OTRA COSA ES QUE PUEDAS PERMITÍRTELA

Aún no tienes una tele 4K y ya vas a desear una pantalla 8K, enrollable o a medida

El CES se adelanta cinco años al presente. Los grandes fabricantes presentan una nueva hornada de 'smart TV' que llegan con el contenido en esa resolución como gran reto.

Foto: Las televisiones han dominado el arranque de CES. (M.Mcloughlin)
Las televisiones han dominado el arranque de CES. (M.Mcloughlin)

Hace unos días Apple recibía un jarro de agua fría. Iba a vender menos iPhones de los esperados. Una de las razones que se esgrimían. entre otras tantas, es que la gente ya no renovaba su móvil tan rápido como antaño. Es decir que cada año es más difícil rellenar la hoja de especificaciones para que estas no huelan sustancialmente igual que el curso pasado y empujar así a una renovación prematura. Pues imagínense entonces con electrodomésticos como neveras, hornos,lavadoras o un 'gadget' irrenunciable en la mayoría de hogares: la televisión. Este aparato, que desde hace años dejó la expresión de la 'caja tonta' como una 'cuñadez' supina, es uno de los grandes protagonistas del CES de Las Vegas, que este martes levanta la persiana pero que ya ha desvelado sus grandes novedades en los 'bolos' para la prensa.

Y aunque haya mejoras curso a curso en la calidad de imagen, la conectividad o el diseño de los modelos comerciales no son suficientes argumentos para conseguir el efecto 'wow' (que en una traducción cañí sería un 'Jó^*er, qué bueno). Un objetivo que obliga a presentarse muchas veces con tecnologias experimentales, estratosféricamente caras como para empezar a producirlas en masa o prototipos 'plenamente' funcionales, que se mantienen a una distancia prudencial del público no vaya a ser que alguno lo someta a una inoportuna prueba de estrés.

Pero sea como sea, sirven para tomar la temperatura de cómo serán las 'smart TV' que podremos comprar más pronto que tarde. Esa es una de las principales diferencias con el pasado año: casi todo lo que hemos visto podremos tenerlo en casa este 2019. Aunque otra cosa muy diferente es si nos lo podemos permitir. Aquí van las principales novedades de una feria que va cinco años por delante de la realidad. Cuando ellos hablan de 8K, el mercado aún intenta tener contenidos de sobra en UHD, la actual generación.

Las prisas del 8K

The Wall, de Samsung. (M.Mcloughlin)
The Wall, de Samsung. (M.Mcloughlin)

La pasada edición del Consumen Electronic Show sirvió para poner sobre la mesa un nuevo estándar en lo que a la imagen de las televisiones se refiere. Hablamos de la resolución 8K. Aunque ya había asomado la patita previamente, este estándar, que múltiplica por cuatro las bondades del 4K y, por tanto, por 16 las del Full HD, se puso en juego con sendos prototipos finales de LG o Samsung. Fue precisamente Samsung la que nueve meses más tarde, en el IFA de Berlín, lanzó el primer modelo comercial. Una gama de televisores que llegó a España el pasado 24 de octubre con precios que iban desde los 4.999 euros por el modelo de 65 pulgadas hasta los 14.999 euros por el de 85 pulgadas.

Al sector le han entrado las prisas con el 8K, cuando no hemos digerido el salto al 4K

Ahora Samsung ha estirado un poco más el chicle. Lo ha hecho con un modelo de 98 pulgadas que mostró este lunes sobre el escenario de Las Vegas y del que no dio muchos más detalles en lo que se refiere a comercialización, algo que podría ocurrir a lo largo de este 2019. Y todo ello a pesar de que no hay prácticamente contenido 'empaquetado' para esta calidad.

Pues bien este prematuro lanzamiento ha hecho que al sector en bloque le entren un poco las prisas por subirse a este carro. LG, TCL o Sony son algunos de los que han seguido la estela de Samsung con esta resolución.

LG: 88 y 8

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Los 'otros' surcoreanos del sector han tratado de hacer una nueva exhibición de fuerza con un panel OLED de 88 pulgadas con 8K. De esta manera, LG se mantiene como la más decidida en la apuesta por este material orgánico. Esta pantalla llegará al mercado este mismo año y es una actualización del prototipo del año pasado. No se ha hablado ni de precios ni de mercados, pero las especulaciones apuntan a que podría rondar los 20.000 dólares. Ahí es nada. En este caso, se ha mejorado el sistema de audio. Cuenta con tecnología 'Cristal Sound', que esconde la maquinaria necesaria (actuadores) detrás del cristal y genera vibraciones en una frecuencia definida generando el sonido. Ahora llega también con Dolby Atmos 3.2.2.

Sony, LG, TCL... son varios los que lanzarán 2019 modelos 8K al mercado

Probablemente TCL no le sea conocido. Pero es un gigante chino que está resucitando marcas 'zombies' en Occidente como Alcatel o Blackberry. Pero aquí ha venido para dar cuenta de sus novedades en la que tradicionalmente ha sido su principal unidad de negocio. Aunque ha caído por el auge de los nuevos fabricantes de ojos rasgados, todavía maneja un 6% del mercado mundial de televisiones. Pues bien en el CES han presentado una pantalla QLED con tecnología Quantum Dot (de puntos de colores) que llegará a las tiendas (no se sabe ni países ni precio) con un formato de 75 pulgadas. En este caso, incorporará Roku de serie, un servicio de 'streaming' de contenidos muy popular en EEUU.

Pero quizás el órdago mayor vino por parte de Sony. No es que el fabricante nipón no esté a la zaga pero suele medir más sus movimientos. Sin embargo, lanzó una traca bastante sonora para terminar la jornada. Este año habrá televisores LCD 8K en su catálogo, concretamente en dos tamaños: 85 y 98 pulgadas. Es decir, iguala el formato que Samsung había puesto sobre el escenario pocas horas antes. Eso sí, la marca japonesa se ha reservado detalles que irá desvelando próximamente sobre este lanzamiento.

No es el contenido, es el procesador

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Pero bien, ¿para qué queremos una televisión 8K si no tenemos contenido? A día de hoy, la digestión del 4K ni tan siquiera ha empezado. La principal fuente de acceso a contenidos con esta calidad es Netflix, siempre que tengas el plan superior, el que permite visualizar en cuatro dispositivos al mismo tiempo. Ya ni hablamos de la televisión pública, que la emisión de HD parece ya una gesta similar a conquistar un 'ochomil'.

Solo hay un proyecto a la vista que parezca lo suficientemente solvente para crear y transmitir contenido en esta calidad. NHK, una emisora nipona, pretende transmitir los próximos Juegos Olímpicos en esta calidad. Pero hablamos de un año y medio de distancia. Y hablamos de un proyecto que se limita a un único país. Como decíamos, el UHD o 4K es el actual reto del mercado. En EEUU, por ejemplo, ahora mismo se encuentran inmersos en la puesta en funcionamiento de un estándar que permitiese transmitir por aire contenidos con esta resolución y también con alto rango dinámico (HDR). Por hacerse una idea de cómo está la situación, este despliegue no serviría para enviar una señal 8K, debido a la gran cantidad de datos que supondría.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Pues bien en este escenario cobra especial sentido y protagonismo el procesador. Una pieza que durante años se colocaba en un discreto segundo plano ahora recibe ahora un papel central. ¿Por qué? Porque a falta de contenido grabado y editado en 8K habrá que adaptar el existente. Es el proceso que se llama reescalado. Donde hay un píxel, reproducir cuatro. Y eso cuando hablamos de 4K. Que cuando hablamos de Full HD donde hay un píxel, hay que pintar 15 adicionales para reproducir 16.

Por eso los motores de estas televisiones cobran tanta importancia. El de Samsung, bautizado como 'Quantumm Procesor 8k' y que se apoya en la renombrada Inteligencia Artificial para mejorar el resultado, es capaz, afirman los creadores de la criatura, de mover hasta 33 millones de píxeles en Hi-Res en tiempo real para lograr adaptar las imágenes. Afirman también que puede reescalar cualquier vídeo que puedas encontrar en internet, en las plataformas de series o que tengas en tu móvil hasta 8K con gran calidad. El de LG, el Alpha 2 -que también ha sido presentado este lunes-, permite además identificar las condiciones lumínicas ambientales y ajustarlo también en función a eso.

AirPlay 2 e iTunes: todos 'quieren' a Apple

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Antes de pasar a otras novedades de la feria, vayamos a repasar el merecedor al premio a mejor actor de reparto. Sin protagonizar ni una sola rueda de prensa (hace décadas que dejó de comparecer en el CES y no lo hace tampoco en el Mobile World Congress), Apple se ha llevado un buen número de titulares. Y todo porque ha empezado a tomar posiciones de cara a su lanzamiento de 'streaming' de series, que podría ver la luz este año. Y claro, se ha dejado querer, aunque sea por algunos de sus enemigos acérrimos en otros sectores.

Apple se ha colado en la fiesta de las teles. iTunes para Samsung. Sony y LG traerán AirPlay 2

Samsung ha anunciado que a partir de la próxima primavera sus televisiones QLED de este año así como la colección de 2018 mediante una actualización de 'firmware' dispondrán de una aplicación nativa de iTunes en cien países. Este lanzamiento no es baladí, puesto que Apple solo había hecho una excepción hasta el día de hoy: iTunes para Microsoft. Pues bien Samsung ahora contará con una aplicación en exclusiva de la misma manera que hizo con HBO. Por si eso fuera poco, AirPay 2 también será compatible con sus dispositivos. Esto permitirá que desde cualquier aparato con iOS (iPads/iPhones/iPods) podrá enviar contenido de audio o de vídeo a uno de estos equipos, sin mediación del accesorio Apple TV.

No ha sido Samsung el unico en firmar estos votos. Tres cuartas partes más de lo mismo con LG y con Sony, que serán compatibles tanto con AirPlay 2 como con Homekit. Entre las nuevas funcionalidades cabe mencionar como Alexa ha demostrado estar en una privilegiada posición entre los asistentes de voz. Por ejemplo, Samsung, a pesar de que tiene su propia opción, Bixby, y ya era compatible con Google Assistant ahora añade el software de Amazon.

Ponme una tele de 3x2 y una de 4x7

Imagen del microled de 75 pulgadas. (M.Mcloughlin)
Imagen del microled de 75 pulgadas. (M.Mcloughlin)

Ni LCD ni OLED. Entonces..¿qué? ¿una TFT?¿Estamos locos? El futuro para Samsung pasa por una tecnología de desarrollo propio que han bautizado como microLED. Ya lo presentaron el año pasado y ahora se han presentado con un nuevo modelo de 75 pulgadas que tiene la etiqueta 'para el hogar', o lo que es lo mismo, comercial a gran escala. Esta tecnología tiene dos particularidades. A pesar de ser LED, es capaz de apagar cada punto de luz individualmente. Algo que era función exclusiva del OLED.

Esto mejorará por una parte la eficiencia energética pero también la reproducción del negro, ya que no habrá que colocar un filtro si no que se podrá fundir a negro. Pero la segunda gran baza es que los componentes de este panel tiene tamaño microscópico, algo que permite cortes mucho más versátiles. Pero también configuraciones modulares para crear enormes paneles a base de unir diferentes más pequeños. Y los bordes no se percatarían por esas medidas que comentábamos. El año pasado crearon un muro de 146 pulgadas. Ahora, han construido uno de 246. Ahí es nada. La historia de la tecnología modular es el formato del vídeo a reproducir. No tiene sentido darle forma a algo si no se ajusta correctamente-

Ahora me ves...

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Volvemos al efecto 'wow' y a la reflexión inicial para cerrar este repaso a las principales novedades. LG ha mostrado por tercer año (por tercero, sí) un televisor 'enrrollable', ejemplificando la actitud que comentábamos al principio. Lo mejor, que por fin llegará al mercado este año. Se trata de un panel OLED de 65 pulgadas que se guarda en una peana. Cuenta con tres posiciones: con la pantalla desplegada, con una pequeña parte al aire o completamente oculta. En este vídeo podéis ver cómo funciona el mecanismo.

Lo más interesante, es que cuando está completamente oculta, la peana puede utilizarse como equipo de sonido e incluso como altavoz inteligente gracias a la compatibilidad con Alexa. Es la LG Signature OLED R. Probablemente lo más futurista de todas las novedades vistas hoy. En el CES el presente se confunde con el futuro. No hay que olvidar que aunque 8K haya sido lo más repetido, el presente es 4K. Y todavía le queda un buen trecho de camino por delante.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios