"PODEMOS ser la piscina del sol de europa"

Ya está aquí la placa solar 'reversible' que esperó a la muerte del impuesto al sol

Tras el cambio legislativo, LG, como hizo el gigante SunPower en 2018, se atreve a lanzar su división de energía solar en España con placas y baterías. "Puede ser nuestro principal negocio en el país"

Foto: Montaje: Carmen Castellón.
Montaje: Carmen Castellón.

¿Cuántas veces has tenido que cerrar la cortina de la oficina porque el reflejo sobre la mesa te cegaba aunque el sol no te diese en la cara de frente? ¿Cuántas veces te has tenido que poner las gafas de sol al volante porque los destellos contra el asfalto te molestaban al conducir? Que la luz del sol rebota en ciertas superficies es algo impepinable que se sabe desde hace mucho tiempo. Entonces... ¿por qué no aprovecharla también para producir electricidad, como hacemos con la que emana directamente del astro rey? Sí, hablamos de energía solar. Un recurso alternativo denostado hasta la saciedad tras el 'boom' de los huertos solares que experimentó España allá por 2007 y que acabó dando paso a uno de los mayores desastres fotovoltaicos de la historia. Eso, unido al impuesto al sol, hizo que esta opción se descartase por millones de personas.

"Ahora tenemos la oportunidad de convertirnos en la gran piscina del sol de Europa". Esto lo afirma en una entrevista a Teknautas Jaime de Jaraíz, mandamás de LG Electronics Iberia, que hoy lanza oficialmente (llevan varias semanas trabajando entre bambalinas) su división solar. Y traen bajo el brazo, entre otras cosas, un panel bifacial, una de las grandes innovaciones que lleva prometiendo este gremio un tiempo. ¿LG? ¿La misma que vende lavadoras, frigoríficos, aire acondicionado, móviles y televisiones? ¿Para qué se mete en eso? "En realidad, no nos metemos. Ya estábamos. Llevamos casi 30 años a nivel internacional y 12 en Europa. Pero en España era imposible entrar a vender esto a particulares con el impuesto al sol".

El mercado patrio, con los cambios normativos, se ha convertido en un atractivo pastel al que meterle un mordisco y donde apenas SunPower -"nuestro principal rival en términos de calidad y capacidad"- y un puñado de fabricantes chinos así como algunas firmas europeas de menor tamaño intentan hacer negocio.

"Esta fuente de energía limpia está creciendo a un ritmo del 50% anual a nivel global", afirma el directivo. "¿Sabes el porcentaje en España? El crecimiento prácticamente plano. Alemania está más implicada que nosotros. Eso no puede ser con las horas de sol que recibimos".

Placa bifacial y más

Foto: YouTube.
Foto: YouTube.

En este desembarco 'tardío', traen un pequeño catálogo —"crecerá progresivamente"— que incluye tres tipos de placas solares así como una batería doméstica. Destaca especialmente una, el panel bifacial que mencionábamos antes, que en el caso de LG empezaron a desarrollar en 2016 con su propia tecnología mientras otros rivales han intento hacer lo propio. ¿Qué diantres significa eso de bifacial? Pues básicamente que tiene dos caras. Y con este sistema se consigue captar la luz de la misma manera que hacen otras pero también capturar aquella que rebota contra diferentes superficies.

"Bastaría con dar una capa de pintura reflectante, brillante o blanquecina al suelo de un 'parking' u otra superficie para generar, en nuestro caso, hasta un 30% más de energía ocupando el mismo espacio.También si tienes un coche blanco o metalizado podrías aprovecharlo", explica Francisco Ramírez, uno de los responsables del proyecto. Se trata de una instalación ligeramente más alargada (cuenta con seis celdas de ancho por 12 de alto, cuando lo normal suelen ser 10) con picos de hasta 514 vatios (con una eficiencia del 24,3%), lo que lo convierte, sobre el papel, en uno de los paneles solares más potente del mercado.

Su sistema bifacial se empezó a desarollar en 2016 pero las normas en España han retrasado su llegada

La oferta de la línea NeON (como se bautiza esta hornada de productos) se completa con el modelo R y el modelo 2. El primero —"el más indicado para el hogar", según la compañía— es capaz de generar hasta 370 vatios y mantener un rendimiento del 88,4% después de 25 años. El modelo NeON 2, con un diseño algo más compacto para ocupar menos espacio, a pesar de tener el mismo número de celdas, puede generar hasta 340 vatios. "La media del rendimiento de nuestros paneles es del 93% durante esos veinticinco años".

Estas capacidades que le colocan en el rango de SunPower, el gran gigante estadounidense (venido a más tras la compra de sus compatriotas de SolarPower el pasado año), que decidió aterrizar en España el pasado verano. Esta firma habla de una media del 92% y una eficiencia de hasta 24,1% dependiendo el modelo. Panasonic, el tercer en discordia a la hora de fabricar paneles solares a nivel mundial, no se mueve aún por nuestras latitudes.

A los lanzamientos de LG se unen una batería doméstica (que ocupa menos que una caldera) de 12,8 kWH, con una garantía de diez años. "Esta es una pieza fundamental. En industria o en la oficina, se produce el consumo durante las horas de sol. Pero en casa, mayoritariamente lo hacemos cuando ya no hay luz natural. Instalar en casa o en una comunidad placas solares y no instalar una batería no tiene mucho sentido", explica.

Una placa solar en casa

Una instalación de placas de LG.
Una instalación de placas de LG.

Si SunPower se posiciona como su rival en capacidades, los fabricantes chinos lo son en el aspecto del precio. "Nosotros no venimos a competir con el coste más asequible del mercado", cuenta Ramírez. "Nosotros estamos hablando de una garantía de 25 años, periodo durante el que prometemos, como decimos, un rendimiento medio del 93%". Aseguran que, pasado el cuarto de siglo, sus paneles siguen rindiendo por encima del 86% en el peor de los casos. "Cuando te compras una casa, no lo haces pensando en irte al poco tiempo. Cuando te hipotecas, en la mayoría de casos, lo haces para 30 años o más. No puede ser entonces que una instalación fotovoltaica se degrade en tres o cinco años. Esto no es un móvil", asegura, en referencia a la gran multitud de competidores chinos 'low cost' que hay en este mercado, despues de que la UE les abriese las puertas de nuevo y pusiese fin al veto que había sobre las compañías del país asiático.

"En apenas 36 meses, muchas de esas placas de bajo coste han perdido la mitad de su capacidad", critican. "Eso es algo que no se tiene en cuenta y es clave a la hora de amortizar las inversiones".

Cuando se les pregunta por las cifras y expectativas de facturación, evitan, como suele ser habitual, cifras concretas. Hablan de un "ambicioso plan a cinco años para crecer exponencialmente curso a curso". "Creo que en el caso de España puede llegar a ser la división de negocio más importante de LG. A nivel global, estará en primera línea", remata Jaime de Jaraíz. Augura que en 2028 la energía más barata de obtener será la solar. "España no puede volver a perder ese tren".

Su modelo de negocio va a estar eminentemente "centrado en el consumidor final". "Vamos a estar también en industria, por supuesto, donde los ahorros gracias a estos sistemas pueden ser de hasta el 40%", menciona Francisco Ramírez. Señala las particularidades del parque de viviendas en España, donde el 70% de la edificación es vertical. "Ahí no tiene sentido que un vecino tenga placa solar y otro no. Hay que pensar conjuntamente. Y aunque el espacio suele ser muy reducido en algunos casos, se puede cubrir el 100% de los gastos de la comunidad (básicamente, luces de escalera, bombas para el agua y ascensor) solo con esta energía limpia", remata.

¿Y en una vivienda unifamiliar? ¿Cuánto costaría una instalación? "Depende mucho del tipo de necesidad -la media contratada está en 3,5 y 5,5 kilovatios- es un traje a medida. Pero estaríamos hablando de que a partir de 15.000 euros ya tendrías una instalación muy eficiente". Según sus cálculos, esta cifra englobaría 20 placas, la citada batería y otras piezas necesarias para la instalación. La capacidad de generar energía de ese hogar rozaría los 7 kilovatios.

No al modelo IKEA

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"El coche eléctrico va a jugar un papel muy importante en el despegue de esta industria, y viceversa. Tener un coche de este tipo a día de hoy y cargarlo en casa con una instalación eléctrica tradicional es pegarte un tiro en el pie", aclara De Jaraíz. "Pero no solo hablamos de nuestro garaje. Estamos hablando con algunas cadenas de supermercados para instalarlo en los aparcamientos que tienen al aire libre. Ellos podrían cubrir fácilmente gran parte del gasto energético de su edificio y el que va a hacer la compra, cargar el coche".

En LG rechazan el modelo IKEA. El gigante nórdico del mueble ha lanzado placas solares para montártelas tú solo. "¿Cuánta gente es capaz de poner un aire acondicionado en casa sin ayuda de un instalador? ¿Un 0,1% de la población? Pues con una placa solar, menos aún", argumenta De Jaraíz. Subirse al tejado, calcular la orientación, hacer las canalizaciones o manipular el cuadro eléctrico... Esos son algunos de los aspectos que hacen que la multinacional haya apostado por la venta a través de distribuidores. "Yo creo que en un futuro próximo esto va a funcionar como la compra del aire acondicionado. Tú podrás ir a una gran superficie o a la tienda de barrio, dirás tus necesidades y se te hará una propuesta adaptada a eso".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios