"Es el momento de tu desalojo, brian"

Simone Giertz, la inventora que emociona a internet contando su lucha contra un tumor

Simon Giertz, una joven sueca residente en Estados Unidos, lleva un mes contando a sus seguidores con todo lujo de detalles su día a día a la espera de ser operada

Foto: (Foto: Simone Giertz)
(Foto: Simone Giertz)

Podía ser cualquier otra cosa pero lo que más deseaba ver Simone Giertz después de despertar tras la operación en la que le iban a extraer de la cabeza un tumor “del tamaño de una pelota de golf” este mismo jueves no era otra cosa que las fotos de su propio cerebro. “Creo que puede ser algo realmente precioso”, comentaba en el vídeo que publicó justo antes de entrar en el quirófano.

Aún no sabemos si ha podido echar un ojo a las imágenes, pero estas palabras ya dan una idea de por qué esta joven sueca inventora de robots locos e inutiles, como ella misma los define, se ha convertido en un ejemplo para todos los que luchan contra este tipo de enfermedades.

Quizá muchos la hayan descubierto en los últimos días por su lucha, pero lo cierto es que la historia de Giertz viene de mucho más lejos. Residente en San Francisco aunque de origen escandinavo, se empezó a hacer un nombre importante en internet hace unos tres años con su canal de YouTube llamado ‘Shitty robots’. En él, mostraba y aún muestra, con un gran toque de humor, todas sus construcciones va creando y que van desde un despertador que funciona a base de tortazos hasta un cepillo de dientes instalado en un casco.

Sus inventos, como el coche que convirtió en un ratón para ordenador, o su peculiar máquina para desayunar, la elevaron a tal nivel como experta en robótica que incluso ha llegado a dar charlas TED sobre esta temática sin ni siquiera ser ingeniera. Pero su vida cambió hace apenas un mes.

El 30 de abril, la joven, de 27 años, decidió contar al más de un millón de personas que la siguen en YouTube y a los casi 300.000 followers que tiene en Instagram y en Twitter que sufría un tumor que, aunque benigno, debía ser operado. Se estaba extendiendo y le empezaba a afectar incluso afectar a la visión de uno de sus ojos.

Lo contó en un vídeo que ya acumula más de 3 millones de visualizaciones y en el que dejó claro que, aunque tendría que parar de inventar máquinas tras la operación. ni mucho menos se iba a venir abajo, ni iba a ocultar lo que le ocurría. Siguió con su charla TED que dio el pasado 9 de mayo y tanto en su cuenta de Twitter como en el resto de canales fue contando con el humor y la naturalidad que siempre le han caracterizado la evolución de su enfermedad.

Los mismos fans que disfrutan normalmente de los robots locos de Giertz empezaron a seguir la historia de la inventora sueca y su tumor, al que puso el nombre de Brian. Su historia empezó a crecer de manera exponencial hasta este jueves, cuando llego el momento de desalojar a su inquilino de su cabeza definitivamente.

Tras varias horas de operación, su familia tomó prestada su cuenta de Twitter y publicó que todo había salido bien. Tanto, que Giertz no se pudo resistir a hacer “una broma inapropiada”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios