Netflix: Adiós al geobloqueo en internet en Europa, y por qué no es tan buena noticia como crees
Netflix y otros contenidos digitales seguirán bloqueados

Adiós al geobloqueo en internet en Europa, y por qué no es tan buena noticia como crees

Hoy se ha ganado una importante batalla: el Parlamento Europeo ha dado el último paso para prohibir el geobloqueo... pero solo parcialmente

Foto:

Por fin has localizado una vieja “Game Boy” vintage como la que tenías de niña en una tienda online alemana. Tras la punzada de nostalgia, te registras en la web para comprarla. Pero cuando pones tu dirección (SPAIN) el sistema la rechaza. Tampoco pudiste hacerte con aquellos zapatos franceses porque la página no aceptaba tu tarjeta española. Ni entiendes por qué aquella crema que viste más barata en un portal portugués cambiaba de precio al identificar que resides en España.

Detrás de todas estas prácticas, muy comunes cuando se hacen compras online en otros países europeos, hay un mismo culpable: el geobloqueo. Éste es el responsable de que, en función de dónde dice tu dirección IP que resides, algunos comerciantes europeos te impongan un precio diferente al que ofrece a sus clientes locales. Por poco tiempo (más o menos).

“Es realmente inexplicable que aún suceda en el siglo XXI en la Europa Unida, donde podemos viajar libremente a través de las fronteras, pero no comprar online en otros países con libertad”, ha lamentado la eurodiputada polaca Róża Thun, especialista en la cuestión.

En la Unión Europea está prohibido discriminar a los clientes en función de su origen. En El Corte Inglés no pueden cobrarte más por ser polaco o por pagar con una tarjeta italiana. Y, sin embargo, en internet pasa. Bruselas quiere poner fin a esta contradicción. Hoy ha ganado una importante batalla en ese sentido: el Parlamento Europeo ha dado el último paso para prohibir el geobloqueo… pero solo parcialmente. Es un adiós, pero de momento no definitivo, ni completo.

Electrónica, moda y ocio, libres del bloqueo

En unos nueve meses, de cara a las próximas Navidades, se empezará a aplicar esta medida, que impedirá que los precios bailen o que te impidan irte de 'shopping' europeo para adquirir productos como electrodomésticos, productos de electrónica, moda y cosméticos. Esto no quiere decir que cualquier tienda de Lituania esté obligada a enviarte a casa lo que tu quieras si no ofrece este servicio, pero sí que podrás hacer la compra y ver cómo te las arreglas para recogerla o pactar una entrega ad hoc con el vendedor.

En unos nueve meses se empezará a aplicar esta medida, que impedirá que los precios bailen o que te impidan irte de 'shopping' europeo online

También se podrá disfrutar con más libertad de servicios proporcionados a través de internet y que no estén protegidos por derechos de autor, como los servicios en la nube, los cortafuegos, el almacenamiento de datos o alojamiento de páginas web. El ocio, hasta ahora también terreno pantanoso, deberá también estar exento de geobloqueo. Aquí la oferta es varia e incluye desde estancias en hoteles a entradas a estadios o espectáculos, pasando por el alquiler de vehículos.

Tu gozo en un pozo: Netflix seguirá siendo nacional

Decíamos que Bruselas ha ganado una batalla, pero no la guerra. Y eso se debe a que los contenidos digitales protegidos por derechos de autor -libros electrónicos, música, videojuegos, películas, retransmisiones de partidos, series…- no están incluidos en la nueva normativa. Esta delicada línea roja no ha sido cruzada aún, pero la Eurocámara ha pedido que en dos años la Comisión evalúe si puede dar pasos en ese sentido. El geobloqueo se queda, de momento, en una buena noticia a medias.

(Reuters)
(Reuters)

Desde la Organización Europea de Consumidores (BEUC) celebran la medida, pero piden que se vaya más allá. “Desgraciadamente, los legisladores no han hecho frente al geo-bloqueo del contenido audiovisual, como los deportes y filmes, ni tampoco la música o los libros digitales. Así que podemos decir que esta norma es un primer paso”, recalca su directora, Monique Goyens.

Punto débil: las sanciones en manos de los Gobiernos

Otro punto clave es que la legislación no prevé sanciones, ni medidas concretas en caso de incumplimiento. ¿Por qué? Porque se ha decidido incluirla bajo el paraguas de las normativas europeas de protección de los consumidores, en la que la parte de hacer cumplir la ley queda en manos de las autoridades nacionales. Un punto que permite una mayor flexibilidad a los países, pero que también hace que aumente el riesgo de que se mire hacia otro lado.

“La cuestión de la aplicación de las normas siempre es un problema, por ello es muy importante que los países pongan ahora su energía en comprobar que se cumple” el fin del geobloqueo, explica a El Confidencial Johannes Kleis, especialista de BEUC para cuestiones digitales. Las organizaciones de consumidores podrán denunciar los casos que sean detectados, pero quedará en manos de cada autoridad nacional decidir qué castigo aplicar a los incumplidores.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios