la red social apunta a finales de verano

Netflix, Apple y ahora Facebook: así quieren conquistar tu salón a golpe de series propias

La compañía de Mark Zuckerberg es la última en subirse al carro de los contenidos audiovisuales. ¿El motivo que empuja a los grandes de Silicon Valley? La publicidad

Foto: Silicon Valley es una de las últimas series de éxito de HBO. ¿Serán capaces Apple o Facebook de replicar ese éxito? (HBO)
Silicon Valley es una de las últimas series de éxito de HBO. ¿Serán capaces Apple o Facebook de replicar ese éxito? (HBO)

El próximo Juego de Tronos, Breaking Bad o Perdidos puede de llegar de una productora poco tradicional. Youtube, Spotify o Apple ya han hecho públicos sus intereses en crear contenidos propios para competir con las televisiones convencionales así como con los nuevos jugadores del sector (Netflix, HBO, Amazon). ¿El último invitado a la fiesta? Facebook, que acaba de hacer pública su intención de comenzar a emitir contenidos propios "a finales de verano" después de haber anunciado un par de producciones en las últimas semanas.

La noticia apareció publicada ayer en The Wall Street Journal y revela una curiosa realidad: los gigantes de Silicon Valley se están pasando, uno a uno, a la producción de series. El motivo parece encontrarse en los ingresos generados por la publicidad, un mercado de decenas de miles de millones, según el artículo del WSJ. "Facebook es una plataforma de distribución de contenidos. Se metieron como red social, pero el negocio estaba en la distribución y el vídeo es más rentable a medio plazo ya que es donde el mercado publicitario tiene más relevancia", afirma Pablo Romero, director de contenidos de Yomvi hasta 2016 y en la actualidad en Tarkinia, otra firma dedicada a los contenidos audiovisuales.

Los creadores también creen que la entrada de la red social, y de otras tecnológicas, responde a un mismo reclamo. "¿A qué responde el anuncio? A que hay negocio. Los medios se nutren de publicidad online cuya principal ventana es el vídeo, la publicidad en 'preroll'. Facebook comenzó dejando que los usuarios subieran sus propios vídeos así que parece un paso lógico", opina Guillermo de Oliveira, director y productor en Zaprueder Pictures, firma especializada en "producir vídeos en Youtube para otras marcas".

El negocio está en la distribución y el vídeo es más rentable a medio plazo ya que es donde el mercado publicitario tiene más relevancia

El plan de Facebook pasa por producir todo tipo de series, con presupuestos cercanos a los tres millones de dólares por capítulo (cifra reservada a las producciones de mayor envergadura), dirigidas a un público de entre 13 y 34 años y que esté en la línea de producciones como Pretty Little Liars, Scandal o el reality The Bachelor. Strangers, un drama dirigido al público 'millenial', y Last State Standing, una especie de Grand Prix en la que participantes de cada estado de los Estados Unidos se miden en pruebas para ver quién es el mejor.

La red social también pretende crear contenidos de unos diez minutos, que podrían aparecer en el buscador, y que estaría negociando con Buzzfeed, ATTN o refinery 20. A los creadores de esos contenidos se les ha prometido una media de "entre 5.000 y 20.000 dólares por capítulo" en concepto de publicidad. Facebook considera que su plataforma es un lugar ideal para crear una comunidad alrededor de las series. Ficciones que, a diferencia de Amazon o Netflix, se emitirán una vez por semana al estilo de la televisión tradicional y, por el momento, descarta los contenidos políticos así como series infantiles o protagonizadas por adolescentes u otras que contengan desnudos o lenguaje malsonante.

FILE PHOTO: A picture illustration shows a Facebook logo reflected in a person's eye, in Zenica, March 13, 2015.  REUTERS Dado Ruvic Illustration File Photo
FILE PHOTO: A picture illustration shows a Facebook logo reflected in a person's eye, in Zenica, March 13, 2015. REUTERS Dado Ruvic Illustration File Photo

"El negocio no está sólo en la publicidad —aclara Romero—, también en el tráfico, en la gestión, en las visitas, el tiempo de consumo de cada usuario... las unidades que siempre se han vinculado a lo digital". El antiguo director de contenidos de Yomvi recuerda que ahora el mercado publicitario se mueve "por tiempo consumido" y que las visitas se miden por la permanencia: "Los contenidos como las series son los que aseguran la mayor continuidad en el tiempo".

"Tiene más sentido que Facebook se lance a crear contenidos que Amazon, por ejemplo. Todo dependerá de que sepan adaptarse y dar a sus usuarios lo que demandan", declara Oliveira. El productor opina que el gran problema al que se enfrenta la red social es la oferta masiva a la que se enfrentan hoy en día los usuarios. El Wall Street Journal cifró en más de 450 las series que se emitieron en 2016 en Estados Unidos. "A los creadores nos dificulta mucho el trabajo porque es muy difícil hacerse un hueco y llamar la atención. Lo que se impone, y más en estos tiempos, es la calidad", subraya.

Un motor para Google

Esa publicidad en vídeo que señalaba Oliveira es uno de los factores que han motivado el ascenso de Google gracias a una locomotora llamada Youtube a la que hay que sumar la publicidad generada por Android. El portal de vídeos gestiona la publicidad a través de una plataforma llamada TrueView que gestiona dos tipos de anuncios: los que se pueden cancelar pasados cinco segundos (y que sólo se cobran si el espectador aguanta treinta segundos) y los que aparecen en el reproductor y que se pueden pinchar durante un vídeo.

Según las cifras que Alphabet, la compañía que engloba a Google y al resto de propiedades del buscador, a finales de 2016 el buscador había generado más de 16.000 millones de dólares en ingresos, una cifra que superaba en 3.000 millones a la que se registró en el mismo periodo de 2015. En 2016, Google aseguraba que el tiempo medio de sesión estaba en torno a los cuarenta minutos.

Facebook y Netflix juegan con las mismas armas: mercados globales, productos tecnológicos y desarrollados por ingenieros de software

Por ello no parece extraño que Youtube, Apple o Spotify se hayan subido al carro de las series y que Facebook haya decidido entrar en la misma pelea. La duda, señalan algunos medios, reside en saber si la red social llega tarde, ante la desmesurada oferta de series que tienen los espectadores: televisión convencional, televisión de pago, plataformas online, las tecnológicas de Silicon Valley...

"Ahí sí que haría bandos", sostiene Romero. "Facebook y Netflix juegan con las mismas armas: están en mercados globales, son productos tecnológicos y están desarrollados por ingenieros de software. Hay más similitudes entre ellos que las que puede tener un operador tradicional, como Movistar, o un canal de distribución como la televisión pública". Romero cree que aunque vienen de orígenes distintos (el vídeoclub que envía películas a domicilio frente a la red social), ambas plataformas son muy similares. Y no recela del posible éxito de la red social de Mark Zuckerberg: "El éxito de Facebook Live es incuestionable".

¿Vendrá el próximo Breaking Bad de la mano de Silicon Valley? (AMC)
¿Vendrá el próximo Breaking Bad de la mano de Silicon Valley? (AMC)

¿Qué papel le queda a los operadores convencionales? ¿Cómo se consumira la televisión en los próximos años? Aunque la CNMC reveló que sólo un 12% de hogares españoles consumían televisión de pago, Romero está convencido del éxito de este nuevo modelo. "El mundo audiovisual se gestionará en 'apps' y no en canales. La batalla está en ganar cuota de presencia en dispositivos, sean móviles o televisores inteligentes 4K", prevé. Una lucha en la que entran muchos actores pero sólo sobrevivirán los más fuertes.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios