Big Data: Cerveza y datos: los españoles que arrasan en el mundo con sus shows sobre big data
ya han colonizado 29 ciudades de 13 países diferentes

Cerveza y datos: los españoles que arrasan en el mundo con sus 'shows' sobre 'big data'

Empezaron en 2014 reuniendo a unas 50 personas en el sotano de un bar. Cuatro años después hay compañías como Teléfonica o BBVA llamando a su puerta para 'sponsorizar' sus eventos

Foto: De izquierda a derecha: Marcelo Soria, Giovanna Miritello y Dani Villatoro. Fundadores de Databeers (Foto cedida)
De izquierda a derecha: Marcelo Soria, Giovanna Miritello y Dani Villatoro. Fundadores de Databeers (Foto cedida)

Cuando decidieron lanzar el primero de sus ‘shows’, en mayo de 2014, no esperaban ser más de 20 “frikis de los datos” reunidos en un sótano de un bar de La Latina (Madrid). Tales eran sus expectativas que cada uno de los impulsores puso 50 euros para pagar las cañas que se beberían con los asistentes a las charlas y pidieron por favor a sus amigos que fueran como ponentes. Pero pronto todo se les fue de las manos. De repente, sin venir mucho a cuento, aparecieron en ese pequeño salón más de 50 fans del 'big data' deseando ver cómo funcionaba ese evento que prometía convertir el siempre complejo análisis de datos en un ‘show’ entretenido, sencillo y regado con un poco de zumo de cebada.

Así, con sorpresa incluida, comenzó la andadura de Databeers, una iniciativa sin ánimo de lucro lanzada por dos españoles (Daniel Villatoro y Marcelo Soria) y una italiana (Giovanna Miritello) que se ha convertido en un referente en el mundo del análisis de datos. En apenas 4 años han pasado de llenar un pequeño sótano madrileño a conseguir colocar su marca y su peculiar forma de entender las charlas sobre este ámbito en un total de 29 ciudades de 13 países diferentes. De Manila a Zagreb, de Barcelona a Nueva York (una de las últimas incorporaciones junto a Praga).

“No tenemos la fama de las TED Talks, pero la verdad es que estamos teniendo un crecimiento muy bueno. Cada vez somos más, y hemos pasado de esos 50 asistentes del inicio a tener más de 300 en algunas de las charlas que organizamos en Madrid. Y sin salirnos del mundo de los datos”, comenta a Teknautas Daniel Villatoro, doctor en Inteligencia Artificial, experto en 'big data' y uno de los cofundadores de esta iniciativa. “Para que te hagas una idea de cómo estamos creciendo, te puedo decir que cada mes recibimos dos o tres propuestas de gente que quiere llevar nuestra idea a su ciudad. Es un no parar”, explica.

Aunque ahora, confiesa el propio Villatoro, la cosa les está empezando a desbordar, lo cierto es que el crecimiento de Databeers se ha caracterizado por ir sobre seguro. Empezaron en Madrid en 2014, pasaron a Londres en 2015 y de ahí comenzaron a multiplicarse. En la capital, ya han organizado un total de 15 eventos y, según datos de los organizadores, han reunido a un total de 6000 asistentes. “Tenemos claro que lo importante es seguir con nuestros principios, pues es lo que atrae a la gente y ha conseguido que esto crezca tanto”, comenta el experto en análisis de datos.

Para que la descentralización se haga como a ellos les gustaría, y poder mantener la esencia, se basan en un modelo federado por lo que cada ciudad tiene su propio equipo de voluntarios que se encarga de organizar los eventos, pero todos deben respetar los principios fundacionales y adaptarse a las normas que pusieron los tres creadores si quieren crear su ‘show’ bajo el logo de Databeers. “Cuando nos llaman de alguna ciudad, primero nos cercioramos que la persona que se ofrece lo hace sabiendo a lo que se atiene (no hay ningún fin lucrativo), luego les mandamos las bases que deben seguir y por último tenemos charlas con ellos por Skype o presencialmente para atar todos los cabos”, explica Villatoro.

Siguiendo estos principios, ya han conquistado incluso las sedes de Twitter o Facebook en Londres y están en negociaciones para colonizar urbes como Nueva York. En España ya hay empresas como Telefónica o BBVA que les han pedido ayuda para crear eventos ‘copiando’ su idea y hasta han firmado un acuerdo con Estrella Damm para que les pague el suministro de cervezas en la mayoría de los 'shows' que hacen en Europa. “Nosotros somos muy claros con nuestra independencia e insistimos en que esto es una plataforma sin ánimo de lucro. Así que lo que hacemos cuando vienen compañías así es que creamos un programa a parte dejando claro que está patrocinado por ellos y aprovechamos ese dinero para pagar los gastos que generan nuestras propias charlas”, argumenta Villatoro.

¿El secreto del éxito? Más allá de la cerveza

Quizá lo que más llame la atención de esta iniciativa sea el término ‘beers’. La cerveza es uno de los pilares de esta iniciativa, “el mejor lubricante social”, como apuntan desde la organización, pero es más un símbolo que otra cosa. “Nosotros montamos esto porque estábamos cansados de los típicos congresos académicos en los que hay catedráticos que están durante una hora diciéndote lo buenos que son. Entonces pensamos una fórmula que diese la vuelta a esa forma de entender estos eventos”.

Cogieron la cerveza, que rompe claramente con la idea de charla académica clásica, pero también se armaron con otras características diferenciales. Para las presentaciones, por ejemplo, tomaron el método Pecha-Kucha (charlas de 20 diapositivas y 20 segundos por cada transparencia) y lo adaptaron a su idea. Así, durante sus 'shows', que suelen durar alrededor de una hora, puedes ver un total de unas seis ponencias sobre análisis de datos de 7 minutos cada una. “Charlas cortas para que, si no te gustan, se pasen rápido”, comenta, entre risas, Villatoro.

Imagen de uno de los eventos realizados en Barcelona (Foto: DatabeersBCN)
Imagen de uno de los eventos realizados en Barcelona (Foto: DatabeersBCN)

“Los propios organizadores somos los que buscamos a los ponentes y nos entrevistamos con ellos para explicarles cómo deben ser sus presentaciones y montar eventos que sean interesantes para todos", cuenta Villatoro. Establecen varias reglas entre las que destacan tres: nada de código, “queremos que cualquiera pueda entender la charla”, se les pide que busquen un mensaje directo y, por último, que se socialicen. “Nos gusta que después de las ponencias todo el mundo se mezcle y se genere un entorno de ‘networking’. Con cerveza, claro”.

El precio de los datos

Llegado este punto, seguramente te preguntes por qué estos tres treintañeros no han querido convertir esta plataforma en un negocio. Su respuesta es tajante: "Montamos esto con la idea de que no fuera algo lucrativo y pensamos seguir así", comenta Villatoro.

Pese a su postura, no les han faltado ofertas. Entre todas, aseguran, sorprende la cantidad de compañías que han preguntado por los datos de los asistentes. "Muchas empresas nos han ofrecido grandes cantidades de dinero por el listado de la gente que asiste a nuestros eventos. Cuando fuimos a la sede de Twitter incluso tuvimos que hacerles firmar un acuerdo en el que la empresa se comprometía a usar los datos de los asistentes solo para el control de la puerta", recuerda el cofundador.

Uno de los eventos de Databeers en Madrid (Foto: Victoriano Izquierdo)
Uno de los eventos de Databeers en Madrid (Foto: Victoriano Izquierdo)

¿Por qué tanto interés en esa información? Villatoro lo achaca a la necesidad de talento que tienen las tecnológicas en estos campos. "Saben que viene mucha gente especializada en temas de 'big data' y quieren tener su información de contacto para después tantearla", explica.

Dejando las posibilidades de convertir Databeers en un negocio a un lado, desde la organización ven el futuro de la plataforma con bastante optimismo. "El 'big data' está de moda, y más después de casos como el de Cambridge Analytica. En unos años hemos pasado de ser unos frikis raros a ser frikis sexys", culmina Villatoro.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios