Black Friday: consejos para comprar con tarjeta sin llevarse ningún susto
  1. Tecnología
comprar seguro

Black Friday: consejos para comprar con tarjeta sin llevarse ningún susto

Si bien estos consejos pueden servir para cada día, son mucho más útiles en momentos de compras generalizadas, como el Black Friday, el CyberMonday o las Navidades

placeholder Foto: Compras con tarjeta por Internet (Pixabay)
Compras con tarjeta por Internet (Pixabay)

Si bien cada vez es más habitual realizar las compras por Internet, hay determinados días que están marcados en el calendario como jornadas de compras masivas: el Black Friday —o la BlackWeek y su consiguiente CyberMonday— es uno de ellos. Este viernes, multitud de cadenas de tecnología, de electrodomésticos, de muebles... infinidad de tiendas lanzan sus ofertas y descuentos para fomentar las compras durante uno o varios días. Pero ojo, porque muchas de estas ofertas son solo accesibles a través de Internet. Y es aquí donde a muchos les empiezan a surgir las dudas.

Es importante tener en cuenta muchos aspectos de seguridad para evitar tener problemas en situaciones como esta. Entre otros aspectos, es vital que el consumidor conozca sus derechos como cliente, y que además tenga presente y sea consciente de que cuando hay más actividad en la red, no solo aumentan las visitas, sino también la ciberdelincuencia, por lo que seguir unos determinados pasos —comprobar todo, guardar documentación y publicidad...— puede ser la tabla de salvación en caso de llegar a tener algún problema. Pero además, hay que conocer el sistema de pago que se va a utilizar.

Foto: Ofertas del Black Friday.

El responsable de medios de pago de Deutsche Bank, Luis Miegimolle, recuerda que es recomendable seguir algunas pautas para, además, sacar el mejor partido al pago con tarjeta bancaria y hacer un uso no solo inteligente de la misma, sino también responsable.

1. ¿Tarjeta de crédito? ¿Seguros? En ocasiones, el usuario no sabe ni de cuántas tarjetas bancarias dispone ni cuáles son las ventajas que pueden estar asociadas a esa tarjeta. En caso de tener tarjeta de crédito, es importante saber que es una ventaja que "el dinero que se va a emplear en las compras no tiene por qué estar en cuenta". Además, recuerda Miegimolle, "la mayor parte de tarjetas incluye varios seguros, algunas veces gratuitos, cuyo objetivo en la mayoría de ocasiones es la compra protegida y segura".

Además, algunas tarjetas bancarias ofrecen la acumulación de puntos o la posibilidad de "disponer de descuentos" al utilizarla para las compras online. "Estos puntos pueden cambiarse por productos, billetes de avión, alojamientos en hoteles o por otros servicios", explica.

placeholder Las compras online crecen cada día más. (iStock)
Las compras online crecen cada día más. (iStock)

2. ¡Ponte límites! Pero hazlo en serio y no solo este día. "Las tarjetas nos pueden ayudar a controlar los gastos mensuales, puesto que en cada operación recibimos un comprobante que nos permite llevar un registro a través de la banca 'online' de lo que estamos gastando y lo que nos queda de saldo. A su vez, el estado de cuenta mensual nos puede servir para ver si estamos gastando demasiado en algunas cosas y nos permite organizar el presupuesto del mes que viene”, explica Miegimolle.

Asimismo, el límite de crédito se puede utilizar para evitar los excesos en las compras, por lo que se puede determinar un límite adicional al que fija la entidad bancaria, que sea de carácter diario o semanal.

3. Compras seguras. Este es un consejo que se repite continuamente, pero si se hace es por alguna razón. Miegimolle insiste en que si bien cada vez son más seguros los sitios web de compras "todavía hay que tener mucho cuidado para evitar los fraudes relacionados con la clonación de tarjetas de crédito y la venta de productos defectuosos".

Foto: Una tarjeta de crédito 'contactless'

Desde Deutsche Bank recomiendan seguir estos pasos: utilizar siempre sitios web seguros, realizar compras y transacciones solo en ordenadores privados, comparar el valor de los bienes en diferentes sitios y activar los servicios de aviso de confirmación de compra. Adicionalmente, hay que recordar que en ningún caso se solicita el código PIN de la tarjeta

4. Divide y vencerás. O al menos, llegarás mejor a final de mes. Las tarjetas ofrecen siempre la posibilidad de pagar a plazos. "Las modalidades son tan diversas como la liquidación de las compras a fin de mes, el pago a plazos con la tarjeta por un importe mínimo o el pago a plazos por un porcentaje mínimo”, explica Miegimolle. Eso sí, es importante controlar el importe que se va a cobrar mensualmente y las repercusiones en términos de intereses para "evitar que se liquide un importe mayor del que dispones en tu cuenta y esta se quede ‘en descubierto’”.

5. Sé responsable. Lo último y que, quizás, debería ser lo primero es ser responsable, y hacer un uso responsable de la tarjeta. Se puede hacer un ejercicio práctico basado en preguntas tan sencillas como '¿Necesito de verdad hacer esta compra?'. Hay veces que se quiere comprar algo pero es un producto o un servicio que puede esperar, o cuyo precio no variará tanto en un día como el Black Friday. Es importante valorar todos estos aspectos para no rebasar la capacidad de pago.

Ofertas del Black Friday Compras Tarjetas de crédito Internet