LE ACOMPAÑA EL BUQUE ESPAÑOL 'MÉNDEZ NÚÑEZ'

Un día en la 'nación Lincoln': el barco de guerra más emblemático llega a España

Más de 6.000 marineros y aviadores trabajan en este coloso naval, el más famoso de los once portaaviones de EE.UU. Hace escala en Mallorca antes de operar en el Golfo Pérsico

Foto: Un caza F-18 aterriza en el USS Abraham Lincoln frente a las costas de Mallorca. (David Brunat)
Un caza F-18 aterriza en el USS Abraham Lincoln frente a las costas de Mallorca. (David Brunat)

Un caza F-18 rompe la barrera del sonido en las costas de Mallorca y es tan solo dos tercios de la velocidad que puede alcanzar. El fenómeno físico hace que un enorme cono neblinoso explote en su cola. Desde la cubierta del portaaviones USS Abraham Lincoln el paso de la aeronave se ve como el vuelo de una mosca. Aparece de repente frente a la vista y se evapora en las alturas en cuestión de segundos.

Acto seguido, otro F-18 surge en el horizonte y cruza la cubierta dando unas piruetas. Luego los dos cazas vuelan en paralelo. Ambos aviones están haciendo unos pases de exhibición para celebrar la llegada a costas españolas de este portaviones emblemático, uno de los once monstruos navales que forman parte de la Armada de Estados Unidos.

El USS Abraham Lincoln carga 88.000 toneladas con propulsión nuclear. (US Army)
El USS Abraham Lincoln carga 88.000 toneladas con propulsión nuclear. (US Army)

El USS Abraham Lincoln puede cargar hasta 90 aeronaves. (D.B.)
El USS Abraham Lincoln puede cargar hasta 90 aeronaves. (D.B.)

En alta mar, junto al portaaviones, una fragata española disfruta del espectáculo. Todos sus oficiales y marineros están en cubierta siguiendo con la vista el baile. Se trata de la fragata Méndez Núñez (F-104), que acompañará al USS Abraham Lincoln en su viaje de siete meses alrededor del globo para realizar maniobras conjuntas con ejércitos aliados y exhibir músculo ante el resto de potencias, principalmente Rusia y China.

Es a la vez un entrenamiento para este barco referente de la Armada española y también un premio. Estados Unidos exige unos estándares muy altos en cualificación del personal e integración de sistemas informáticos a aquellos barcos aliados que quieran trabajar conjuntamente. El Méndez Núñez ha pasado todas las pruebas y escoltará al USS Abraham Lincoln como un barco más de la misión. Es la cuarta vez que un buque español opera junto a un portaaviones de los Estados Unidos.

La fragata Méndez Núñez junto al USS Abraham Lincoln, con Mallorca de fondo. (D.B.)
La fragata Méndez Núñez junto al USS Abraham Lincoln, con Mallorca de fondo. (D.B.)

Un caza F-18 aterriza en la pista del USS Abraham Lincoln. (D.B.)
Un caza F-18 aterriza en la pista del USS Abraham Lincoln. (D.B.)

“Es una poderosa exhibición de cómo de integrados están los Estados Unidos con sus aliados de la OTAN, que incluye a la Armada española”, señala el ejército estadounidense en un comunicado. “Los cruceros y destructores de los Estados Unidos son los buques de guerra más capaces del mundo en parte gracias al sistema de combate AEGIS [el sistema de radares y rastreadores de misiles que emplea la Armada estadounidense desde hace casi 30 años]. Este sistema es utilizado por un puñado de armadas, entre ellas la de España”.

Esa es la razón por la que la Armada española podrá trabajar en esta misión junto a la potencia militar más poderosa del mundo. España cuenta con cinco fragatas integradas en el sistema AEGIS.

Maniobra de aterrizaje de un caza F-18. (D.B.)
Maniobra de aterrizaje de un caza F-18. (D.B.)

Primera parada, Mallorca

Cerca de 6.000 personas trabajan coordinadamente en las entrañas del USS Abraham Lincoln. Unos 3.200 son marineros del portaaviones y otros 2.400 son profesionales de la Fuerza Aérea. La edad media es sorprendente: 23 años. Docenas de jóvenes que no llegan a la treintena ejercen de oficiales de este monstruo naval. Es la “nación Lincoln”, en palabras de sus altos mandos, una ciudad en alta mar que, como cualquier ciudad normal, ha de velar por que sus habitantes tengan todos los servicios necesarios una vez terminan sus jornadas de trabajo. Médicos, dentistas, barberos, entrenadores personales, psicólogos, tiendas y zonas de recreo. Igual que un gran crucero turístico pero con los suelos algo menos acolchados.

El caza F-18 alcanza los 1.915km/h. (D.B.)
El caza F-18 alcanza los 1.915km/h. (D.B.)

“Mallorca es la primera parada en nuestra vuelta al mundo, después de haber vuelto a poner en servicio el USS Abraham Lincoln hace ahora dos años”, celebró el almirante John F.G. Wade en el acto de bienvenida al portaaviones en honor a los altos mandos españoles, capitaneados por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Fernando Alejandre, y otras personalidades invitadas por el embajador estadounidense, Duke Buchan III.

Torre de control del portaaviones USS Abraham Lincoln. (D.B.)
Torre de control del portaaviones USS Abraham Lincoln. (D.B.)

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Los altos oficiales de las Fuerzas Armadas españolas recorrieron las zonas principales de este buque de 332 metros de eslora, 40 de manga y 88.000 toneladas de peso, propulsado por dos motores nucleares que entregan una potencia de 260.000 CV (194MW). La nave tiene capacidad para transportar y dar servicio a 90 aviones de combate y helicópteros y se desplaza a una media de 30 nudos (56km/h). Además de operaciones militares como las dos guerras de Irak y la de Afganistán, el buque ha participado en numerosas misiones de ayuda humanitaria en desastres naturales.

En su primera jornada en aguas españolas, el USS Abraham Lincoln siguió funcionando como en una jornada más. En el hangar, una docena de cazas de combate eran sometidos a tareas de mantenimiento por mecánicos e ingenieros, mientras que en la torre de control, donde se encuentran todos los radares e instrumental clave del USS Abraham Lincoln, los técnicos controlaban que todo estuviera en orden en las aguas baleares.

Aviones en el hangar del USS Abraham Lincoln. (D.B.)
Aviones en el hangar del USS Abraham Lincoln. (D.B.)
El USS Abraham Lincoln tiene capacidad para más de 6.000 tripulantes. (D.B.)
El USS Abraham Lincoln tiene capacidad para más de 6.000 tripulantes. (D.B.)

Decenas de marineros se desplazaban arriba y bajo por los distintos niveles del portaaviones como si se tratase de un enorme hormiguero lleno de escotillas, estrechos pasillos y salas de máquinas. En alta mar, la fragata Méndez Núñez presentaba sus respetos con los 215 oficiales y marineros en cubierta. El buque español zarpó de El Ferrol este 11 de abril para unirse al USS Abraham Lincoln en esta escala que comprende Mallorca, Barcelona y Valencia antes de adentrarse en el Mediterráneo rumbo al mar Rojo.

El USS Abraham Lincoln es generalmente reconocido como el portaaviones más emblemático de la armada estadounidense. Fue dado de alta en 1989 como el quinto de la clase Nimitz, que se compone de diez naves. El portaaviones más reciente es el Gerald R. Ford, dado de alta en 2017. Es el undécimo en activo y el único de la clase Gerald R. Ford, cuya tecnología deja atrás a los célebres Nimitz.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios