay que tener en cuenta que ver una película 4K en streaming consume unos 25 mbps por segundo. Hacerlo en HD supone bajar esta cifra hasta 1,5 mbps. Plataformas como Skype consumen con una vídeollamada una media 5,4 mbps al minuto. Es decir, podrás hacer uso de los servicios más populares y habituales sin ningún problema, incluso, cuando tiremos de Wifi y no nos llegue la totalidad de esos 100 mbps.

El problema puede venir dado cuando vayas aumentando el número de conexiones simultáneas y se quiera disfrutar en todas ellas de las mejores prestaciones posibles. Aquí puede ofrecer soporte a 3 o 4 máquinas al mismo tiempo sin notar que se ralentiza el servicio.

Fibra óptica de más de 300 mbps

Puede ser que en el escenario de una vivienda con 4 o 5 miembros que se conectan recurrentemente y al mismo tiempo necesites una conexión de 300 mbps. Un escenario tipo para esta conexión, según los operadores, es un momento en el que uno hace uso del ordenador descargando archivos, otro al mismo tiempo juega en línea con Stadia, otro ve Netflix en Full HD en la televisión del salón y otro está viendo vídeos en el móvil.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Es cierto que dependiendo el ancho de banda que consuma cada servicio utilizado podrías manejarte hasta con 100 mbps sin problema en una situación así, lo cierto es que tener 300 mbps te dará más, teóricamente, más estabilidad y mayor velocidad si utilizas Wifi. No hay que olvidar que si te conectas inalámbricamente no recibes toda la velocidad de descarga que es capaz de darte el router. Aunque puede haber muchas más conexiones, las estimaciones de aparatos enchufados a la red sin perder calidad de señal está entre 5 y 7 al mismo tiempo.

Fibra óptica de 600 mbps o 1Gbps

Las tarifas con 1Gbps son las últimas en llegar. Los operadores que lo ofrecen se cuentan con los dedos de una mano. Orange lo ofrece en paquetes convergentes que van desde los 71 euros hasta los 135 euros. Vodafone en su pack One Ilimitada total, que cuesta 109 euros (los primeros meses con descuento) y Yoigo tiene cuatro paquetes que van desde los 67 euros hasta los 79. Es una conexión que tiene mucho más sentido que en una oficina que en una casa pero aquí también puedes sacarle cierto partido.

Si solo tiras de uno, dos o tres dispositivos es probable que seas incapaz de notar la diferencia entre una tarifa de menores prestaciones como las de 300 mbps de bajada. Sin embargo, si eres un usuario intenso y manejas varios dispositivos al mismo tiempo es probable que notes que notes cómo la conexión, entonces igual es necesario que optes por aumentar la velocidad de tu tarifa. Aquí estaríamos hablando de que es capaz de soportar alrededor de una quincena o más de dispositivos conectados al mismo tiempo a máxima velocidad. Además del número de aparatos, las principales razones pueden ser el uso de redes P2P recurrentemente o la necesidad de subir archivos rápidamente, siempre que sea una tarifa de 1 Gbps simétrico.

Hay algunas operadoras cuyo techo, comercialmente hablando, se coloca un poco más abajo y ofrece un máximo de 600 mbps. Aquí nos encontraríamos con una horquilla de conexiones un poco menor, unos diez simultáneamente, pero lo dicho no habrá grandes diferencias. Además, no todos los equipos están preparados para soportar estas velocidades, por lo que no todos los dispositivos podrán aprovecharlo. En ambos casos, son muy pocos clientes los que realmente en casa necesiten sí o sí estas velocidades.

¿Y el ADSL?

Ofrece hasta 30 mbps de velocidad máxima. Sin embargo, esto no significa que vayamos a recibir esa cantidad. En unos casos, puede ser 18, en otros 12 y en otros simplemente 2 mbps. Hay muchas cosas que influyen en la intensidad de la señal, como la distancia que hay hasta la central. Cuanto más lejos esté tu hogar, menos velocidad. El problema es que los operadores no tienen que garantizarte un caudal mínimo, sino que simplemente un máximo. El ADSL no te dará problemas si lo que buscas es navegar, utilizar redes sociales o gestionar el email. Eso sí, si quieres utilizar servicios de 'streaming' tendrás más problemas para utilizarlo.

Foto: EC
Foto: EC

Ojo, que todo no es la bajada

Hasta ahora, prácticamente, hemos hablado de velocidades de descarga. Es importante también hablar de las velocidades de subida, la capacidad que tenemos de subir archivos a internet. Es algo que influye en muchas cosas. Desde el tiempo en subir algo a Drive pero también a la hora de jugar 'online'. En el caso del ADSL tenemos una velocidad de subida mucho más pobre, con una relación incluso de 10 a 1 si la comparamos con la de descarga. Es decir, podemos tener una velocidad de 20 mbps pero solo poder 'cargar' archivos a 2 mbps.

Con la fibra esto aumenta exponencialmente. Es importante chequear una cosa. Si se trata de fibra simétrica o asimétrica. Viene a decir que las velocidades, tanto de subida como de bajada son iguales. Eso sí, si contratas 1 Gbps simétrico no pienses que lo vas a poder explotar siempre. La historia es que muchos servidores y servicios no están optimizados para gestionar estos guarismos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios