terapia para los que tienen miedo a volar

El piloto bilbaíno de 27 años que lo peta en la red enseñando lo que nunca ves en un avión

En su cuenta de Twitter Jon muestra cómo es su día a día con todo lujo de detalles. Si eres aficionado a la aeronáutica o incluso si odias volar esto te puede gustar

Foto: Montaje G.C.
Montaje G.C.

¿Alguna vez te has preguntado cómo se maneja una bestia como un avión comercial Airbus 330 lleno de pasajeros? ¿Has querido conocer cómo es aterrizar en Río de Janeiro con un cielo plagado de nubes? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es un sí, tienes que conocer Jon (@Bereikua).

De primeras hay que decir que es uno de los tantos españoles amantes de la aviación que surcan los cielos pilotando alguno de los aviones que nos transportan de un punto del planeta a otro (en España hay más de 6.400 personas con licencia para pilotar vuelos comerciales). Pero este joven bilbaíno no es un capitán cualquiera. Jon se ha convertido en los últimos meses en uno de los pilotos nacionales más famosos en las redes sociales. Con sus más de 3.000 seguidores en Twitter, Bereikua (ese es el nombre que usa en la red) ha ganado hasta premios por enseñar al mundo cómo es la vida dentro de la cabina delantera de estas aeronaves.

“Siempre ha sido mi pasión. Me encanta hablar de aviones, compartir anécdotas con otros aficionados, debatir y estar al día de lo que pasa en nuestro mundo. Antes lo limitaba todo a foros, pero un día decidí abrirlo a las redes sociales y vi que Twitter daba unas posibilidades buenísimas”, explica el joven en conversación con Teknautas. Empujado por la divulgación de su profesión decidió abrir la cuenta '@Bereikua' y allí empezó a compartir imágenes, vídeos y todo tipo de detalles sobre cómo es su trabajo diario.

Solo tiene 27 años, pero ya lleva nueve relacionado directamente con el sector aeronáutico (empezó en la escuela a los 18) y ya ha pasado de llevar aviones ligeros del estilo Cessna 172 (757 kg) a colarse en la flota de Airbus 330 (unas 230 toneladas), pasando también por la de los 320 (70 toneladas). Si pasas por su cuenta puedes ver cómo ha ido moviéndose por todas estas aeronaves y comprobar las grandes diferencias que hay entre ellas.

Aunque ha sido en los últimos meses cuando su perfil ha empezado a ser más conocido en la red, Jon lleva desde 2014 subiendo imágenes de sus vuelos y promete que aún le queda mucho por mostrar. “¡Tengo un montón de cosas por enseñar! Intento variar y hablar de aviación de distinto tipo: líneas aéreas, aviación general, instrucción... Pero mi parte favorita es compartir amaneceres desde la cabina de vuelo y esos nunca acaban”, explica. Para no aburrir a sus fans, añade siempre alguna información sobre el vuelo que hace las delicias de los fanáticos de las aeronaves.

Inspirado por pilotos ingleses

Pese a su éxito y los años que lleva ya publicando en internet, sabe que en España es algo así como un verso suelto. Por aquí no son muchos los pilotos que deciden compartir de esta forma sus experiencias. Justo al contrario de lo que ocurre en otros países. “En Twitter coincido con varios compañeros pero todavía nos queda mucho para acercarnos a los ingleses”, explica. Y es que en Reino Unido lo de los capitanes ‘influencers’ está a la orden del día, incluso con casos bastante sonrojantes.

Él empezó inspirándose en sus colegas británicos, y a falta de más ejemplos internos (Jon asegura que siempre anima a sus compañeros a que se sumen), también destaca otro de los perfiles más conocidos en el sector aeronáutico nacional, el de los Controladores Aéreos. “Estoy convencido de que si la gente que lo pasa mal volando conociese cómo funcionamos y los procedimientos que seguimos, disfrutarían”, explica.

Una cámara fija

Para evitar problemas, como ya le ocurrió a alguno de sus compañeros británicos, Jon se cura en salud y deja claro que todo lo que graba lo hace con una cámara con un soporte fijo, en fases no críticas del vuelo o cuando va de pasajero. “En los vuelos saco las fotos y ya en casa las organizo y las subo a Twitter”, explica.

Así, además de aterrizajes, despegues y viajes completos, Jon también comparte imágenes más curiosas como la comida que toman los capitanes o la cantidad de papeles que llevan a bordo para analizar y estudiar todos los datos de ese viaje.

Su método parece funcionar, tanto que uno de los trayectos que dirigió le valió para ganar el primer premio de la #feriadelhilo (el certamen organizado por la propia plataforma para premiar los mejores relatos) como mejor hilo de no ficción. En él, enseñaba con todo lujo de detalles cómo era uno de sus vuelos, en concreto uno de 11 horas entre Madrid y Los Ángeles en un Airbus 330. Cómo no, como él mismo cuenta, a Jon la noticia le pilló volando. Justamente entre Sao Paulo y Madrid.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios