crecen los hospitalizados en 38 provincias

Menos muertos pero más heridos: datos para entender la siniestralidad ciclista

Los heridos en las vías interurbanas españolas aumentan en el 70% de las provincias. El número de fallecidos, en cambio, está en su mínimo histórico

Foto: Los servicios de bici pública fomentan el uso de este medio de transporte.
Los servicios de bici pública fomentan el uso de este medio de transporte.

La tendencia es la misma en las carreteras y en las ciudades, en el norte y en el sur de España, en las islas y en la Península. Los heridos tras sufrir un accidente mientras circulaban en bicicleta han aumentado en siete de cada 10 provincias españolas desde 2011, según se desprende del análisis de los datos públicos de la Dirección General de Tráfico (DGT). El aumento del uso de la bicicleta tanto en carreteras extraurbanas como en las almendras centrales de las principales urbes, junto a una cultura ciclista todavía muy verde en España, son factores determinantes para ello. Y la escasez de datos oficiales sobre este medio de transporte no facilita el debate.

El accidente que acabó con la vida de Eduardo Monfort y Alberto Contraras el pasado domingo en Valencia ha vuelto a poner el foco en la seguridad vial de este colectivo. Los datos de fallecidos no deben alarmar —y en esto coinciden todos los expertos consultados—. Los accidentes que acaban con la vida de los ciclistas han tocado su mínimo histórico en vías urbanas en 2015, cuando 10 de ellos han perdido la vida. En las interurbanas, la tendencia también es a la baja.

Esta disminución viene de la mano, además, del aumento del uso de la bicicleta. El último Barómetro de la Bicicleta, de septiembre de 2015, pone de manifiesto "un significativo crecimiento en el uso de este vehículo desde 2011". Un crecimiento que se centra en las ciudades, donde en algunos casos roza el 60% en cuatro años. El uso de la bici con fines turísticos o deportivos, en cambio, se ha estancado.

¿Qué ha ocurrido, mientras, con los accidentes menos mediáticos? La DGT permite desglosar a nivel regional o provincial el número de accidentes en los que hay una bicicleta involucrada solo hasta el año 2013. A partir de esa fecha, toca fijarse en el número de heridos leves u hospitalizados durante más de 24 horas.

Como se observa en el siguiente gráfico, la tendencia de heridos en carreteras interurbanas es al alza en 38 de las 50 provincias españolas, es decir, en el 73% de ellas. El número de heridos hospitalizados en calzadas de este tipo ha llegado en 2015 a los 322, una cifra que no alcanzaba desde 1999. El número total de heridos fuera de las ciudades ha pasado de los 1.460 de 2011 a los 2.306 de 2015, último año con datos disponibles.

La concentración de accidentes en este tipo de vías es en las horas punta del fin de semana, indican los datos de Tráfico. Sábados y domingos, entre las 10:00 y 13:00 —horas clásicas para ‘salir’ en bici—, son los que más accidentes acumulan en los últimos años a nivel nacional. Eso sí, en caso de accidentes, en algo más del 50% de ellos el ciclista no comete ninguna infracción. En cambio, en el caso de accidentes con coches involucrados, seis de cada 10 veces el conductor incumple alguna norma o sobrepasa los límites de velocidad, según los datos de la DGT.

Identificar el riesgo

¿Más bicis significan más accidentes o más heridos? La comparación con países donde la bicicleta es un medio de transporte al uso todos los días indica que no. "En Dinamarca, donde el 35% de la población utiliza la bici para moverse a diario, hay menos accidentes que en España", explica Manuel Martín, coordinador técnico de ConBici, plataforma de defensa de la bici en España. Lo que sí aumenta donde más se usa la bici es el porcentaje de víctimas en las carreteras que son ciclistas: en Holanda, el país europeo que más utiliza este medio de transporte, el 25% de los accidentes implican a sus usuarios. A nivel europeo, los ciclistas representan un 7% de las muertes en carretera, frente al 46% de los coches.

En el caso español, destaca también la falta de datos. No solo es imposible detectar el número real de conductores de bicis, sino también identificar su presencia real en las carreteras. "Nos falta poder identificar el riesgo real, que se obtendría conociendo cuáles son los kilómetros reales recorridos por los ciclistas a diario", subraya el coordinador de ConBici. Algo que ya se puede poner en marcha, explica, es "la creación de una cultura de la bicicleta, empezando por ejemplo con incluir esta perspectiva en los cursos de seguridad vial en los colegios".

Fuentes de los datos de esta información

Para elaborar esta información se han utilizado dos fuentes del mismo organismo, la Dirección General de Tráfico. Puede acceder al dataset completo y a las fuentes originales en nuestro Github

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios