ante todo seguridad

Los inventos que te pueden evitar un accidente en bici (y salvar la vida)

Cada vez vemos más accidentes en calles y carreteras con ciclistas de por medio. Pero la tecnología ha puesto toda la carne en el asador para intentar acabar con estos siniestros

Foto:

Según la DGT, desde 2011 los heridos tras sufrir un accidente mientras circulaban en bicicleta han aumentado en siete de cada 10 provincias españolas. A nivel europeo, los ciclistas ya representan el 7% de las muertes en carretera y lo peor ocurre en países como Holanda, cuna de este medio de transporte, donde el 25% de los accidentes de tráfico implican a algún usuario de este tipo de vehículos.

Para intentar romper estas tendencias, investigadores de todo el mundo se han lanzado a desarrollar inventos y aplicaciones para mejorar la seguridad de la gente que se mueve en bici, y reducir los datos de siniestralidad. Desde proyectos colaborativos hasta 'startups' creadas en exclusiva para desarrollar este tipo de inventos, la tecnología intenta ayudar a los ciclistas de formas muy distinas. Eso sí, si usas bicicleta seguro que alguno de estos inventos te viene genial.

Cámara Fly6

Esta cámara de origen austaliano causó verdadero furor en Kickstarter cuando sus inventores se lanzaron a conseguir financiación para poder hacer realidad su idea. Para que te hagas una idea, multiplicaron por tres el dinero que necesitaban para llevar a cabo su proyecto.

El invento consiste en una pequeña cámara con un reflectante que se engancha en la parte trasera del sillín de bicicleta y graba todo lo que ocurre con un ángulo de 130 grados y audio incorporado. Todo solo por 140 euros.

 (Fly6)
(Fly6)

Con sus 5 horas de memoria, lo que busca es que los conductores se lo piensen dos veces antes de hacer alguna maniobra ilegal y peligrosa para el ciclista. Imagina que un coche te golpea por detrás y se da a la fuga, toda lo sucedido quedará registrado en tu Fly6.

Por si te sientes más seguro, la empresa que creó esta exitosa cámara también vende una cámara delantera con la misma intención. El objetivo es claro, que, además de grabar tus rutas en bici, estes más seguro mientras pedaleas. Su precio ronda los 350 euros.

Adhesivos reflectantes Fiks

Muchas veces creemos que vamos bien iluminados cuando salimos a montar en bicicleta. Llevamos luces traseras y delanteras, pero nos olvidamos de los lados. Por eso la empresa Fiks ha desarrollado unos adhesivos que se pegan a las llantas de las ruedas y hace que se iluminen en la oscuridad. Un invento muy simple y barato que hace que te sientas mucho más seguro en los movimientos laterales.

Quizá, uno de los puntos más peligrosos cuando se monta en bicicleta en carretera, y rodeado de automóviles, son los lados. Los conductores pierden mucha visibilidad fuera del halo que dejan los focos del coche y sus maniobras son menos predecibles. Por eso, cuanto mejor iluminado se esté en la bici, mejor.

Por algo menos de 20 dólares puedes hacerte con estas adhesivos reflectantes, de gran ayuda en lugares de poca visibilidad. Además, tienes la oportunidad de comprarlos de diferentes colores para más comodidad y, por qué no, para ir cambiando si te aburres.

(Fiks)
(Fiks)

Hövding, el casco-airbag

Este elemento puede revolucionar la seguridad vial en el mundo del ciclismo. Creado con un aspecto de bufanda, este airbag para ciclistas fabricado por dos estudiantes suecos, busca proteger la cabeza del accidentado ante cualquier golpe.

A pesar de que se está encontrando con bastantes problemas en su implementación, ya que para usarlo necesita que no lleves otro tipo de casco, lo cierto es que un salvavidas para los ciclistas urbanos.

 (Hövding)
(Hövding)

El dispositivo funciona con una serie de sensores que saltan cuando nota el accidente para proteger la cabeza del ciclista. Para que los sensores funcionen, este airbag cuenta con una batería que dura 18 horas y se carga por una ranura USB. Además, el dispositivo se desactiva al abrir la cremallera de la "bufanda" por lo que la batería puede durarte varios días sin problemas.

Este Hövding podría acabar en un futuro con el uso de los poco estéticos cascos de bicicleta y dar una alternativa más cómoda a los ciclistas. Eso sí, el precio ronda los 300 euros y para el verano no parece muy atractivo.

Sistema con conexión inteligente COBI

Este invento alemán nacido también en Kickstarter intenta no solo darte más seguridad, sino convertir tu bici en mucho más que un vehículo de dos ruedas. Te ofrece un sistema de iluminación inteligente con intermitentes incluidos, sistema de gps, cargador para tu móvil y seguridad adicional.

Lo mejor de todo es que lo puedes montar en tu bicicleta sin tener que cambiar practicamente nada de ella. La idea es que gracias a la tecnología puedas pedalear de una forma mucho más eficiente y segura gracias a la inteligencia que te otorga todo el sistema COBI.

No convertirá tu cuadro en el chasis de un coche pero si te dará una ayuda genial para montar en bicicleta. Todo sea para poder mejorar tu experiencia y andar más seguro en carretera. Eso sí, para ello necesitas algo de dinero, el sistema completo cuesta 339 euros.

Cascos plegables Closca

Este invento valenciano busca dar una vuelta de tuerca al problema del uso del casco en la ciudad. Mucha gente no lo lleva puesto (o lo acepta a regañadientes) debido a lo molesto que es cargar con él todo el día. El invento de Closca minimiza mucho este problema.

Su fama ha llegado a todo el mundo y se ha puesto de moda en lugares como Silicon Valley. Su secreto no solo parece estar en su capacidad de plegarse en un segundo, sino que los cascos Closca Fuga, así es su nombre oficial, cuentan con un chip que recoge todo tipo de información sobre el usuario, como tu historial médico o información personal que no quieres perder si tienes un accidente. Por 120 euros puedes tener uno ya mismo.

 (Closca)
(Closca)

6. Visor Bouclier

Los cascos para montar en bici siempre suelen caracterizarse por no ser demasiado bonitos, ni estéticos, además de proteger solo parte de la cabeza. Por eso Lydia Callaghan, creadora de la empresa Bouclier, decidió lanzar en Kickstarter un proyecto para crear una especie de viseras que diesen un toque diferente a los cascos.

El objetivo principal de la misma es acabar con la necesidad de tener que llevar continuamente gafas de sol para pedalear. Para ello pensó crear una especie de visera, similar a las de las motos, que pudiera ayudar a los ciclistas con este problema.

Pero, además de para quitarte el sol de la cara, este invento, adaptable a cualquier tipo de casco, puede ayudarte a evitar el viento en la cara o mejorar tu visión por solo 55 dólares. Una adaptación del mundo de la moto al ciclismo que también cumplió con creces su objetivo de financiación en la plataforma de crowdfunding más conocida del mundo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios