cuando una camapaña publicitaria se te va de las manos

Cereales de Hitler: Cuétara cancela su polémica campaña online con Cabronazi

Una sorprendente campaña había llevado a Cuétara a aliarse con Cabronazi con el objetivo de publicitar sus 'choco flakes'. La presión en las redes ha hecho que el acuerdo se viniera abajo

Foto: (Foto: Cuétara)
(Foto: Cuétara)

Cabronazi la ha vuelto a liar. No les bastaba con ser los amos de las redes sociales usando contenido reciclado de otros usuarios. La última polémica ha sido una campaña publicitaria con Cuétara para patrocinar una de sus marcas de cereales infantiles: los 'choco flakes' que ha generado un gran incendio en internet. Tanto es así, que la compañía se ha visto obligada a retirar todo lo relacionado con este acuerdo un día después de lanzarlo al mercado.

En un comunicado que acaba de publicar, Cuetara confirma la cancelación de esta acción "puntual" y "limitada" con Cabronazi. "En este caso, hemos realizado una acción con un tono desenfadado basada en el característico y popular humor de Cabroworld, que cuenta con más de 24.000.000 de seguidores y con gran aceptación entre el público más joven. Sentimos mucho si esta colaboración ha podido ofender a alguno de nuestros consumidores y pedimos disculpas. Hemos procedido a detener la comercialización de esta edición limitada", aseguran desde la marca de alimentación. "Todos los contenidos aportados por Cabroworld a esta acción son originales", remachan.

La colaboración entre Cuétara y Cabroworld (nombre de la empresa que gestiona todo lo relacionado con Cabronazi) se plasmaba en la caja de los cereales y en un concurso de tal forma que incluso habían creado una nueva versión de los 'choco flakes' llamada 'duo cabroworld' en la que la propia mascota de la marca se vestía de Cabronazi. Lo llamativo es que son un producto dirigido al público preadolescente: "En cada envase tienes la oportunidad de ganar uno de estos cabropremios por cabroworld. Gorras, auriculares, camisetas, 'skates' y sudaderas", se puede leer aún en su página web.

Crítica en las redes

Como no podía ser de otra manera, las redes sociales reaccionaron ante la campaña de Cuétara señalando la contradicción de que la marca se dirija a un público preadolescente y se uniera a Cabronazi: un 'partner' que lleva la palabra 'nazi' en su nombre, cuyo logo consiste en un Hitler disfrazado y sus bromas en las redes sociales suelen ser de contenido adulto. El tuitero Fleibur ironizaba en Twitter preguntándose "qué capítulo de 'Black Mirror' es este". Y otros que no perdían la ocasión de unir los cereales con los nazis.

Desde la cuenta oficial de Twitter de Cabronazi no han hecho ningún comentario sobre esta colaboración, ni sobre su cancelación. Por su parte, en el perfil de Instagram de @crazyflakers, repleta de 'memes' del famoso personaje de la marca y con bromas para un público preadolescente, tampoco se han pronunciado.

Cabronazi tiene 12 millones de seguidores en Facebook, 3,7 millones en Instagram y 266.000 en Twitter. Además, ha montado un grupo de webs propias y mueve unas cifras de negocio que casi nadie podría esperar. Sin embargo, también tiene su lado oscuro: muchos usuarios lo acusan de enriquecerse gracias a chistes robados de internet o contenido generado por otros usuarios que, de manera involuntaria, ayudan a engrosar su volumen de negocio.

Concurso... y barra libre de 'memes'

Si no quedaba claro ya que a Cuétara se le había ido la mano con esta nueva campaña publicitaria, lo mejor estaba por llegar. Y es que, además de regalar premios y vestir a su mascota de Cabronazi, la compañía había planeado el lanzamiento dentro de la promoción (que dura hasta abril de 2019) de un 'meme champion'. Un concurso para que la gente hiciera sus propios memes y los subiera a la red. ¿El objetivo? Surtir de material gratuito a una cuenta que ya factura casi 400.000 euros al año. La única recompensa que ofrecían es que @cabronazi y @crazyflakers te mencionaran en su cuenta... y te regalaran un pequeño trofeo.

Pero el fallo de la marca iba más allá, ya que no habían puesto ningún límite sobre los memes que se podían subir y claro, el 'troleo' tardó muy poco en llegar. Decenas de memes riéndose de la campaña y criticando esta unión se acumulaban en la web de Cuétara y foros como Forocoches empezaban a plantear uno de sus clásicos 'troleos' masivos.

El fin del acuerdo ha llegado tan rápido que apenas ha dado tiempo a ver las cajas de cereales en las tiendas. Pero, está claro que tanto Cabronazi como Cuétara no olivdarán este día.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios