Intercepta y derriba en 15 segundos

El nuevo sistema del Ejército español capaz de derribar drones-bomba en pleno vuelo

Defensa acaba de adquirir de forma urgente un nuevo sistema antidron capaz de interferir e inutilizar estos aparatos. El objetivo es usarlos para evitar los drones-bomba del ISIS

Foto: El sistema antidron AUDS (Foto: Blighter Surveillance)
El sistema antidron AUDS (Foto: Blighter Surveillance)

Mosul está ya en manos del ejército iraquí tras meses de feroces combates que han dejado la ciudad arrasada, y durante los cuales el Daesh ha utilizado todo tipo de armas para defender sus posiciones, entre ellas un nuevo tipo de armamento para un grupo terrorista: drones comerciales transformados en bombarderos. Para proteger a las tropas españolas de amenazas de este tipo se acaba de efectuar la compra urgente por parte del ministerio de Defensa de varios sistemas antidron AUDS del fabricante británico Blighter por un importe cercano a los doss millones de euros. Se trata de uno de los sistemas más avanzados del momento.

AUDS es una solución integrada para eliminar la amenaza de drones de hasta nueve kilogramos de peso en un radio de hasta 10 kilómetros que es capaz de detectar y seguir para después identificar objetivos e interferir sus canales radiofónicos de control, obligándolos a aterrizar o provocando que se estrellen. Cada una de las funciones (detección y seguimiento, identificación e interferencia) las lleva a cabo un módulo especializado procedente de un fabricante diferente.

De la detección y seguimiento se encarga un radar de seguridad aérea serie A400 de Blighter que trabaja en la banda Ku y tiene un alcance máximo de 10 kilómetros y la capacidad de detectar objetos con una sección equivalente de radar (RCS en sus siglas en inglés) de 0,01 m2 (10 cmX10 cm). Tiene una cobertura horizontal de 180 grados (360 opcionalmente) y vertical de 10 o 20 grados según la antena escogida; con la adición de un sistema optativo de inclinación la cobertura puede variar entre -40 y +30 grados en la vertical. El radar es capaz de detectar y seguir drones de ala fija o de hélices horizontales (tipo multicóptero) y es del tipo PESA (passive electronic scanning array, radar pasivo de barrido electrónico).

(Foto: Blighter Surveillance)
(Foto: Blighter Surveillance)

Tras la detección de un blanco se pasa el control al módulo de seguimiento Hawkeye de Chess Dynamics, que consta de una cámara de alta resolución Piranha 46 y una cámara térmica de alta sensibilidad montadas sobre una plataforma de posicionamiento dinámico Viper con capacidad para rotar 60 grados por segundo y una cobertura de 360 grados en la horizontal y entre -50 y +60 grados en la vertical.

Un sistema de seguimiento se encarga de localizar y seguir al dron detectado grabando sus movimientos; estas grabaciones pueden emplearse después para análisis o como pruebas de cargo judiciales. El sistema Hawkeye puede opcionalmente ser dotado con un proyector de luz de 1,4 grados de haz para cegar las cámaras del intruso. El sistema de control es capaz de identificar las amenazas comparando las imágenes con una biblioteca de drones conocidos.

Un operador maneja el sistema antidron AUDS (Foto: Blighter Surveillance)
Un operador maneja el sistema antidron AUDS (Foto: Blighter Surveillance)

Montado coaxialmente en la misma plataforma está el módulo disruptor, un inhibidor direccional radiofónico construido por Enterprise Control Systems con una antena de alta ganancia que trabaja en cinco bandas de frecuencia. Sus niveles de potencia permanecen clasificados. Entre estas bandas de frecuencia se encuentran las GNSS usadas por el sistema de posicionamiento GPS así como las del wifi que emplean muchos drones de juguete y para aficionados.

El sistema es capaz de realizar el ciclo completo de detección, interferencia y anulación de la amenaza en apenas 15 segundos

La biblioteca de amenazas permite enviar perfiles de disrupción personalizados para cada atacante, usar bloqueos inteligentes y también añadir nuevos perfiles de amenaza mediante 'software'. Con los sistemas de guía interferidos los drones comerciales habitualmente aterrizan de forma automática, aunque la interferencia puede también provocar que se estrellen. La anulación de las señales GPS y de cualquier posible envío de imágenes puede, como mínimo, bloquear la misión del aparato volador no tripulado. Según fuentes de la empresa, el AUDS es capaz de realizar el ciclo completo, de detección a interferencia y anulación de la amenaza, en apenas 15 segundos.

(Foto: Blighter Surveillance)
(Foto: Blighter Surveillance)

El paquete completo, con los tres elementos integrados, puede instalarse en posiciones fijas sobre trípodes o bien en vehículos, con las antenas del radar separadas o integradas en el mismo poste que soporta la torreta con las cámaras e interferidor. Diseñado inicialmente para proteger instalaciones como edificios o aeropuertos, el componente radar ha sido desplegado en lugares como la zona desmilitarizada entre las dos Coreas.

El sistema completo ha sido evaluado por instituciones francesas y británicas y por la FAA para los aeropuertos en EE UU; ejércitos como el británico y el estadounidense han adquirido ejemplares. Los sistemas españoles fueron adquiridos por procedimiento de urgencia y entregados a finales del pasado mayo, probablemente con destino a los despliegues de tropas españolas en el extranjero, que gracias a ello estarán a salvo de drones bombarderos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios