"estamos preparados para plantar miles de árboles"

¿Quieres reforestar Galicia? Esta 'startup' plantará un árbol por cada regalo de Navidad

Si quieres que cada regalo que hagas esta Navidad ayude a la reforestación del bosque gallego, tienes suerte: estos emprendedores plantarán un árbol por cada venta de sus relojes y gorras de madera

Foto:

En octubre de 2016, los hermanos Carlos y Guillermo Íñiguez lanzaron la 'startup' One Oak con un claro objetivo: vender relojes y gorras de madera de diseño con el compromiso de reforestar mucha más madera de la que utilizan y luchar así contra el cambio climático.

Dentro de este objetivo, y tras varias campañas de reforestación a sus espaldas en el Amazonas peruano, acaban de lanzar una nueva iniciativa: la reforestación de los bosques gallegos a partir del próximo mes de febrero.

Un árbol por cada compra

La iniciativa se enmarca dentro de su actividad comercial de estas fechas. Y es que, por la venta de cada una de sus gorras de madera o relojes de madera en estas navidades, la compañía plantará un nuevo árbol en Galicia.

Para ello se ha aliado con una ONG española. La germinación de semillas en el vivero comenzó a mediados de diciembre, y estarán listos para plantar los árboles en Galicia en febrero. Además, una parte importante del proyecto consistirá en asegurarse de que cada árbol prospere durante los próximos años con la ayuda de la ONG y voluntarios locales.

Los árboles serán castaños, nogales y hayas, autóctonos y muy resistentes a incendios


Los árboles que reforestarán son castaños, nogales y hayas. Son árboles autóctonos, muy resistentes a incendios y que absorben una gran cantidad de carbono de la atmósfera.

¿Y qué mejor manera de comprobar la reforestación que recibir una foto de tu propio árbol con el nombre que tú elijas? Así lo hará la 'startup', que también enviará a cada cliente dos fotos para que pueda seguir la evolución de su árbol. Una primera foto en fase de guardería, cuando la semilla haya germinado y el plantón alcance unos 30 centímetros de altura, y una segunda tras la reforestación de su árbol junto con la etiqueta con el nombre que cada usuario elija.

"Podemos plantar varios miles de árboles"

Todo esto empezó en octubre, como nos cuenta Carlos Íñiguez, cofundador de One Oak: "A raíz de los incendios de Galicia, nos planteamos hacer acciones de reforestación en España. Estuvimos buscando aliados, encontramos a la ONG y nos pusimos manos a la obra".

Y así nació todo: "Planteamos la campaña de Navidad para que, por la compra de cualquier reloj o gorra de madera, nosotros reforestaríamos un árbol en Galicia y tendríamos a cada cliente informado de su evolución".

Queremos romper expectativas y que cada regalo de Navidad se convierta en un árbol en Galicia

El número de árboles plantados, como decimos, dependerá de las ventas de esta Navidad: "Nosotros tenemos capacidad para reforestar varios miles de árboles, así que estamos preparados para romper cualquier expectativa y que cada regalo de Navidad se convierta en un árbol en Galicia", asegura Íñiguez.

No es la primera vez que One Oak lleva a cabo una iniciativa así en España: "En Black Friday, por cada reloj o gorra, nos propusimos plantar árboles en Navacerrada. Se superaron todas las previsiones y llevamos a cabo la campaña de reforestación el pasado 12 de diciembre".

Carlos Íñiguez, en el viaje de One Oak al Amazonas.
Carlos Íñiguez, en el viaje de One Oak al Amazonas.

700 árboles en el Amazonas

Lo cierto es que la campaña llevada a cabo en Navacerrada tampoco ha sido la primera de esta 'startup'. En los últimos meses, One Oak ha lanzado varias campañas de reforestación del Amazonas, con el objetivo de reforestar más de 500 kilos de madera en la selva peruana por cada producto vendido.

En colaboración con una ONG local, la compañía española acaba de regresar de la zona tras su última campaña para dar vida a nuevos árboles en el corazón del Amazonas. En total, la campaña consiguió llevar a cabo la reforestación del paraje con la plantación de más de 700 nuevos árboles.

En los últimos meses, One Oak ha recuperado más de 500 kilos de madera en la selva peruana por cada producto vendido

Las reforestaciones fueron en dos vías: la propia reforestación de la planta en sí y la realización de un ejercicio de pedagogía constante para concienciar a la población que reside en zonas de la selva de la importancia de cuidar y respetar el Amazonas.

Esta labor fue llevada a cabo tanto en los colegios como en talleres impartidos a los propietarios de parcelas privadas, con un objetivo de de concienciación basado en que conozcan lo perjudicial que puede llegar a ser para ellos mismos el hecho de quemar o talar selva, ya que esto hace que pierdan diversidad animal o no se fije en el suelo el agua de las lluvias.

Guillermo y Carlos Íñiguez son los cofundadores de la 'startup' One Oak.
Guillermo y Carlos Íñiguez son los cofundadores de la 'startup' One Oak.

Comprometidos con el medio ambiente

One Oak nació en octubre de 2016 con una doble vertiente, la del emprendimiento y la del compromiso social: "Queríamos emprender y estábamos buscando ideas para hacerlo, pero de manera sostenible. Una vez le vimos a un familiar un reloj de madera y nos gustó mucho, pero vimos que se podían mejorar el diseño y las condiciones", nos cuenta Guillermo Íñiguez. "Quisimos hacer complementos de madera con dos funciones: por un lado, que a la gente les gustasen más que los que ya había en el mercado; y por otro, usar la madera como recurso para devolver al planeta más de lo que utilizamos de él".

Para ello, se aliaron con una consultora medioambiental que se encargó de medir, al detalle, el impacto y la huella de carbono que dejarían al fabricar sus propios productos: "No queríamos hacerlo por hacer: buscábamos medir perfectamente el impacto que teníamos y no solo recuperarlo, sino dar mucho más".

Tenemos que consumir de otra manera, porque si no esto es totalmente insostenible, no podemos consumir recursos a este ritmo

Una vez hecho esto, le pusieron solución: "Cada vez que recurrimos a la madera para fabricar un producto, recuperamos mucha más de la que hemos usado. Así compensamos el impacto medioambiental de la fabricación y transporte de los productos y aportamos mucha más madera gracias a la reforestación".

El desarrollo de One Oak como 'startup', en definitiva, nace con un objetivo medioambiental y de sostenibilidad: "Tenemos que consumir de otra manera, porque si no esto es totalmente insostenible, no podemos consumir recursos a este ritmo". Que así sea.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios