HA GANADO UN PREMIO DE 25.000 DÓLARES

Una niña de 14 años inventa una solución para los puntos ciegos al conducir

Su madre no quería conducir el coche familiar por los problemas de visión que le ocasionaban los pilares que sujetan el parabrisas y ella encontró la solución

Foto: Gracias al invento de Alain Gassler el pilar del coche desaparece virtualmente (Foto: YouTube)
Gracias al invento de Alain Gassler el pilar del coche desaparece virtualmente (Foto: YouTube)

Todos los conductores sabrán que, al conducir, existen puntos ciegos, espacios en los que no hay visibilidad de lo que sucede a nuestro alrededor y que provocan muchos de los accidentes que se producen a diario. Muchos de esos puntos ciegos tienen que ver con los espacios que no recogen los espejos retrovisores, pero hay otros mucho más evidentes.

Son los puntos ciegos que provocan los pilares. Porque sí, los coches tienen pilares, y los que están más a la vista son los llamados pilares A, los que soportan el parabrisas y los separan de la zona de las ventanas. Esos pilares también provocan puntos ciegos y es lo que ha llevado a una niña de 14 años a inventar una solución que le ha valido un premio nacional.

Se llama Alain Gassler, estudia en un colegio de Pensilvania y ha explicado a la CNN su invento: "Hay muchos accidentes de tráfico, lesiones y muertes que podrían haberse evitado si un pilar no estuviera allí. Y como no podemos quitarlo de los coches, decidí deshacerme de él pero sin deshacerme de él".

25.000 dólares de premio

El prototipo de Alain Gassler usa una cámara web, un proyector, un adaptador impreso en 3D y una tela retrorreflectante. Con todos esos elementos consigue que los pilares A de un coche sean invisibles ya que muestra la imagen del punto ciego que hay detrás, es decir, lo que queda oculto tras el pilar.

El funcionamiento es relativamente sencillo: primero, se coloca una cámara web en el pilar A del coche; después, un proyector ubicado en el techo por dentro del vehículo muestra las imágenes procedentes de la cámara web. Con la impresora 3D, Alain imprimió una pieza en 3D para permitir que el proyector enfoque a corta distancia y, por último, utilizó tela retroreflectante para cubrir el pilar A y permitir que la imagen captada por el proyector se refleje sobre la tela en el lugar exacto.

Con esta idea, Alain Gassler ha ganado un premio de 25.000 dólares que entrega la Fundación Samueli para prevenir accidentes de tráfico. Ha explicado que solo en Estados Unidos, “se producen más de 840.000 accidentes cada año que tienen que ver con puntos ciegos, lo que hizo que se convirtiera en algo importante para mí”. Gracias a su invento, que piensa patentar y mejorar en el futuro, su madre podrá volver a conducir el coche familiar con todas las garantías de seguridad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios