¿Preocupado por la seguridad en casa? Las cámaras web que debes usar (y cómo hacerlo)
  1. Tecnología
¿QUé debes tener en cuenta?

¿Preocupado por la seguridad en casa? Las cámaras web que debes usar (y cómo hacerlo)

Cada vez son más los que apuestan por esta tecnología para estar seguros en sus hogares, pero para que estas cámaras cumplan su función es necesario acertar en la compra

placeholder Foto:

Si bien antes no estaba al alcance de todo el mundo contar con las cámaras de seguridad de circuito cerrado, ya fuera para vigilar lo que ocurría en su vivienda o en su negocio, ahora la tecnología ofrece nuevas soluciones y ha democratizado el acceso a este tipo de medidas de vigilancia. La llegada de las cámaras web de seguridad que nos permiten ver qué ocurre en un determinado lugar a un precio asequible, ha provocado que sean cada vez más los que apuesten por estos dispositivos para cerciorarse de que ningún desconocido accede a sus viviendas para sustraer aquello que no le pertenece.

Foto:

Estas cámaras, en lugar de estas conectadas con un centro de seguridad, envían las imágenes que toman directamente al ‘smartphone’, para que podamos ver si ha ocurrido algo sospechoso. Es más, muchas de ellas cuentan con sistemas capaces de enviar alertas a los dispositivos móviles con los que estén conectadas, para así avisar de que algo no marcha bien. Este es uno de los principales factores a tener en cuenta antes de adquirir una de estas cámaras de vigilancia. No obstante, una vez tengamos claras cuáles son las necesidades de seguridad que tenemos, es necesario revisar ciertos factores de estos dispositivos para hacernos con el más adecuado.

Factores a tener en cuenta

El primer punto al que atender si apostamos por esta tecnología para aumentar la seguridad de nuestros hogares es que, al depender de la conexión a internet, en caso de que la red deje de funcionar por un motivo u otro, la cámara dejará de hacerlo también. Es un aspecto de vital importancia, puesto que hay otras soluciones de vigilancia que son más fiables en este apartado, como puedan ser las cámaras de seguridad de circuito cerrado. Eso sí, no son tan asequibles y versátiles. Es por ello que tenemos que tener muy presentes cuáles son nuestras necesidades y, si nuestro objetivo es reducir todo lo posible el riesgo, lo ideal es apostar por otras opciones más fiables.

placeholder La Yi Cámara Domo es una muy buena alternativa para el interior de los hogares (Imagen: Amazon)
La Yi Cámara Domo es una muy buena alternativa para el interior de los hogares (Imagen: Amazon)

Si finalmente apostamos por esta tecnología, uno de los factores que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar estas cámaras es si envían o no alertas a nuestro ‘smartphone’, por ejemplo, si han detectado que alguien ha entrado en casa cuando nosotros estábamos fuera. No todas las cámaras incorporan esta opción, de forma que la única manera que tendríamos de saber si ha ocurrido algo sospechoso sería mirando en tiempo real el móvil o revisando la grabación después (si la hubiera).

Para que la función de alertas cumpla su cometido, lo ideal es que la cámara IP de seguridad por la que nos decidamos pueda detectar las personas y los objetos. Mediante el reconocimiento tanto facial como de animales o coches, el dispositivo podrá determinar si la persona o el vehículo que llega a casa están identificados o no. Otra de las características para que las alertas sean útiles es que las cámaras tengan sensores de movimiento. Estas prestaciones no están presentes en todos los modelos, por lo que en función de nuestro presupuesto y del nivel de seguridad que busquemos, tendremos que prestar más o menos atención a estos asuntos.

Tampoco todas las cámaras IP de seguridad nos permiten almacenar las grabaciones en alguna plataforma en la nube. Este es un servicio que cada vez más fabricantes ofrecen a sus usuarios, para que así puedan eliminar el riesgo de que se pierdan las grabaciones o que incluso los ladrones puedan sustraer la unidad de almacenamiento para evitar dejar pruebas de su asalto. Eso sí, el presupuesto debe ser mayor, porque este servicio entraña un coste extra. No obstante, la mayoría de las cámaras ofrecen la dos opciones y, además de ofrecer alguna alternativa, como puedan ser tarjetas SD, también permiten almacenar en internet las imágenes que haya tomado.

Algunas otras características que debemos tener en cuenta son la resolución de las imágenes que filman las cámaras y si cuentan o no con visión nocturna. En cuanto a la resolución, siempre es aconsejable que sea de 1080p y Full HD, para así poder identificar de forma más fiable a los posibles asaltantes. Y respecto a la posibilidad de grabar con ausencia de luz, también es recomendable que cuente con ella puesto que los ladrones suelen actuar de noche para no levantar sospechas entre el vecindario.

placeholder Una opción tanto para interior como para exterior es la cámara Reolink Argus 2 (Imagen: Amazon)
Una opción tanto para interior como para exterior es la cámara Reolink Argus 2 (Imagen: Amazon)

¿Interior o exterior?

Por aquello de que no es lo mismo proteger el interior de la viviendas que vigilar el perímetro, existen cámaras IP de seguridad para cumplir uno y otro cometido. Además, en función de donde vayamos a colocarla tendremos que valorar características como la posibilidad de rotación, la inclinación que puede llegar a tener o el ángulo de visión que nos ofrece. Si nuestra intención es simplemente salvaguardar los bienes que hay, por ejemplo, en una habitación de la casa, no es lo mismo que si queremos controlar si ocurre algo sospechoso en la puerta del garaje.

Otro detalle a tener en cuenta es cómo suministrar a la cámara la energía para su correcto funcionamiento. Es importante porque puede condicionar muchísimo su colocación o que tengamos que realizar más o menos pasos en el proceso de instalación. Lo ideal en estos casos es que cuente con un sistema de alimentación por POE (Power Over Ethernet), de tal forma que la corriente eléctrica para alimentar la cámara llegue a través del mismo cable de red que utilicemos para transferir los datos.

placeholder

Además, en caso de querer colocarla en exteriores, es importante saber si cuenta con un certificado IP65 o superior, para ver si es realmente resistente a la lluvia y al resto de inclemencias meteorológicas que puedan hacer que sufra algún desperfecto.

¿Qué modelo debo comprar?

Una vez tengamos claras cuáles son nuestras necesidades y en qué zonas de nuestro hogar queremos aumentar la seguridad por medio de una cámara IP, es el momento de buscar el modelo que más se ajuste a nuestro presupuesto. Por ejemplo, si queremos controlar lo que ocurre en el interior del hogar con una cámara muy discreta, una muy buena alternativa es la Yi Cámara Domo. Permite grabar en hasta 1080p Full HD y realiza una cobertura completa de 360º, de tal modo que no hay ningún punto ciego en las habitaciones. Incorpora también sensor de movimiento y es capaz de enviar alertas en tiempo real, para así poder ver el momento en el que detectó algo sospechoso.

Otra muy buena alternativa para entornos interiores es la cámara Chortau. También con una resolución 1080p Full HD y con visión nocturna avanzada, destaca por la posibilidad de hacer zoom a través de la aplicación que tengamos instalada en el ‘smartphone’ y también porque incorpora tanto un micrófono como un altavoz, de tal forma que a través del teléfono móvil podemos comunicarnos con quienes se encuentren en casa. Esta última prestación también la incorpora la cámara Argus 2 de la firma Reolink. Esta es otra muy buena opción, aunque algo más cara que las anteriores.

Está preparada para estar en interior como en exterior y para recargar su batería se puede utilizar un panel solar. A esto se suma que cuenta con un sensor de movimiento PIR, mucho más eficaz para evitar sustos innecesarios, y la posibilidad de ver en remoto los vídeos que quedan almacenados en la memoria de la cámara. Por supuesto, cuenta con el certificado IP65, de tal forma que se puede mojar en caso de lluvia.

No obstante, para exteriores es mejor contar con una cámara totalmente preparada para estos entornos como es la Netatmo Presence. Con una estética diferente, de forma que se podría confundir con un foco, no solamente envía alertas al teléfono que hayamos configurado sino que es capaz de reconocer desde personas hasta coches o animales. A esto se suma que guarda en Dropbox todo aquello que filma. Además, la marca Presence no cobra nada a sus clientes por este servicio que tan útil puede resultar en caso de que haya alguna incidencia.

En función de aquello que nos más interese proteger y del grado de seguridad que queramos instalar en casa, nos decantaremos por un modelo u otro. Pero lo más importante es saber qué prestaciones se ajustan mejor a nuestras necesidades para acertar de pleno con la compra.

Electrónica Tecnología Cámaras Hogares Internet
El redactor recomienda