ENTREVISTA CON OLIVIAR REPPERT

El jefe de Car2Go carga contra Ada Colau: "Nadie quiere ir donde no es bienvenido"

El francés Olivier Reppert es el jefe de Share Now, la nueva marca que releva a Car2Go tras la unión de esta compañía de Daimler (Mercedes) con Drive Now (BMW)

Foto:

Cuando uno piensa en un hombre de negocios que lleva más de 12 años en las altas esferas de un fabricante de coches como Mercedes, rapidamente le viene a la cabeza un clásico alemán, alto y correcto, de gesto serio y palabras medidas. Pero ese no es el caso de Olivier Reppert. Este francés enérgico y de risa fácil ha pasado la mayor parte de su carrera en las oficinas de Daimler, la matriz de Mercedes, y desde 2016 es el jefazo de Car2Go, una de las compañías de 'carsharing' más grandes de Europa y que fue pionera en nuestro país. Ahora, vuelve a Madrid para presentar su nuevo proyecto, un gigante llamado Share Now que nace de la unión de Car2Go con DriveNow, el servicio de coches compartidos de BMW.

Solo leyendo los nombres de los protagonistas del acuerdo da una idea de la envergadura de esta unión pero detrás también hay cifras, 1.000 millones para convertirse en una pieza clave en la movilidad urbana a todos los niveles. Reppert nos recibe en la sede del, ahora, Share Now en Madrid para hablar sobre este nuevo horizonte y comentar cómo la capital española se ha convertido en uno de sus lugares de referencia con 850 coches en sus calles.

De las 30 ciudades en las que tienen sus servicios, la urbe española es la tercera en número de usuarios (con 237.000 registros es la primera de las que solo tienen coches eléctricos) y un ejemplo de cómo incluir el 'carsharing' en una gran urbe desde cero. "Cuando llegamos aquí en 2015 no se conocía el 'carsharing' a través del móvil y apenas se usaban coches eléctricos. Cuatro años después aquí seguimos", apunta el orgulloso CEO.

PREGUNTA: La primera pregunta es obligada: ¿Cómo ha venido hasta aquí?

RESPUESTA: Bueno, a Madrid llegué ayer. Primero cogí un vuelo desde Berlín y al llegar opté por MyTaxi. Hoy, como tengo el hotel muy cerquita de aquí, he venido andando. Ah, y anoche salí a correr por el centro, por si eso también cuenta.

P: ¿Sabe que ya hay otros servicios de ‘carsharing’ que puedes coger desde el aeropuerto madrileño? Lo digo por si habéis pensado en hacer algo similar

R: Sí, lo sé. Es más, nosotros tenemos algo muy similar en otros aeropuertos como Berlín o Munich y nos parece algo súper importante para nuestros usuarios. La verdad que sería genial poner algo así aquí también.

P: Y en su día a día, ¿usa Car2Go o DriveNow?

R: Sí, por supuesto. En Berlín tenemos ambos , por un lado están los Smart de Car2Go y por otro los Mini de DriveNow que son de un estilo mucho más 'premium' y la verdad que son soluciones geniales para moverse por la ciudad combinadas con otros servicios. Ahora con Share Now vamos a mantener ambos modelos y claro que los seguiré usando.

Los coches de DriveNow y Car2Go. (Foto: Share Now)
Los coches de DriveNow y Car2Go. (Foto: Share Now)

P: Bueno, trayendo la conversación a Madrid. Aunque ahora hay hasta cuatro servicios parecidos, fuisteis los primeros en lanzar este tipo de ‘carsharing’ en la ciudad en 2015, cuando casi nadie sabía cómo iba esto. ¿Cómo decidisteis que Madrid era un buen lugar para lanzar algo así?

R: Desde el principio vimos que el Consistorio tenía muchísimas ganas de traer algo así aquí y eso era clave en aquel instante para que diesemos el paso. No solo lanzábamos un servicio de ‘carsharing’ más, sino que era la primera vez que poníamos coches eléctricos en una urbe sin apenas cargadores en las calles y en la que nadie utilizaba estos vehículos. El apoyo del Ayuntamiento fue total y, aunque mucha gente creía que era algo demasiado diferente y que no funcionaría, aquí estamos 4 años después.

P: Vuestros números crecen año tras año, pero ahora tenéis más competencia que nunca. ¿Cómo veis la aparición de estas compañías?

R: Creo que la competencia es buena para todos porque ofrece alternativas y ayuda a que cada vez quede más claro que ya no hay excusas para tener un coche privado en el centro de una gran ciudad. Si tienes tantas alternativas para moverte de forma limpia y fácil, ¿para qué vas a querer tener aquí un coche? La diversidad de los medios de transporte ayuda a convencer a la población y hace que la gente confíe en estas soluciones.

P: ¿Cree que los coches privados van a desaparecer?

R: Bueno, aún quedan situaciones para las que la gente sigue prefiriendo tener su propio coche. Sobre todo para salir de la ciudad, viajar, pasar unos días fuera, etc. De momento no hemos conseguido dar alternativas atractivas a los usuarios en este aspecto, pero en el centro de los grandes municipios está claro. No hay argumentos para defender que necesitas un coche privado para moverte por estas calles, todo lo puedes hacer sin él.

Coche de Car2Go en Madrid. (Foto: EFE)
Coche de Car2Go en Madrid. (Foto: EFE)

P: Y saliendo de la capital. ¿Por qué aún no habéis extendido vuestro servicio a otras ciudades españolas como Barcelona o Valencia?

R: A nosotros nos encantaría ir a estas dos ciudades, y a otras. Pero, obviamente, queremos ir a los lugares en los que gusta lo que hacemos y, de momento, en estos sitios no es así. Nadie quiere ir donde no es bienvenido. En Madrid lanzamos con tanto entusiasmo porque desde el principio sus gobernantes mostraron mucho interés en el servicio y apoyaron nuestro modelo. Eso es clave.

P: ¿Cree que en unos años esto puede cambiar y que los coches de Share Now llegarán a estos lugares?

R: La verdad que nos haría muy felices. En unos meses hay elecciones y habrá que ver qué plantean los nuevos gobiernos. Como comentaba, necesitamos tener una relación muy cercana con las administraciones para lanzar nuestros servicios, y que tanto una parte como la otra quieran que esto funcione.

P: Uno de los puntos de fricción con urbes como Barcelona pasa por si empresas como la vuestra deben pagar tasas por usar el espacio público y cómo debe ser ese pago. En Madrid no pagáis por aparcar en zona verde o azul

R: Creo que los consistorios lo que deben tener muy claro es para qué nos quieren tener allí. Nuestra idea es un ‘win to win’ para la urbe, para la compañia y para el ciudadano. Los gobernantes tienen que crear una combinación bien regulada de todos los transportes que hay disponibles y comprobar que eso ayuda a la gestión de su municipio. Es clave que tengan en la cabeza que si unes ‘carsharing’, ‘bikesharing’, taxi, transporte público… la ciudad será más atractiva para todos los habitantes y todos salimos ganando.

(Foto: Share Now)
(Foto: Share Now)

P: Ahora estáis anunciando la unión de Car2Go (Daimler) y DriveNow (BMW) para crear Share Now. Es la unión de dos gigantes como Mercedes y BMW para el entorno del transporte compartido y tendrá un presupuesto de 1.000 millones de euros. ¿Va a cambiar esto vuestra forma de trabajar?

R: Lo más interesante de todo es que dos fabricantes de coches tradicionales como BMW y Mercedes se han juntado para apostar por el ‘carsharing’. Es un cambio de filosofía brutal ya que dejan a un lado la idea de vender más coches para crear un cambio en la vida de las ciudades comprometido con el medio ambiente. Pero el objetivo va mucho más allá de ampliar nuestro servicio a otros espacios. Queremos extendernos, pero no solo con coches compartidos, sino que queremos estar en todos los apartados de los ecosistemas de movilidad.

P: ¿Estáis pensando en lanzar otro tipo de vehículos como patinetes o motos?

R: Obviamente estamos analizando todos los escenarios. Los servicios de ‘última milla’ son muy interesantes, y claro que estamos hablando con estos actores intentando entender el mercado y viendo cuáles son las posibilidades que tenemos.

(Foto: Share Now)
(Foto: Share Now)

P: Aquí, por ejemplo tenemos un gran problema con los patinetes. Ahora mismo en Madrid hay 25 empresas queriendo repartir por toda la ciudad más de 10.000 patinetes y el Ayuntamiento ha optado por poner una férrea regulación que los controle. ¿Crees que estos modelos pueden llegar a colapsar una población o provocar que la gente acabe rechazándolos?

R: Esto es muy interesante, porque la decisión del Ayuntamiento es llamativa y novedosa y tengo muchas ganas de ver cómo funciona. Está claro que a la gente le gusta los patinetes, y quiere cogerlos, pero estos servicios deben adaptarse a la ciudad porque si no lo hacen pueden provocar la reacción contraria a la esperada. Nosotros lo hemos visto en municipios estadounidenses como Austin donde tenemos algunos coches y hay muchísimos, muchísimos, patinetes. Es normal que un habitante que tiene todos los días uno de estos vehículos, o varios, frente a su casa, acabe por odiarlos. La regulación es necesaria.

P: ¿Crees que podría pasar esto también con el 'carsharing', que llegue un momento que puedan rozar el colapso y tengan que ser regulados?

R: Creo que es diferente. Nosotros continuamente estamos cargando nuestros coches, y los tenemos geolocalizados y controlados. Tenemos herramientas para saber donde están en cada momento y gracias a la Inteligencia Artificial podemos saber en qué punto del mapa hacen más falta o por qué lugares debemos moverlos. Nuestra obligación es autoregularnos para que ningún área se quede vacía, porque si un usuario entra 10 veces en su 'app' y nunca tiene un coche cerca ese usuario deja de usar el producto, y eso es malo para todos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios