NI COMER NI DEJAR COMER

EEUU extiende la incertidumbre de Huawei: aplaza la entrada en vigor del veto

Donald Trump aprueba un nuevo periodo de gracia de 90 días, lo que le permite a la empresa china poder hacer negocios con algunas empresas nacionales

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Ni comer ni dejar comer. El veto de la Administración Trump a Huawei no ha entrado en vigor pero no ha quedado desactivado. Este lunes, el gobierno estadounidense ha decidido aprobar una nueva prórroga de 90 días, hasta febrero de 2020, para que la multinacional china siga haciendo negocios con algunas empresas nacionales. Es la tercera vez que se toma esta medida desde que se anunció la decisión en mayo, algo que desencandenó, entre otras cosas, el anuncio de Google de cortar el soporte oficial de Android al fabricante de móviles así como a los conocidos como 'Google Play Services'. La historia es que esta medida poco o nada tendrá que ver en la solución de la actual situación, puesto que aún no resuelve las peticiones de más de 200 proveedores para trabajar con la marca.

Los argumentos que expuso el Departamento de Comercio cuando anunció la inclusión de Huawei, así como varias de sus filiales, en su lista negra fueron la de la seguridad nacional y una serie de acusaciones de ciberespionaje. Unas denuncias, enmarcadas en una escalada de la llamada guerra comercial entre Washington y Pekín, que no han sido acompañadas, de momento, de pruebas públicas. De esa misma manera, los Gobiernos europeos que han realizado investigaciones a este respecto no han encontrado indicios de la existencia de puertas traseras y ninguno ha optado por vetar a la multinacional de Shenzen en el despliegue de nuevas redes para la tecnología 5G, siendo EEUU el único que ha tomado esta decisión.

Ante la posible extensión de quince días del veto, el valor de la compañía en bolsa se llegaba a disparar un 10%. El motivo por el que ha pasado a ser tres meses, según fuentes cercanas a la Administración estadounidense, ha sido la burocracia.

"La licencia general temporal permitirá seguir sirviendo a los clientes en algunas de las zonas más remotas de EEUU que de lo contrario quedarían incomunicadas. El Departamento seguirá vigilando rigurosemente las exportaciones de tecnología considerada estratégica para garantizar que quienes quieran amenazar nuestra seguridad nacional no se aprovechen de nuestras innovaciones", ha señalado el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado.

"No soluciona nada"

La cuestión es que Huawei fue un actor fundamental en el pasado para poder extender internet por zonas de la América 'vaciada' y a Washington no le interesa que deje de dar servicio a estas poblaciones.

Sin embargo, Huawei no podrá trabajar todavía con Intel Broadcom o Google. "Extender la Licencia General Temporal no tendrá, en ningún caso, un impacto sustancial en los negocios de Huawei. No obstante, esta decisión no cambia tampoco el hecho de que Huawei sigue recibiendo un trato injusto", ha explicado la compañía en un comunicado. "Como llevamos sosteniendo desde hace mucho tiempo, la decisión del Departamento de Comercio de los EEUU de incluir a Huawei en su 'Entity List' ha sido más perjudicial para los EE.UU. que para Huawei. Esta decisión ha causado un daño económico significativo a las compañías americanas con las que Huawei hace negocios, y ya ha interrumpido la colaboración y ha socavado la confianza mutua de la que depende la cadena de suministro global", añade el texto, que termina con un llamamiento a Trump para que ponga fin a esta situación.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios